Nutrient-Fitness

Nutrición y Deporte

1919Si practicas algún deporte de forma regular, te estás preparando unas oposiciones que requieran acondicionamiento físico, o simplemente haces algo de gimnasia de mantenimiento, ya sabes que la Nutrición es la pieza clave para conseguir unos resultados y rendimiento óptimos.

En Clínica Nutriestética somos profesionales de la Nutrición y Medicina: te orientaremos con tu plan nutricional para conseguir los objetivos y resultados que te propongas, y te orientaremos en los casos de necesitar suplementación para determinades actividades (entrenamientos de intensidad, resistencia, ganar/reducir masa muscular, etc.)

Si optas por hacer un cambio de vida, empezando con una actividad física acorde a tus necesidades, debe ir acompañado por una alimentación variada y controlada.

No sólo te enseñaremos a comer, sino que te orientaremos para cubrir tus necesidades nutricionales y conseguir tus objetivos. Y si no sabes cómo comenzar ese cambio, consúltanos y te orientará un Entrenador Personal cualificado.

Amplía información en el teléfono 941 245 219, WhatsApp (667 273 306), mail: [email protected] o en nuestras instalaciones de Avda. de Colón 43, bajo (Logroño).

Leer Más

dieta_mediterránea

Dieta mediterránea y longevidad…

La dieta mediterránea no es solo una manera de comer, es un patrón alimentario que se ha relacionado constantemente con una serie de beneficios para la salud, incluyendo la disminución del riesgo de enfermedades crónicas y cáncer. Ahora, una nueva investigación relaciona este tipo de alimentación con telómeros más largos, un biomarcador asociado a una vida más larga.

Los telómeros parecen tener la clave del envejecimiento, la edad biológica y la esperanza de vida se pueden predecir mediante la medición del ADN de un individuo. Concretamente, son secuencias repetitivas de ADN en los extremos de los cromosomas que se acortan cada vez que una célula se divide.

Investigadores del Hospital Brigham y de Mujeres (BWH, por sus siglas en inglés), en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, han descubierto ahora que una mayor adherencia a la comida mediterránea podría estar provocar que el individuo tenga telómeros más largos, como describen en la edición digital de este martes de ‘The BMJ’.

(más…)

Leer Más

DOCU_GRUPO

Complementos alimenticios para perder peso

Una nueva encuesta de Consumer Reports descubre que muchos estadounidenses están mal informados con respecto a la calidad y la efectividad de los complementos para perder peso.

“El bombardeo de anuncios nos hace creer que hay un modo mágico para perder peso, aunque no haya evidencias de que los complementos funcionen”, dijo en un comunicado de prensa de Consumer Reports el Dr. Pieter Cohen, médico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard que estudia los complementos.

“Las etiquetas de los complementos para perder peso se parecen a los de los medicamentos sin receta, y la información sobre los complementos se organiza como las etiquetas de información nutritiva”, añadió. “No hay modo de que los consumidores vean la diferencia”.

(más…)

Leer Más

granos_integrales

Dieta rica en granos integrales

Una dieta rica en granos integrales podría alargar su vida

A lo largo del tiempo, comer con regularidad pan de trigo integral, avena u otros granos integrales podría alargar su esperanza de vida unos años, según concluye un estudio liderado por la Universidad de Harvard.

Los granos integrales son tan saludables que el riesgo de una persona de muerte prematura se reduce por cada porción añadida a la dieta diaria, según los hallazgos publicados en línea el 5 de enero en la revista JAMA Internal Medicine.

“Vimos evidencias claras de que cuantos más granos integrales se toman, menor es la tasa de mortalidad”, dijo el Dr. Qi Sun, profesor asistente de nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Harvard. “Cuando observamos el riesgo de muerte por enfermedades cardiacas, la asociación fue incluso más firme”

(más…)

Leer Más

Peligros de la vida sedentaria

 

Ser sedentario podría ser el doble de letal que ser obeso, según sugiere un nuevo estudio.

 

Sin embargo, incluso un poco de ejercicio (un paseo a paso rápido durante 20 minutos cada día, por ejemplo) es suficiente para reducir el riesgo de muerte temprana hasta un 30 por ciento, añadieron los investigadores británicos.

 

“Los esfuerzos para animar a que los individuos inactivos realicen un pequeño aumento en la actividad física probablemente tengan unos beneficios significativos para la salud”, dijo el autor principal, Ulf Ekelund, investigador científico principal en la Unidad de Epidemiología del Consejo de Investigación Médica de la Universidad de Cambridge.

 

La reducción del riesgo se observó en personas con un peso normal, con sobrepeso y obesas, dijo Ekelund. “Estimamos que erradicar la inactividad física en la población reduciría hasta el doble de muertes que si se erradicara la obesidad”, dijo.

 

Desde la perspectiva de la salud pública, es tan importante aumentar los niveles de actividad física como lo es reducir los niveles de obesidad, quizá incluso más, añadió.

 

El estudio aparece en la edición del 14 de enero de la revista American Journal of Clinical Nutrition.

 

“El mensaje de este estudio es claro y simple: para cualquier peso corporal, pasar de estar inactivo a activo puede reducir de manera sustancial el riesgo de muerte prematura”, enfatizó el Dr. David Katz, director del Centro de Prevención e Investigación de la Universidad de Yale.

 

El estudio es un recordatorio de que estar en forma y delgado es bueno para la salud, señaló. “No se trata de retos dispares, dado que la actividad física que lleva a estar en forma también es un modo de evitar la gordura”, señaló Katz.

 

Para realizar el estudio, Ekelund y sus colaboradores recogieron los datos de 334,000 hombres y mujeres. En un seguimiento promedio de 12 años, midieron la estatura, el peso, la circunferencia de la cintura y los niveles de actividad física reportados por las personas.

 

El grupo de Ekelund halló que una cantidad moderada de actividad física, en comparación con la no actividad, fue la clave para reducir las probabilidades de una muerte prematura.

 

Los investigadores estimaron que el ejercicio que quema entre 90 y 110 calorías al día podría reducir el riesgo de una muerte prematura entre un 16 y un 30 por ciento. El mayor efecto del ejercicio moderado se observó en las personas con un peso normal, pero incluso las personas con sobrepeso y obesidad experimentaron un beneficio, señalaron.

 

Mediante el uso de los datos más recientes de las muertes en Europa, el equipo de Ekelund estimó que 337,000 de las 9.2 millones de muertes de hombres y mujeres europeos estuvieron vinculadas con la obesidad. Sin embargo, el doble de esa cantidad de muertes podrían estar conectadas con la falta de ejercicio.

 

Samantha Heller, nutricionista clínica y fisióloga del ejercicio en el Centro Médico de la Universidad de Nueva York, en la ciudad de Nueva York, dijo que “si se observa el cuerpo humano, se verán las formas raras e irregulares de los huesos y los músculos. Solamente la arquitectura musculoesquelética del cuerpo humano ya muestra que se ha diseñado para moverse”.

 

Las adaptaciones que pasa el cuerpo ante el ejercicio regular son nada menos que “sorprendentes”, señaló. El ejercicio aeróbico activa el sistema inmunitario del cuerpo, mejora el funcionamiento mental, aumenta la energía, fortalece los músculos y los huesos, y reduce el riesgo de sufrir enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiacas, el cáncer y la diabetes, comentó.

 

“Si no nos movemos, no seremos capaces de movernos”, dijo Heller. “‘Me arrepiento de haber hecho ejercicio hoy’ es algo que nunca ha dicho nadie”.

 
Fuente: SEME