ducha fría

Un ducha de agua fría

No hablamos de malas noticias. Al revés.

La ducha de agua fría es muy beneficiosa en caso de trastornos depresivos, ya que nos ayuda a conseguir una sensación de bienestar al estimular la producción de noradrenalina

Hay que reconocerlo, a la mayoría se nos hace bastante placentero ducharnos con agua tibia o caliente, especialmente después de un día estresante. Sin embargo, también es importante saber y tener en cuenta los grandes beneficios de ducharse con agua fría. Ya se verá que si se hace de manera gradual, poco a poco el cuerpo se irá acostumbrando y bañarse con agua fría dejará de ser un martirio y se convertirá en una experiencia para disfrutar, sobre todo si se es consciente de estos importantes aspectos en la salud.

Principales beneficios
Mejora la salud física: la fuerza del agua fría en la piel hace que el corazón lata más deprisa y los músculos se flexionen. Esto envía sangre a los músculos y a los órganos vitales. El agua caliente hace lo contrario, moviendo sangre hasta la superficie de la piel. Alternar entre agua caliente y fría mientras se está en la ducha es una gran forma de estimular y mejorar la circulación. Esto también sirve para mejorar el sistema nervioso.

Beneficios psicológicos: los antiguos samurais de Japón solían verter cubos de agua helada sobre sus cabezas por la mañana para limpiar su cuerpo y espíritu. Creían que les ayudaba a empezar cada día y cada aventura frescos. Las duchas de agua fría liberan componentes químicos en el cerebro que mejoran nuestro humor, disminuyen el estrés y ansiedad y alivian la depresión.

Aumento de la energía: además que no hay nada como agua fría para despertarse, las duchas frías pueden aumentar los niveles de energía debido a que las terminaciones nerviosas de la piel se activan. El corazón empieza a latir más deprisa y se comienza a respirar mas deprisa. (más…)

Leer Más

Vitíligo

Manchas blancas en la piel. ¿Las reconoces?

Las manchas blancas de la piel son motivo de preocupación estética en las personas que las padecen, y especialmente en verano ya que son más evidentes cuando el resto de la piel está bronceada. Afortunadamente, no revisten gravedad y sí se puede “hacer algo” para eliminarlas o al menos mejorar su aspecto.

Por qué aparecen
Las manchas blancas se forman por la disminución en la síntesis de la melanina, el pigmento que da color a la piel. Por esta razón también reciben el nombre de hipocromías o hipomelanosis.

Se deben a gran variedad de factores: herencia genética, alteraciones del sistema inmunitario, infección de hongos e incluso el estrés, tal como detallamos más adelante.

Tipos de manchas blancas
Las hipocromías más habituales son el vitíligo, la pitiriasis versicolor, la pitiriasis alba y una de nombre impronunciable aunque muy habitual llamada hipomelanosis guttata idiopática.

VITÍLIGO
Es la hipocromía más conocida desde que se supo que el rey del pop, Michael Jackson, padecía vitíligo. En los últimos meses se ha vuelto a hablar de esta alteración -que afecta al 2% de la población- gracias a las campañas publicitarias protagonizadas por la modelo con vitíligo Winnie Harlow. (más…)

Leer Más

Cena

Si dejo de cenar, ¿adelgazaré?

Un conocido refrán invita a desayunar como reyes, comer como príncipes y cenar como mendigos. Pero no es el único dicho que propone convertir la cena en algo frugal y simbólico, por lo que no debería extrañar que muchas personas consideren fundamental cenar de forma ligera.

Los refranes no son evidencias científicas
De los miles de refranes con los que cuenta la lengua española, centenares de ellos hablan de la alimentación.
Por ejemplo, desayunar de forma copiosa («desayuna como un rey…») prevendrá la obesidad, algo que se detalló en enero de 2014 en el artículo ‘¿Es importante el desayuno para controlar el peso corporal?’. En el mismo se incluyó la siguiente reflexión: «Confiar nuestra salud y nuestro peso a una única comida del día -en este caso, el desayuno- equivale a poner todas las fichas en un solo número de la ruleta: las probabilidades de éxito son mínimas y no hay garantías de que la apuesta nos salga bien«. A lo allí explicado es preciso añadir lo que ha mostrado una reciente investigación centrada en el papel de la cena en el riesgo de obesidad, según se amplía en el siguiente apartado. (más…)

Leer Más

Libro Adelgazar en Positivo

Lectura de verano: «Adelgazar en Positivo»

Pierde el miedo a la dieta con el libro «Adelgazar en Positivo», escrito por el Dr. José Antonio Hernández, Director Médico de Clínica Nutriestética.

Este NO es un libro de dietas, aunque lo haya escrito un médico que además es dietista.

Es más bien una forma de pensar forjada tras muchos años de consultas con personas obesas y con sobrepeso. Está escrito en un lenguaje claro, aderezado con un poquito de (buen) sentido del humor e intenta transmitir la idea de que adelgazar sin amargarse la vida es posible, siempre que uno se lo plantee en serio y con una actitud positiva.

Este es un libro cuya lectura te ayudará a desdramatizar la dieta…

Acércate a Clínica Nutriestética y adquiere el libro por tan solo 9,95€. Y si ya tienes nuestra tarjeta de «Paciente Saludable», podrás adquirirlo más barato…

Autor: Dr. José Antonio Hernández López.
Editorial: Sobrelamesa Ediciones
137 páginas
Año: 2006
ISBN: 84-88261-66-7
PRECIO: 9,95€

Leer Más

Alimentos salados

Hidratación en verano

El verano es una época de alto riesgo de deshidratación. Las elevadas temperaturas pueden hacer que el cuerpo sude más y, por tanto, que pierda más cantidad de líquido y aumenten sus necesidades hídricas. La sed es un instinto básico que impulsa a beber cuando descienden los niveles de agua en el organismo. Pero la sensación de sed también puede incrementar cuando se comen ciertos alimentos, como los muy salados o muy dulces. El siguiente artículo explica cuáles son los alimentos que causan más sed y cuáles se recomiendan para asegurar un buen estado de hidratación.

¿Qué alimentos potencian la sed?
En un primer lugar estarían todos los alimentos salados. Si el consumo de sal es moderado, y además se ingieren suficientes líquidos, el organismo será capaz de mantener su volumen de líquidos intacto. No obstante, si se abusa de alimentos muy salados en una misma comida, el cuerpo pedirá agua. Los alimentos con un mayor contenido en sodio o sal son los siguientes:

· Lácteos: quesos salados, como roquefort o queso azul, queso manchego, quesos curados, etc.
· Carnes, pescados y huevos: carnes saladas y sus derivados (bacon, tocino, butifarra o longaniza), patés, sobrasada y embutidos (chorizo, salchichón, mortadela, etc.); extractos y sopas de carne y pollo salados; pescados salados o ahumados, como el salmón o el bacalao; pescados en conserva como el atún, las sardinas o las anchoas; productos elaborados con carnes o pescados salados, como empanadillas, croquetas, rebozados, lasañas, etc.
· Verduras y hortalizas: verduras u hortalizas adobadas saladas.
· Cereales y féculas: productos de repostería tales como galletas saladas, cruasanes salados, etc.; patatas chips o derivados similares.
· Frutos secos salados.
· Otros: sal, salsas comerciales como mayonesa, ketchup, salsa de soja o mostaza; aperitivos salados; aceitunas. (más…)

Leer Más