light

Lo que no sabes de los productos “light”

El espectacular aumento en las ventas de productos bajos en calorías, azúcares o grasas no se ha acompañado de una disminución en las tasas de obesidad o en una reducción de la ingesta de calorías de la población. Conviene preguntarse, por tanto, cómo nos influyen las declaraciones de salud “light” o “bajo en grasas o azúcares”. ¿Conciencian sobre aspectos dietético-nutricionales o generan la ilusión de que son alimentos “que adelgazan”? ¿Incrementan la calidad dietética o promueven el sobreconsumo de alimentos insaludables? ¿Informan o, más bien, aumentan la confusión de los consumidores?

Según la legislación vigente, un alimento puede publicitarse como “light” o “ligero” si el fabricante ha reducido en un 30% su aporte calórico, siempre que se indique la característica que hace que el producto sea “light”. Pero que un alimento sea “light” no significa que no tenga calorías. Puede seguir aportando una notable cantidad de energía, como es el caso de quesos, mayonesas o margarinas “light”.

Por otra parte, cuando se indica que se ha reducido el contenido en azúcares o grasas, también debe disminuir en un 30% la cantidad de azúcar o de grasa. No obstante, un alimento al que se le ha reducido el contenido en grasa puede haber sufrido un incremento en el contenido en azúcares, y viceversa, por lo que su aporte energético no siempre será menor.

En ambos casos, tanto en el alimento “light” como en el alimento al que se han reducido sus grasas o sus azúcares, es posible que se esté frente a productos con grandes cantidades de sal. Para comprobar si es así, es preciso saber que se considera que un alimento tiene “mucha sal” cuando contiene 1,25 gramos de sal, o más, por cada 100 gramos de alimento, y que tiene “poca sal” (es la situación idónea) cuando aporta 0,25 gramos (o menos) de sal por cada 100 gramos de alimento.

Contenido reducido en azúcares… ¿También en energía?
No se debe confundir las declaraciones “bajo contenido en azúcares” o “sin azúcares” con la declaración “contenido reducido en azúcares”. Mientras que en las dos primeras se está ante productos con cantidades bajas de azúcares, esta última detalla que se ha reducido la cantidad de azúcar en un 30% (o más) en relación a un producto similar. Por tanto, si el “producto similar” tenía una notable cantidad de azúcar (por ejemplo, una mermelada), es posible que las calorías no hayan disminuido de forma considerable.

No siempre que un alimento tiene pocos azúcares aporta pocas calorías, pues es posible que su contenido en grasas sea importante.

Una declaración de salud que también puede ser desconcertante, aunque cumpla a la perfección la legislación vigente, es la siguiente: “sin azúcares añadidos”. En este caso, la confusión se puede producir por la existencia de productos en cuya elaboración se generan azúcares en grandes cantidades, como es el caso de ciertos cereales para bebés. (más…)

Leer Más

Mujer a los 40

Belleza a partir de los 40

El otro día hablábamos de que no se puede poner edad a la belleza, y que llegar a los 50 no era sinónimo de rendirse a la batalla contra el envejecimiento.

Hoy nos centraremos en la llegada a temida crisis de los 40, y nos reafirmamos en el mensaje.

Cuando la mujer llega a los 40 años, su cuerpo experimenta cambios que parecen difíciles de corregir y afrontar. Cuando se es más joven es más fácil mantener el peso ideal, las arrugas ni las manchas en el rostro son motivo de preocupación, ni tampoco se piensa en cubrir las canas.

Como os decíamos, muchas mujeres cometen el error de pensar que al llegar a los 40 estos problemas ya no tienen solución y prefieren resignarse; no buscan cambiar sus vidas para tratar de mejorar su apariencia y lograr el bienestar deseado. Aquí te proponemos algunas soluciones que podemos ofrecerte para tratar algunas de las problemáticas más habituales a esta edad:

MANCHAS DE LA EDAD
El problema: son manchas planas de color marrón-negro que generalmente aparecen en la piel después de los 40 y en áreas del cuerpo expuestas al sol como el dorso de las manos, la cara, los hombros, la frente y el cuello.

Soluciones
● Evitar el sol o usar un buen protector solar, como nuestro Protector Solar. Pulsa AQUÍ para más información.
● Utilizar nuestra cosmética personalizada CREMOLOGY. Analizaremos tu piel y elaboraremos la crema con los principios activos más indicados para tratar las manchas de la edad. Pulsa AQUÍ para más información.
● Tratamiento Antimanchas: durante 8 sesiones, utilizaremos diferentes equipos y el refuerzo con Dermamelan para obtener los mejores resultados.

INCREMENTO DE PESO Y FLACIDEZ
El problema: los cambios metabólicos propios de la menopausia suelen producir un incremento en la grasa corporal. En este sentido, la grasa corporal, que a los 20 años es del 26%, sube al 33% a los 40 años y al 42% a los 50 años. (más…)

Leer Más

Chollos

Cuidado con los CHOLLOS

Fuente: La Vanguardia

No nos cansaremos de decirlo: mucho cuidado con los “chollos” en Medicina Estética o Cirugía Estética. Con la Salud no se juega.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) ha lanzado una alerta muy clara a través del cirujano Moisés Martín Anaya en la que advierte de las peligrosas ofertas de hasta el 70% de descuento en intervenciones quirúrgicas: las ansiadas rebajas.

Se trata de descuentos, ofertas y rebajas de “hasta el 70% en productos y servicios de cirugía estética”, según aclaran desde la SECPRE. Anuncios como este que ofrece chollos en intervenciones de tal envergadura como la mamoplastia, la otoplastia o la liposucción se pueden encontrar en internet a través de cualquier buscador.

Advierten de que solo con buscar en Google “rebajas + cirugía estética” se pueden encontrar muchos resultados sin control, sin garantías y bajo la explicación de que los precios habituales de la cirugía estética resultan muy elevados para cualquier bolsillo.

Esta situación, que viene denunciando la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, no encuentra un marco legal en el que regularse, en tanto en cuanto existen clínicas que ofertan sus servicios estéticos en unos límites difusos entre la salud y el mercado de consumo.

Así lo denuncia el cirujano Moisés Martín Anaya, perteneciente a dicha sociedad, para quien, con estas situaciones irregulares no solo se ven perjudicados los especialistas profesionales con titulación y que operan en un marco ético, legal y con todas las garantías de salud. Lo son también, y, esto es lo más preocupante, añade, los pacientes. El doctor afirma que “no son pocas las ocasiones que un paciente rebotado de una operación mal realizada tiene muy pocas posibilidades o quizá ninguna de ser reparado”.

Para Martín Anaya es importante que los pacientes comprendan que el coste de una intervención tiene unos mínimos que no se cubren sino con la rebaja en un material, que puede resultar de vital importancia en una intervención. Con esto se refiere a quirófanos, equipos de anestesia e incluso prótesis.

La existencia de un mercado de segunda mano de productos como el botox, el ácido hialurónico (que se inyectan al paciente) o las prótesis para el aumento de mamas no es ningún secreto. “Hablamos de falsificaciones”, advierte el especialista, “como si de bolsos o zapatillas deportivas se tratase”, añade.

Martín Anaya recuerda que este es uno de los peligros a los que se enfrenta el paciente que realiza un viaje con el fin de realizar una cirugía low cost. “Por supuesto, se puede programar un viaje al extranjero para operarse, al igual que otras personas acuden al nuestro para ponerse en manos de los expertos españoles”, afirma. Pero, para el cirujano, “se debe viajar siempre con la garantía de profesionalidad, rigor y a unos costes razonables”. Además, es muy importante especificar en la primera consulta cómo se realiza el seguimiento postoperatorio. Y sentencia: “En la salud no hay rebajas”.

Leer Más

Operación bikini

Operación bikini: mitos y leyendas para adelgazar

Como cada año, durante estas fechas mucha gente se embarca en la compleja aventura de perder peso cara a mejorar las líneas del cuerpo, con la intención de tener su mejor look en la época de playa.

Conocida como ´operación bikini´, este período parece que se centra solo en los meses previos a las vacaciones, una concepción errónea de pies a cabeza, y aquí comienza el principal error: si queremos cuidarnos y mantenernos en forma, deberíamos hacerlo todo el año.

Y aunque todo lo que sea proponerse comer sano, hacer ejercicio e informarse de cómo llevar una buena alimentación, es positivo; lo cierto es que no podemos pretender grandes cambios con tan poco tiempo.

Podemos perder peso en un par de meses, ¿sí o no?
Es posible con una dieta extrema, que al mismo tiempo no es sana para el organismo. Si realmente quieres mantener la báscula a raya hay que llevar un estilo de nutrición continuado y cumplir la regla MCM: Me Como la Mitad.

Para bajar de peso hay que eliminar los carbohidratos
Los carbihidratos son la base de la pirámide alimenticia e imprescindibles en nuestra vida diaria. Prescindir de ellos es un grave error, solo que debemos consumirlos con cabeza. Optar por las versiones integrales de la pasta, el pan o el arroz (menos refinados y más sanos, fuente de fibra) y procurar consumirlos con moderación a partir de las 3 de la tarde para que te dé tiempo a transformarlos en energía. Pero NO se pueden eliminar de la dieta.

Comiendo alimentos light bajaremos de peso antes
Al consumir un producto light reducimos ligeramente la ingesta calórica, pero no quiere decir que se puedan tomar de forma indiscriminada; si realmente se quiere notar la diferencia con los ´normales´ se deben de comerlos como si lo fueran. Por ejemplo, si elegimos la versión light de las patatas fritas de bolsa, que en su formato original tienen más de 500 kcal por 100 gramos, ingeriremos alrededor de 350 calorías. (más…)

Leer Más

Profesional Médico

Tratamientos Médico-Estéticos en clínicas odontológicas

En los últimos meses hemos recibido algunas consultas de pacientes, interesándose sobre si es posible que profesionales de la odontología estén realizando actos puramente médicos, consistentes, por ejemplo en rellenos de labios o uso de toxina botulínica.

Desde la óptica legal, los tratamientos de naturaleza invasiva como pueden ser la aplicación de toxina botulínica o cualquier otro tipo de sustancia implantable de naturaleza sanitaria, han de ser realizados por médicos titulados y debidamente adiestrados, y por ende habilitados para la ejecución de dichos tratamientos, por las implicaciones y riesgos que generan o pueden generar para la salud de las personas dichos tratamientos.

En el caso de la Toxina Botulínica tipo A, la propia Agencia Española del Medicamento reguló mediante Circular 03/2004 y posteriormente en la Circular 2/2010. En dichas circulares, no sólo se indicaba el uso para el cual estaba autorizada la toxina botulínica tipo A (BOTOX) reconociendo como producto sanitario dicho principio activo, sino que limitaba su utilización a médicos con cualificación adecuada, amén de establecer una serie de requisitos de conservación etc.

Con relación al ácido Hialurónico y sus productos derivados, están considerados también por la Agencia Española del Medicamento como implantes de rellenos utilizados con finalidad plástica, reconstructiva y estética con Marcado CE. Por este motivo su utilización debe reservarse también, a manos expertas cualificadas de facultativos titulados. Es el Marcado CE quien certifica un producto como producto sanitario, de conformidad con el Real Decreto 414/1996. Estos productos, sólo podrán ser utilizados según dicha normativa por profesionales adiestrados y debidamente cualificados. Aunque en dicha normativa, no se reserva el uso de los productos sanitarios únicamente a los médicos, debe entenderse que, todos aquellos productos de carácter invasivo que puedan generar riesgo para la salid deben ser ejecutados por médicos y que además, éstos cuenten con la debida cualificación. (más…)

Leer Más