piernas_pesadas

Drenaje linfático y presoterapia

¿Qué es el drenaje linfático?
El drenaje linfático es una técnica de que consiste en aplicar diferentes presiones o masajes suaves sobre diferentes zonas del cuerpo (bien con las manos, o bien con un equipo de presoterapia) con el objetivo de mejorar la circulación de la linfa y el sistema linfático. La función de esta técnica es la de mejorar la contracción automática de los vasos linfáticos, ayudando a eliminar edemas y otras alteraciones derivadas de una mala circulación de la linfa.

El sistema linfático se encarga de transportar los deshechos derivados de la nutrición de las células hasta la sangre, que posteriormente los lleva hasta el sistema excretor para eliminarlos. Los edemas aparecen cuando el sistema linfático no puede depurar ciertas zonas, por lo que los líquidos y sustancias se estancan. La presión que se aplica durante el drenaje linfático ayuda a arrastrar los líquidos retenidos hacia el sistema circulatorio y la sangre. Además de transportar las sustancias de desecho de las células, el sistema linfático también actúa como defensa del organismo; esto se debe a los ganglios linfáticos, unas estructuras que se sitúan en varias zonas del sistema y que actúan depurando los agentes patógenos y neutralizando los daños que puedan producir.
El hecho de que se acumulen líquidos en los tejidos puede deberse a varias causas, como un mal funcionamiento del propio sistema linfático, natural o inducido (este último debido normalmente a una extirpación de ganglios linfáticos, algo frecuente en el tratamiento quirúrgico de ciertos tumores). También se pueden acumular líquidos por causas que no tienen que ver con la linfa, como en el caso de edemas venosos, lipedemas, edemas traumáticos, edemas durante el embarazo, cirrosis hepática, malnutrición, etcétera.

Beneficios para la salud del drenaje linfático
El drenaje linfático se utiliza en muchos campos. Por ejemplo, cada vez más en el área de oncología para el tratamiento de edemas traumáticos, linfedemas y complicaciones linfáticas derivadas de una cirugía. También se utiliza muy a menudo para tratamientos circulatorios o como refuerzo en tratamientos de pérdida de peso, celulitis, etc.

Los beneficios que aporta esta técnica son:
· Reactiva la circulación linfática y ayuda a eliminar el exceso de líquidos y sustancias de desecho del organismo.
· Reduce la inflamación derivada de la retención de líquidos, regulando el tono muscular.
· Contribuye a mejorar las defensas del organismo al favorecer la función de los ganglios linfáticos.
· Mejora el aspecto de la piel y combate enfermedades y afecciones como la celulitis o el acné.
· Tiene un efecto analgésico, por lo que también se recomienda en dolores derivados de enfermedades como la fibromialgia.
· Tiene un efecto relajante en el sistema nervioso, aliviando situaciones de estrés y ansiedad, pero también combatiendo los efectos de patologías como migrañas y vértigo.
· Mejora la circulación sanguínea (el sistema linfático se complementa con el aparato circulatorio) y ayuda a eliminar problemas derivados de una mala circulación, como las varices.
· Estimula la función renal.

Contraindicaciones del drenaje linfático
Aunque el drenaje linfático tenga numerosos beneficios sobre el organismo, en algunas circunstancias no es recomendable debido a los efectos que puede producir. Las principales contraindicaciones se dan en casos de:
· Infecciones agudas: mejorar la circulación de la linfa puede ayudar a que la infección se propague por el organismo.
· Flebitis y trombosis.
· Insuficiencia cardiaca: con el drenaje linfático se exige un esfuerzo cardiaco mayor, algo no recomendado cuando se sufre una insuficiencia cardiaca.
· Hipotensión arterial: después de una sesión de drenaje linfático, la presión arterial baja, por lo que no es recomendable someterse a esta terapia en casos de hipotensión previa.
· Inflamaciones agudas.
· Asma y bronquitis asmática aguda: el drenaje linfático, debido a su efecto estimulador sobre el nervio neumogástrico, puede provocar la aparición de una crisis asmática en individuos que sufran bronquitis o asma.
· Edemas linfodinámicos y desnutrición.
· Dermatitis y eccemas agudos.
· Tumores malignos.
· Síndrome del seno carotídeo: las personas que sufren esta patología tienen una hipersensibilidad del seno carotídeo que hace que su estimulación cause grandes cambios en la frecuencia cardiaca y en la presión arterial, por lo que el drenaje linfático no está recomendado en estos casos.

Solicita información en el 941 245 219 y estudiaremos tu caso de forma GRATUITA y sin compromiso.

Te esperamos.

Leer Más

beautiful-woman

Cómo afecta el frío a nuestra piel

El frío es uno de los agentes externos que más puede agredir a nuestra piel, que ya ha sufrido los efectos de la sobre-exposición continuada a la radiación solar durante el verano. Por ello, es el momento de regenerarla y protegerla.

Es importante revisar la piel en esta época, en la que este órgano de nuestro cuerpo necesita una atención profesional especial. Es básico abrigarla con activos específicos y, como elemento clave, no puede faltar el filtro solar también en invierno.

El objetivo de los tratamientos que recomendemos para cara, cuello y/o escote han de perseguir:

· Eliminar las toxinas.
· Promover la circulación sanguínea y oxigenar la piel.
· Estimular la producción de colágeno.
· Tensar el contorno de la mandíbula y tonificar el cuello.
· Reafirmar los pómulos y la boca.
· Minimizar la hinchazón de los ojos.
· Drenar la acumulación de líquidos.

Tratamientos como nuestra Higiene Facial o Revitalización facial persiguen purificar la piel mediante una limpieza y peeling celular que va seguido de un tratamiento personalizado para cada área de la cara, el cuello y el escote. Es importante la utilización de producto o mascarilla adecuado según nuestro tipo de piel, ya que desestresa, nutre y repara para posteriormente redefinir, desintoxicar, exfoliar y, finalmente, reafirmar y devolver la salud y luminosidad.

Infórmate sin compromiso en el 941 245 219 y te asesoraremos sobre cuál es el tratamiento más adecuado para ti.

¡Te esperamos!

Leer Más

Ácido Hialurónico 3 - SIN fondo

Tratamientos faciales con hidroxiapatita cálcica

Últimamente hemos recibido varias consultas sobre la hidroxiapatita cálcica (su nombre comercial más conocido es Radiesse®) y su utilización para la reducción de las arrugas, la reposición de volúmenes y la mejora del contorno del rostro.

Es un relleno inyectable con efecto lifting que aporta firmeza y tensión a la piel al actuar directamente sobre las células que producen el colágeno y la elastina.

Sus indicaciones son muy diversas al ser un producto muy versátil.

Una sesión dura generalmente entre 30 y 40 minutos. Los efectos son visibles inmediatamente tras la inyección, alcanzando sus resultados óptimos aproximadamente a los tres meses y aunque los resultados cambian de una persona a otra (ya que dependen del problema a corregir, del tipo de piel, edad y metabolismo de cada paciente), podemos hablar en general de una duración de entre 8 y 13 meses.

Es un tratamiento que puede combinarse con otros rellenos dérmicos.

En general no es un tratamiento doloroso (aunque en algunos casos se puede aplicar previamente una pequeña cantidad de anestesia tópica para minimizar cualquier molestia) y aunque algunos pacientes experimentan una discreta inflamación o enrojecimiento tras la inyección, permite la vuelta a la actividad diaria prácticamente de forma inmediata.

Amplía información sin compromiso o solicita Consulta de Evaluación Médica (GRATUITA y sin compromiso) en el 941 245 219 o escríbenos a [email protected]

Leer Más

2017.06.23 Entrevista Envejecimiento Cutáneo3

Entrevista: el envejecimiento cutáneo

El paso de los años nos pasa factura en todo el cuerpo, pero quizás se note más en la cara porque es nuestra carta de presentación. Os presentamos ahora una breve entrevista a nuestro Director Médico, José Antonio Hernández, con relación al envejecimiento cutáneo:

¿Por qué se produce el envejecimiento de la piel?
El envejecimiento de la piel es un proceso dinámico cuya evolución depende de factores genéticos y hormonales (lo que llamamos “reloj biológico”), pero además también hay una serie de factores ambientales, exógenos, como pueden ser la exposición al sol, la polución ambiental, la alimentación, el consumo de alcohol y tabaco y el estrés, que justifican que individuos de edad similar muestren unos grados de envejecimiento muy diferentes.

¿Y cuáles son las consecuencias de este proceso?
El resultado es que la piel sufre alteraciones en la epidermis y en la dermis y a la vez se produce una reducción del tejido graso subcutáneo. Las consecuencias son sequedad, flacidez, pérdida de elasticidad, menor capacidad de regeneración, menor espesor y una acentuación de los pliegues, lo que desemboca en la aparición de arrugas y alteraciones de la pigmentación.

Detener la huella del paso de los años en la piel se ha convertido en el objetivo principal de millones de personas en todo el mundo. Si el reloj biológico no se puede parar… ¿Se puede, al menos, retrasar?
Aunque la clasificación no debería hacerse por grupos de edad sino por los diversos signos que aparecen en la piel, cada etapa de la vida tiene unos signos de envejecimiento cutáneo, pero al mismo tiempo, existen distintos tipos de tratamientos para combatirlos y con unos cuidados constantes y adecuados, encontramos personas de edad madura que tienen una piel joven y con reducidos signos de envejecimiento. De eso, precisamente, se encarga la estética, la medicina estética y la medicina antienvejecimiento.

Entonces ¿podemos decir que cada etapa de la vida tiene unos signos de envejecimiento y unos tratamientos adecuados?
Efectivamente. Igual que en cada etapa convivimos con nuevos desafíos, inquietudes y problemas, también van apareciendo, como bien dices, signos de envejecimiento cutáneo progresivo. Afortunadamente, existen los centros, como nuestra Clínica Nutriestética, con los tratamientos y los profesionales para dar respuesta –y solución- a algunas de estas cuestiones.

Pues empecemos por la década de los 20: ¿Ya se empiezan a notar los años en la piel?
Al cruzar la barrera de los 20 aparecen los primeros indicios de cambio que nuestra piel experimenta: algunas manchitas, secuelas del acné juvenil, las primeras arruguitas finas… Pero que en general estamos a tiempo de revertirlo. A esta edad es recomendable efectuar limpiezas de cutis y utilizar cremas y máscaras hidratantes.

Seguimos con los 30
A esa edad aparecen las primeras arrugas y los poros abiertos como manifestación temprana del fotoenvejecimiento. Como tratamientos son aconsejables los peelings superficiales y la microdermoabrasión. Si se gesticula mucho, puede estar bien comenzar con alguna sesión de toxina botulínica y comenzar a iniciarse en las cremas antiarrugas.

¿Y a los 40?
Comienzan a marcarse las líneas paralelas a la sonrisa y además los daños por el sol ya son de carácter moderado y pueden aparecer manchitas oscuras. Los tratamientos recomendables a esta edad son los peelings superficiales, los rellenos de arrugas, la toxina botulínica y comenzar con cremas antiedad y antioxidantes orales. La radiofrecuencia también es un buen tratamiento a partir de esta edad

Pasamos a la década de los 50
En esta etapa, superado el medio siglo de vida, los cambios hormonales están a la orden del día, ya que llega la menopausia y su influencia sobre la piel es muy importante. Son comunes las manchas cutáneas, las arañas vasculares y las arrugas sin movimiento. A esta edad podemos aconsejar un peeling un poco más profundo, remodelación labial, relleno del surco nasogeniano y de las comisuras bucales, toxina botulínica en el tercio superior del rostro, radiofrecuencia, la mesoterapia facial y los tratamientos despigmentantes.

Y acabamos con los 60 y más…
El paso del tiempo ha dejado ya una huella imborrable en el rostro y sus síntomas son mucho más marcados. Vemos un fotoenvejecimiento más severo, con aparición de arrugas por descolgamiento y por flacidez en todo el rostro, piel seca, atrofia cutánea y arañas vasculares entre otras. Para disimular esta huella se recomienda la mesoterapia facial con acido hialurónico y vitaminas que mejorarán la elasticidad y el tono de la piel. Los hilos tensores son una buena solución para la flacidez. También podemos indicar tratamientos despigmentantes con IPL o cremas, los rellenos de arrugas y la toxina botulínica. Es importante mantener la piel hidratada con cremas antiarrugas y conveniente tomar complementos nutricionales a base de vitaminas, omega 3, antioxidantes y antirradicales libres.

Y por último ¿podemos dar consejos generales para cualquier edad?
Por supuesto. Una buena dieta con abundantes frutas, verduras y ensaladas es fundamental por su efecto antioxidante. Además ayuda a mantener un peso correcto.

Hay que beber suficiente agua. Son importantes los complementos nutricionales.

El ejercicio físico es determinante para la mejora de la salud y el bienestar de la persona, lo que se traduce también en la piel.

Limpieza diaria de la piel y exfoliación una o dos veces por semana. Uso de cremas adecuadas para cada edad.

Fundamental la protección solar adecuada desde edades tempranas. Aunque se repite constantemente, insistimos en que el sol es la causa principal del envejecimiento cutáneo y de las lesiones malignas de la piel.

Seguir el consejo de su esteticista y de su médico estético que adecuarán el tratamiento dependiendo del tipo de piel y de sus características personales. Hoy tenemos muchas alternativas a nuestro alcance, casi tantas como cada tipo de mujer. Lo importante es tener información y animarse a preguntar, porque el cambio debe ser progresivo y a conciencia porque la belleza tiene que ver con nuestra forma de vivir, de sentir y de cuidarnos.

Por eso, mi consejo principal es que aunque debemos hacer algo por nuestro cuerpo y por nuestra piel, debemos intentar no saltarnos etapas y vivir de acuerdo a nuestra edad.

Dr. José Antonio Hernández
Director Médico.
Clínica Nutriestética.

Leer Más

derma

Tratamientos faciales y corporales con Dermapunt

Dermapunt es el dispositivo electrónico que implantamos en Clínica Nutriestética. Consiste en un innovador sistema de 12 micro-agujas regulables en profundidad desde 0,25mm. hasta 2,5mm. y cinco velocidades de trabajo para terapia de inducción de colágeno.

Dermapunt 2
Dermapunt

Está diseñado para el rejuvenecimiento facial y corporal mínimamente invasivo, en el que se crean microlesiones en la piel que desencadenan la producción de colágeno y elastina a nivel de la dermis papilar con el fin de reparar las micro heridas (se cierran a los 10-15 minutos de su realización), mejorando específicamente la textura, firmeza e hidratación. Tiene además acciones reestructurantes, regenerantes y antiedad. (más…)

Leer Más