tips_catarro_sos_destacada

Consejos nutricionales para los catarros

¿Quién no tiene ahora mismo en su entorno más cercano a alguien con gripe, con un resfriado, con un catarro o con síntomas de estar a puntito de caer? Si no es tu vecino, es tu compañero de trabajo y si no los amiguitos de tus hijos… estamos rodeados.

Muchas veces no somos conscientes de que tenemos a nuestro alcance una de las medidas preventivas más eficaces para hacerle frente, y sí, tiene mucho que ver con lo que comemos: una alimentación saludable junto unos hábitos de vida adecuados son clave en este papel. Podemos hacer una buena barrera frente a todos estos intrusos y esquivar esta ola.

Si seguís leyendo veréis que es más fácil de lo que creéis y más importante aún, lo tenemos a nuestro alcance.

Con estas bajas temperaturas apetece elegir un plato caliente, “de cuchara” que decimos, y qué mejor oportunidad que esta para comer con más frecuencia legumbres. Da igual cuál de ellas, las legumbres en si tienen un gran valor nutricional, son fuente de proteínas vegetales, aminoácidos y otros nutrientes esenciales, además de alto valor biológico, lo que quiere decir que nuestro organismo está preparado para la asimilación de esta fuente de nutrientes. Cómo podríamos asegurarnos de esto último: combinándolo con cereales acabaríamos de hacer un plato completo y no tendríamos que preparar un segundo. Os ponemos un par de ejemplo, añadirle arroz a los garbanzos o también mijo a las lentejas.

Un buen postre para completar las legumbres junto al cereal podría ser una fruta con un alto contenido en vitamina C, como pueden ser los cítricos (naranja) o por ejemplo un wiki, para ayudar a fijar el hierro que nos aportan en este caso las legumbres.

Los caldos o sopas como primer plato son una buena elección para complementar una cena, ya que algo caliente calmará nuestro apetito para no acabar haciendo una ingesta muy copiosa si llegamos con hambre a casa y evitaremos ingerir una cantidad excedida antes de acostarnos y, por otro lado, contribuirá a nuestra hidratación, uno de los factores más importantes a tener en cuenta para cumplir nuestro objetivo. Beber agua es importante para que nuestro organismo funcione, la recomendación esta en llegar a los dos litros diarios, unos ocho vasos aproximadamente. Con infusiones y caldos podemos completar este objetivo.

Si queremos asegurarnos de que nuestros requerimientos de vitaminas y minerales los estamos logrando con éxito para encontrarnos bien y con energía, debemos consumir fruta y verdura a diario. Cinco raciones entre ambos grupos para ser más exactos. Podemos aprovechar los alimentos frescos de temporada y podemos o bien cocinarlos o servirlos en forma de ensalada, al gusto de cada uno.

Añadir ajo a nuestros platos nos ayudará a la hora de combatir un resfriado gracias a sus propiedades antisépticas además de darle su toque gastronómico.

Miel: la Organización Mundial de la salud (OMS) define la miel como un emoliente, que es una sustancia que alivia la irritación en la boca o la garganta formando una barrera protectora. La mezcla de miel, jengibre y limón se complementan muy bien y constituyen un estupendo jarabe para la tos, caramelos para el dolor de garganta y complemento para la prevención de resfriados.

La miel tiene muchos atributos saludables, pero también es alta en fructosa, alrededor de un 53%. Cada cucharadita de miel tiene cerca de 4 gramos de fructosa, lo que quiere decir que puede exacerbar la resistencia a la insulina pre-existente y causar estragos en su cuerpo si se consume en exceso.

En invierno y primavera, la recurrencia de estados gripales y de inflamaciones de las vías respiratorias es el resultado de un sistema inmunitario deficiente. Los hábitos saludables como tener alimentación equilibrada, no fumar, protegerse de la contaminación ambiental, combatir el estrés, dormir lo suficiente y evitar el sedentarismo y un ejercicio físico moderado como caminar una hora seguida al día puede ser una buena para reforzar nuestro sistema inmunitario. En Clínica Nutriestética podemos ayudarte con cualquiera de esas problemáticas (deshabituación tabáquica, insomnio, estrés…).

Esperamos que te hayamos proporcionado información sobre algunos alimentos que pueden ayudar a fortalecer tus defensas para que combatas los incómodos síntomas de esta enfermedad lo más rápido posible.

Y recuerda, en caso de duda, ponte siempre en manos de un profesional de la Salud.

Ana Isabel Pérez.

Nutricionista.

Clínica Nutriestética.

Leer Más

Dental equipment over white surface

Charla: Día Mundial de la Salud Bucodental

El día 20 de marzo se celebra el “Día Mundial de la Salud Bucodental”.

El objeto del mismo es aumentar la concienciación social sobre la trascendencia de una correcta higiene y salud bucodental desde la infancia hasta la etapa adulta.

Y es que al menos el 90% de la población mundial sufrirá una enfermedad bucodental en algún momento de su vida.

Clínica Nutriestética, dentro de sus actividades de promoción de la Salud y prevención de la enfermedad, y Clínica Dental Dr. Eduardo Bujanda, han organizado una charla cuyo objeto es conocer las principales características del medio bucal, las patologías más frecuentes y cómo evitarlas mediante una buena prevención primaria, una buena higiene bucodental, profilaxis a manos de un dentista y control de hábitos alimenticios.

Día de celebración: jueves 17 de marzo.
Hora: 19:30
Imparte: Dr. Eduardo Bujanda
Lugar: Clínica Nutriestética (Avda. de Colón 43, Bajo, de Logroño)
Asistencia: GRATUITA previa reserva de plaza (aforo limitado)

Reserva tu plaza en el teléfono 941 245 219, WhatsApp 667 273 306 o en el mail: [email protected]

¡Te esperamos!

Leer Más

A picture of four sexy female butts over white background

Cuando dieta y ejercicio no son suficientes para quemar grasa

Cuando se hace ejercicio o se inicia una dieta para perder peso, el cuerpo se sirve de los depósitos de grasa acumulados. Esa es la buena noticia. La mala es que actúa de manera generalizada, sobre todo el cuerpo. Cuesta más perder volumen en las zonas donde existe mayor porcentaje de grasa acumulada. Otro mito, relacionado con la pérdida de peso, es que la grasa se convierte en músculo con el ejercicio: por desgracia, no es así. Ganar músculo no implica necesariamente perder grasa ya que ambos pueden coexistir sin problemas. Para acabar con la grasa, se debe combinar el ejercicio con otros tratamientos. Incluida una dieta adecuada.

Tipos de grasa: superficial, profunda e intraabdominal
Existen tres tipos de grasa: la superficial, la profunda y la intraadbominal. La primera se sitúa justo debajo de la dermis. Es la tercera capa de la piel y se reparte por todo el cuerpo. La segunda se halla entre la grasa superficial y los músculos. La grasa profunda se localiza en zonas determinadas como abdomen, caderas, rodillas, brazos y costados. Este tipo de grasa no se puede eliminar con dieta. La última, la grasa intraabdominal es la peor de todas. Se coloca alrededor de las vísceras y ocasiona problemas metabólicos. Por ejemplo, exceso de colesterol y/o problemas cardiovasculares. Es una grasa peligrosa que solo se trata con dieta.

En cualquier caso, la grasa no es en sí misma algo negativo. Cierta proporción, que varía según el individuo, es imprescindible para la vida. La grasa es nuestra principal reserva de energía. Resulta vital para el sistema hormonal, entre otras funciones. Y la grasa bajo la piel es indispensable para mantener la primera en buen estado. Aún así, es necesario reducir el exceso de grasa para sentirse más sano, esbelto y atlético.

Caso aparte es el género masculino, ya que sus tejidos son distintos a los femeninos. Ellos no tienen conexiones con paredes entre la dermis y la capa de grasa subcutánea. Por eso, su aspecto es más liso. Solo un 10% de los hombres tiene piel de naranja mientras que más del 90% de las mujeres la padece. (más…)

Leer Más

Leche

Falsos mitos sobre la leche

A pesar de sus bondades para la salud, la leche cuenta en su haber con una larga lista de falsas creencias. Algunas de ellas están tan arraigadas en el imaginario popular que no hay manera de que se extingan. Es probable que esto tenga que ver no solo con la velocidad a la que corren en la actualidad los rumores gracias a las redes sociales, sino también con la tendencia a confiar más en drásticas y descabelladas propuestas dietéticas -esas que parecen funcionar a corto plazo-, que en los indiscutibles beneficios (a largo plazo, eso sí) de un cambio generalizado en nuestro estilo de vida.

Falsas creencias sobre alergias o intolerancias a la leche
Si alguien padece una alergia a las proteínas de la leche, debe retirar los lácteos de su dieta, sin duda. Pero ello no significa, de ninguna manera, que quien tome leche acabará tarde o temprano por presentar una alergia. La alergia a las proteínas de los lácteos, que debe diagnosticar un alergólogo, es más común en la infancia, pero afecta a menos del 5% de los bebés, y además suele desaparecer al año de edad.

Es muy importante no confundir la intolerancia a la lactosa (la lactosa es el azúcar que contiene de forma natural la leche) con una alergia a las proteínas lácteas. En el primer caso se producen síntomas gastrointestinales que, por lo general, son leves y pasajeros, mientras que en el segundo caso existirán síntomas graves (si la persona alérgica consume lácteos), que pueden incluso comprometer la vida.

En este punto, es importante reseñar dos cosas. La primera, que hay un elevado número de casos “autodiagnosticados” de intolerancia a la lactosa que no suelen confirmarse con estudios rigurosos. (más…)

Leer Más