chica metro

¿Por qué no adelgazo?

Seguir una alimentación sana y equilibrada, moderando el número de calorías, y aumentar la actividad física suele ser suficiente para bajar de peso. Pero no siempre funciona. A veces la propia acción de ciertas hormonas en el organismo es la que pone “freno” al proceso de adelgazamiento.
O puede haber otros factores que estén obstaculizando la pérdida de peso, como te explicaremos a continuación.

Si no adelgazas, empieza haciendo autocrítica
Antes de buscar otras causas que pueden estar boicoteando tu dieta, conviene que analices si realmente estás siguiendo unas pautas correctas. Contestar a las siguientes preguntas te puede ayudar a averiguar los motivos de por qué no pierdes peso:

· ¿Sigues bien la dieta? A la hora de hacer una dieta de adelgazamiento, los pequeños detalles son más importantes de lo que crees. Por ejemplo, no seguir las recomendaciones del dietista-nutricionista al 100% puede echar por tierra cualquier dieta por eficaz que sea.

· ¿Eres constante? Empezar una dieta cada lunes o ponerse a régimen cada dos meses… es señal de que el problema está en los hábitos nutricionales y es necesario cambiarlos.

· ¿Haces deporte? Si tu intención es adelgazar, practicar algo de ejercicio a diario es tan importante como comer de forma saludable y en cantidades moderadas. Si hasta ahora has llevado una vida sedentaria, este puede ser el problema.

Otros factores que boicotean la pérdida de peso
Si has contestado “sí” a las tres preguntas anteriores, es decir, tu alimentación es sana y equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en grasas y azúcares; sueles comer de esta forma habitualmente, con pocas excepciones; y practicas alguna actividad física con regularidad… y aun así no pierdes peso, puede que existan otras causas no estrictamente nutricionales.

Estas suelen ser las razones más frecuentes:
1. Genética
La herencia genética puede predisponerte a tener más dificultad para perder peso o mantener la línea.
Sin embargo, en ocasiones, el sobrepeso no se “hereda” por los genes, sino por ciertas conductas adquiridas. Y es que en algunas familias se suelen transmitir los malos hábitos alimentarios, y estos se comparten desde la infancia.

2. Medicamentos
Ciertos fármacos, como corticoesteroides, antidepresivos y anticonvulsivantes (antiepilépticos), pueden disminuir la velocidad a la que el cuerpo quema calorías, aumentar el apetito o favorecer la retención de líquidos.

3. Dejar de fumar
Algunas personas aumentan de peso cuando dejan de fumar. Uno de los motivos es porque la nicotina acelera la combustión de calorías. Por eso, al abandonar el hábito, el gasto calórico es menor.

4. Factores ambientales
Según los investigadores, existen ambientes obesogénicos, es decir, que estimulan la obesidad.
Por ejemplo, un estudio de la Universidad de California (EE. UU.) demostró que vivir en una zona con muchos anuncios de comida rápida en las calles aumenta el riesgo de sufrir sobrepeso y obesidad.

5. Hipotiroidismo
En las personas que sufren este trastorno la glándula tiroides no produce suficiente tiroxina, una hormona que estimula el metabolismo basal.
Por eso, al disminuir, hace que el metabolismo sea más lento, es decir, el cuerpo consume menos calorías. Y esto conduce a una mayor tendencia a ganar peso o dificultad para perderlo.

6. Menopausia
Si te estás acercando a la menopausia y notas que el contorno de tu cintura va aumentando, lo más probable es que el aumento de peso sea consecuencia de los cambios hormonales que se están produciendo en tu cuerpo. Y es que durante el transcurso de la perimenopausia, el 75% de las mujeres suelen ganar entre 4 y 10 kilos.

7. Estrés crónico
Frente a la ansiedad, el cuerpo se defiende segregando una mayor cantidad de cortisol, que es una hormona de supervivencia que, entre otras funciones, estimula la producción de glucosa y ordena a las células que almacenen la mayor cantidad de grasa posible.
El aumento de esta hormona conduce a que, a la larga, el organismo tenga una menor respuesta ante ella. En consecuencia, aumenta aún más su producción, lo que provoca que aparezca un depósito de grasa, sobre todo en la zona del abdomen.

8. Dormir mal
Durante el descanso se liberan hormonas que controlan el apetito y el gasto energético. Cuando duermes el tiempo suficiente, entre 7 y 8 horas, se mantiene el equilibrio entre la grelina (hormona que genera sensación de estómago vacío) y la leptina (hormona que inhibe la sensación de hambre).
Sin embargo, la falta de sueño provoca que aumente la concentración de grelina y que disminuya la de leptina. ¿Resultado? Tras una mala noche, tienes más hambre. Y no solo eso, sino que además te apetecen alimentos con azúcar, como los dulces. Asimismo, el sueño también afecta a la glucemia: si duermes mal, tu cuerpo regula peor la glucosa.

Las dietas milagro te “devuelven” más kilos
Además de ser un riesgo para la salud –pueden causar problemas renales, cardiacos, y carencias nutricionales–, las llamadas dietas milagro, que prometen perder muchos kilos en poco tiempo y que suelen basarse en el consumo exclusivo de ciertos alimentos, provocan un “efecto rebote” o “efecto yoyó”. Tras abandonar la dieta, no solo se recuperan rápidamente los kilos perdidos, sino bastantes más.
Además del “efecto rebote”, una dieta restrictiva puede causar problemas renales o cardiacos.

Al someter al organismo a una fuerte restricción alimentaria y a una pérdida de peso muy rápida, este reacciona volviéndose ahorrador y economizando energía, es decir, se adapta a la escasez gastando menos calorías con el objetivo de no quedarse sin reservas.

Al dejar la dieta restrictiva y volver a tu alimentación habitual, como tu cuerpo está en plan ahorrativo y gasta menos, es cuando se produce el “efecto rebote”.

Por otro lado, la mayor parte del peso perdido con estas dietas corresponde a agua y masa muscular. En cambio, el que se recupera más tarde el organismo lo almacena en forma de grasa por si viene otra época de escasez.

En Clínica Nutriestética somos profesionales de la Nutrición y Dietética desde 1988. Infórmate sin compromiso en el 941245219.

Leer Más

Corporal

Tratamiento para varices, microvarices y arañas vasculares

Las varices o venas varicosas son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre que se produce por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, propiciando la acumulación de la sangre en especial cuando la persona permanece de pie durante mucho tiempo. Cuando las temperaturas superan los 25 grados, las personas con varices pueden sufrir complicaciones.

¿Cómo podemos ayudarte en Clínica Nutriestética? Mediante dos técnicas:

Esclerosis
Tratamiento de varices, microvarices y arañas vasculares consistente en la inyección dentro de la vena de una sustancia química estéril (esclerosis líquida o esclerosis con espuma) y la posterior colocación de un vendaje compresivo con la intención de hacerla desaparecer.

Electrocoagulación
Como alternativa a la esclerosis para telangiectasias (microvarices rojas de muy pequeño calibre), arañas vasculares y puntus rubí, también podemos utilizar la electrocoagulación, tratamiento que consiste en cerrar los capilares mediante ínfimos puntos de quemadura con el bisturí eléctrico.

Infórmate en el 941245219. Valoraremos tu caso de forma GRATUITA y sin compromiso. ¡Te esperamos!

Leer Más

Newsletter

¿Cuesta de enero? ¡Hacia abajo!

Llega la cuesta de enero… Pero en Clínica Nutriestética es CUESTA ABAJO:
MENOS kilos.
MENOS centímetros.
MENOS PRECIO.

Aprovecha ahora:
· Mesoterapia Corporal – BONO 10 sesiones: 359€
· Mesoterapia Corporal + Consulta nutrición – BONO 10+10 sesiones: 442€
· Mesoterapia Corporal + Consulta nutrición + Remodelación Corporal – BONO 10+10+10 sesiones: 765€

Contratando y abonando hasta el 31 de enero de 2019. Tope para iniciar el tratamiento: 15 de febrero de 2019. No acumulable con otras promociones o descuentos.

Leer Más

Portada

Recogida de juguetes con Cáritas-Chavicar

Este año queremos colaborar con nuestros amigos de Cáritas-Chavicar, y vamos a realizar una recogida de juguetes en nuestra clínica.

Durante todo el mes de diciembre podrás acercarte y traer un juguete. Recuerda que el juguete:
1. Ha de funcionar correctamente.
2. Tiene que estar limpio y parecer nuevo.
3. Tendrá quitadas las pilas para no estropear el mecanismo.
4. Tendrá todas las piezas y accesorios debidamente guardados.
5. Si es un peluche, estará bien peinado y vestido. Sin descosidos.
6. Si se trata de un hinchable, que no tenga ningún pinchazo.
7. Si es una bicicleta o triciclo, que tenga estabilidad y funcionen bien los frenos.

De esta forma, aportamos nuestro granito de arena en estas fechas tan especiales y complicadas para muchos.

Además, por colaborar y traer tu juguete,

tendrás un 20% de descuento en un tratamiento que contrates hasta el día 4 de enero de 2019 (inclusive).

¿Te parece poco? ¡Comparte y participa!

· Promoción válida entregando en Clínica Nutriestética un juguete con las condiciones anteriormente descritas.
· La entrega del juguete da derecho a un 20% de descuento en el tratamiento completo o bono que se contrate. No se aplicará en el área de Nutrición y Dietética. El descuento se aplicará contratando y abonando el tratamiento hasta el 4 de enero de 2019 (inclusive). Fecha tope para iniciar el tratamiento: 31 de enero de 2019.
· No acumulable con otros descuentos o promociones.

Leer Más

Fotógrafo 1 - Wordpress

Dr. José Antonio Hernández – Clínica Nutriestética

Muchos ya habéis visitado Clínica Nutriestética, mi centro médico en Logroño e incluso puede que ya os haya realizado algún tratamiento, pero como otros todavía no me conocéis, he decidido presentarme.

Mi nombre es José Antonio Hernández y soy licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza. Posteriormente, he ido completando mi formación con el Título Oficial de Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, dos Máster en Medicina Estética (por la SEME y por la EEME), y Técnico Especialista en Dietética y Nutrición, además de con la asistencia a múltiples cursos y congresos.

Actualmente cuento con una trayectoria de casi 30 años en Medicina Estética y Nutrición y más de 16 años en el mundo de la Patología Laboral, innovando y aprendiendo cada día con el fin de poder ofreceros servicios de máxima calidad y los últimos avances tanto en nutrición y medicina estética como en medicina del bienestar.

En Clínica Nutriestética, centro médico ubicado en Avenida de Colón 43, bajo, pongo a vuestra disposición una amplia variedad de tratamientos, tanto faciales, (toxina botulínica, hilos tensores, rellenos, mesoterapia…), capilares (medicina regenerativa capilar) como corporales (tratamientos para la grasa localizada, celulitis, varices…), nutricionales (dietas para el control del peso) o para mejorar el bienestar y la calidad de vida (modulación del dolor, regulación del sueño y mejora del rendimiento físico).

En nuestra página web www.nutriestetica.com podéis consultar todos los tratamientos que ofrezco en mi centro médico estético en Logroño. La consulta de evaluación para determinar vuestras necesidades es gratuita, por lo que si tenéis dudas, necesitáis asesoramiento profesional o ya os habéis decidido por algún tratamiento, estaré encantado de recibiros en nuestras instalaciones.

También os invito a seguir la actividad de la clínica a través de las redes sociales Facebook (@clinica.nutriestetica y @nutriesteticabienestar), Instagram (@clinicanutriestetica) y Twitter (@cnutriestetica) para estar al día de los últimos tratamientos, noticias y promociones.

Leer Más