Promo

100€ de descuento en toxina botulínica

En Clínica Nutriestética queremos desde YA que luzcas tu mejor imagen en el menor tiempo posible y que dejes de preocuparte por las arrugas de expresión, «patas de gallo», etc.

Por eso, y solo si lo contratas y abonas entre el 21 de marzo y el 1 de abril (ambos inclusive) de 2016, te rebajamos 100€ el precio del tratamiento con toxina botulínica. Antes: 349€. Sólo durante esta promoción: 249€.

Contrata ya tu tratamiento con toxina botulínica. Y si tienes, alguna duda, consúltanos. Nuestro Director Médico te asesorará de forma gratuita y sin compromiso sobre las características del tratamiento, seguridad, resultados…

¡Te esperamos! Recuerda que esta promoción se mantiene solo durante dos semanas.

Reserva ya tu cita en el teléfono 941 245 219, WhatsApp 667 273 306 o acércate por Avda. de Colón 43, BAJO (Logroño).

Leer Más

Galletas

¿Pan o galletas?

Fuente: Agencia EFE

Aprovechando algunas consultas que nos hacen pacientes relacionadas con «eliminar el pan» y sustituirlo por «otros alimentos más sanos, como las galletas», os trasladamos un análisis realizado por la agencia EFE, comparando los aportes nutricionales del pan y las galletas.

Los resultados van a sorprender a más de uno…

La masa del pan se elabora con harina de cereales, sal y agua. Se hornea y ya está lista para comer. Pero este alimento básico en nuestra pirámide nutricional siempre ha tenido fama de ser perjudicial para nuestro peso: «No comas tanto pan, que vas a engordar».

Sin embargo, si comparamos el pan con las galletas, los resultados no dejan indiferente:

En cuanto a su valor energético, todas las galletas se posicionan entre las 450 y las 485 kilocalorías, mientras que el pan solo aporta 236, alrededor de la mitad de calorías que sus selectas hermanas de cereal.

En cuanto a la contribución de agua, esencial para la vida, las galletas sacian la sed corporal con apenas un 2,5% de su contenido, por un 35% del pan.

En cuanto a los hidratos de carbono, al ser alimentos que se elaboran con harina de trigo, resulta de máxima importancia fijar la atención en sus componentes azucarados, ya que no es conveniente para la salud un alto contenido en azúcares simples. Las galletas van desde los 13 gramos de las «digestivas» hasta los 34 de las chocolateadas, pasando por los 25 y 26 de las elaboradas con mantequilla y las María, respectivamente. En cambio, el pan solo nos endulza con 1,8 gramos.

En cuanto a la fibra, el pan, con 3,5 gramos, solo pierde con los 4,5 de las «digestivas», una diferencia mínima que disminuye aún más con el resto de galletas.

En cuanto a las proteínas, mérito dietético que no caracteriza a estos productos horneados, todos giran entre los 6,3 y los 8,3 gramos, aunque es el pan el que más se apunta.

En cuanto a las grasas totales, las galletas triunfan sin lugar a la duda: 19 gramos las María, casi 21 las «digestivas», 20 las de mantequilla y 24 las más atrayentes para los niños. El pan, con unos pírricos 1,6 gramos, vuelve a salir airoso.

(más…)

Leer Más

Pareja 2 - BAJA

Cuándo empezar a cuidar tu piel

Es bastante habitual últimamente entre hombres y mujeres que acuden a hacerse tratamientos para paliar problemáticas de la piel como falta de hidratación, arrugas, falta de elasticidad, etc., que tras recibir el asesoramiento y consejos pertinentes, te pregunten: «Entonces, ¿debo empezar ya a cuidar mi piel?». O también: «¿Cuándo debería empezar a cuidarme para que no me salgan arrugas?».

La primera respuesta es: SIEMPRE debemos cuidar nuestra piel. Esos cuidados variarán en función del tipo de piel, hábitos de vida, época del año, etc. Y no distinguen entre sexos.

Una vez dejado claro el primer punto, es importante saber que los primeros cambios en la piel a nivel epidérmico se producen entre los 25 y los 30 años. Aún siendo jóvenes, se empiezan a manifestar los primeros cambios en la piel como puede ser una mayor sequedad, pérdida de brillo, manchas o rojeces, etc.

Por supuesto, nuestra genética y nuestros hábitos de vida van a ser puntos claves en este proceso. En estas edades aparecen los síntomas del abuso del sol en la infancia: no protegerse adecuadamente de la exposición solar es uno de los factores que provocan un envejecimiento prematuro de la piel. Este efecto se verá más o menos acentuado según nuestro sistema de protección natural a la radiación ultravioleta y nuestro fototipo: las personas con un fototipo muy claro o pálido tienen más tendencia a envejecer de manera prematura.

(más…)

Leer Más

rejuvenecimiento

Tu piel, más joven y preparada para el verano

Ahora que se acerca el verano, es fundamental que la piel de tu cara se encuentre hidratada y nutrida.

El Clínica Nutriestética trabajamos con los mejores productos de laboratorio para reforzar sus niveles de hidratación interior e incrementar su suavidad, elasticidad y firmeza. Lo primero que notarás es un aspecto natural, fresco y tonificado de tu piel, mostrando una imagen saludable y joven.

¿Cómo lo hacemos?
A través de una serie de microinyecciones hidratantes de un gel suave de ácido hialurónico que permite aumentar la firmeza y elasticidad de la piel.

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en nuestro organismo, y ayuda a la hidratación de la piel. A medida que envejecemos, la calidad de dicho ácido va disminuyendo de forma paulatina.

A través de esas microinyecciones, reponemos y mantenemos ese nivel de hidratación natural desde el interior. Al tratarse de un ácido hialurónico estabilizado, sus efectos se mantienen durante varios meses.

¿A quién se los recomendamos?
Es un tratamiento válido para todo tipo de pieles, tanto en hombres como en mujeres, que presenten ya signos de envejecimiento cutáneo.

¿Qué zonas son las más recomendables?
Los mejores efectos se consiguen en cara, labios, cuello, manos y escote. También es recomendable en casos de piel con cicatrices de acné o fotodañada.

¿Cuánto dura el tratamiento?
Si bien pueden verse resultados después de tan solo un tratamiento, para obtener resultados óptimos el protocolo de trabajo recomienda una fase inicial, de 3 sesiones separadas de 2 a 4 semanas y después realizar sesiones de mantenimiento regulares, aproximadamente cada 6 meses. De esta forma mantenemos los resultados en el tiempo.

(más…)

Leer Más