Alimentos con «apellido»

Cuando realizamos la compra y vamos por el supermercado, vemos cómo nos bombardean con palabras como “sano”, “bajo en grasa”, “natural”, “casero”… A estos adjetivos nosotros les llamamos “apellidos”. La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) advierte que estos y otros adjetivos tienden a confundir al consumidor y nosotros como profesionales de la salud nos preguntamos: ¿Realmente lo son? La mayoría tienden a hacernos creer que son mejores para nuestra salud, y muchas veces el precio es superior a los normales.

Estos reclamos publicitarios van acompañados muchas veces de exageraciones; para evitar confusiones es importante leer el etiquetado nutricional y comparar. La OCU ha elaborado un listado de productos que se consideran naturales y artesanales.

Productos naturales
Legalmente, estos productos pueden llevar la denominación de «natural»:
– Agua mineral envasada (la que se obtiene directamente de manantial).
– Yogur natural (elaborado con fermentos e ingredientes lácteos, con o sin azúcar o edulcorantes, pero sin aromas).
– Conservas al natural (vegetales o pescados y mariscos cocidos y envasados solo con agua y sal)
– Aromas naturales (aditivos de origen vegetal o animal).

En el resto de los casos, la OCU advierte que aunque el producto asegure ser «100% natural», puede que nos estén engañando. Por eso insistimos en leer los ingredientes.

Productos artesanales
Los productos que tienen la categoría de artesanos o tradicionales se señalan con sellos que acreditan que son:
– Especialidad Tradicional Garantizada (ETG), como el jamón serrano, la leche de granja, los panellets o las tortas de aceite de Castilleja de la Cuesta.
– Producto de una Indicación Geográfica Protegida (IGP), como los turrones de Jijona o Alicante o los polvorones de Estepa.
– Alimentos artesanales auténticos, que se definen en cada Comunidad Autónoma como tales y se atestigua con unos sellos identificativos.

Mi recomendación como nutricionista: piénsatelo si el producto:
– Necesita apellido (bajo en grasa, desnatado, zero…)
– Va dirigido a una enfermedad especifica (colesterol, obesidad…)
– Va dirigido a un grupo de población (niños, menopausia…)
– Le añaden ingredientes (ahora con más fruta, con omega 3…)

RECUERDA: MÁS MERCADO Y MENOS SUPERMERCADO

Leer Más

Alimentación emocional

Creemos que la pérdida de peso va más allá de controlar sólo la dieta y el ejercicio. Las personas somos más complejas que sólo comer: sentimos, tenemos circunstancias concretas, vivimos en entornos determinados, etc. Y todo esto va a influir de una manera u otra en su tratamiento.

Así es que vamos a darle importancia a nuestras emociones. Llamaremos “alimentación emocional” a la relación entre nuestras emociones y nuestra alimentación.

Muchas veces tendemos a relacionar negativamente cuando escuchamos el concepto de comer emocional: “estoy triste y me calmo con comida”; pero también es alimentación emocional cuando pensamos en celebraciones familiares y utilizamos la comida para disfrutar. Y estas emociones son positivas.

Por lo tanto, la relación emoción – comida no es siempre negativa. Es algo que hacemos desde muy pequeños.

A continuación os damos tres ejemplos de cómo influye nuestro entorno en esta asociación:

1. Marketing alimentario: en muchos restaurantes de comida rápida encuentras regalos que acompañan a productos. Los niños relacionan la comida/juguete.

2. Refuerzo con comida: entregamos la comida como refuerzo o premio. “Si te vistes sólo esta tarde te compro chocolate”: si hago cosas buenas me darán siempre algo dulce.

3. Comida como “calma”: ofrecer productos/alimentos para calmar y aliviar emociones. Ejemplo típico en las películas cuando la protagonista cuando esta triste y se sienta en el sofá frente al televisor a llorar con un bote extra grande de helado y galletas.

Como veis sin querer utilizamos la comida como una herramienta para gestionar nuestros sentimientos y mientras sigamos usando la comida para calmarnos, difícilmente vamos a aprender a gestionar nuestras emociones.

En Clínica Nutriestética no solo trabajamos con la alimentación. Creemos que identificar las emociones y cómo las relacionamos con los alimentos es fundamental. Conseguir nuevas herramientas con recursos y estrategias para afrontarlas es uno de nuestros objetivos.

Para más información ponte en contacto con nosotros.

Tatiana B. Mendizábal
Nutricionista
Clínica Nutriestética

Leer Más

Año Nuevo: también para tu salud y alimentación

Con la llegada del año nuevo volvemos todos con los mismos propósitos: hacer más ejercicio, ponerme a dieta, cambio de hábitos… Según diversos estudios, la mayoría de personas terminan abandonando antes de llegar a febrero. ¿Por qué sucede esto? Principalmente por la manera de pensar que tenemos; es decir, nos fijamos metas del tipo: en 3 meses perderé 10 kilos o estaré dos meses a dieta.

Una forma de plantear el inicio del año puede ser verlo a largo plazo y cambiando la palabra “dieta” por “estilo de vida saludable”. La palabra “dieta” en sí muchas veces tiene una connotación negativa, pensamos más en lo que no podemos comer y lo vemos como un sacrificio, en lugar de centrarnos en lo que podemos comer y lo que ayudará a mejorar nuestra salud y, por ende, a bajar de peso.

Después de los excesos calóricos de Navidad y el sedentarismo muchos ven cuesta arriba volver a los hábitos saludables. Por eso te damos los siguientes consejos:

– Reparte entre amigos o familiares el exceso de turrones, dulces y alimentos que han quedado de la Navidad.

– Ponte un objetivo alcanzable: para esto es importante acudir a tu nutricionista. Ella te dirá el estado nutricional en el que te encuentras y te guiará con un método que te permita bajar de peso sin comprometer tu salud.

– No te obsesiones con el peso. La meta NO puede ser un número. Encontrarse mejor físicamente también es un logro.

– Incluye una rutina diaria de ejercicio, esto mejorará tu forma física, tu salud mental y ayudará a sentirte activo.

Bebe agua. Sí o sí antes que otras bebidas. La recomendación diaria está entre 1,5 a 2 litros de agua. Esto te mantendrá hidratado, es lo mejor para paliar la sed y puede contribuir a la sensación de saciedad.

¿Comenzamos? Infórmate sin compromiso en el teléfono ☎️ 941245219, WhatsApp 667273306 o mail: [email protected]

Tatiana B. Mendizábal

Nutricionista – Clínica Nutriestética

Leer Más

Test de Intolerancias Alimentarias

Las intolerancias alimentarias son reacciones adversas del organismo hacia un alimento específico o algún ingrediente, que afecta al 45% de la población, provocando numerosos problemas de salud.

Factores importantes a tener en cuenta:

1. Las intolerancias pueden ser reversibles. Es por ello que dentro del test se incluye un protocolo de reintroducción de los alimentos después de un periodo de tiempo determinado según la clasificación de intolerancia de cada alimento (alta, media o baja).
2. Los mecanismos que causan las intolerancias alimentarias son completamente diferentes a los mecanismos que causan las alergias alimentarias.
3. Las intolerancias alimentarias pueden pasar desapercibidas durante varios años ya que sus manifestaciones no se suelen relacionar con la alimentación.
4. Las intolerancias alimentarias afectan por igual a niños y adultos.

Entre los síntomas más comunes, el asma, síntomas gastrointestinales (nausea, vómitos y diarrea), eczema, urticaria, rinorrea, dolores de cabeza y edema o retención de líquidos. Otros síntomas a largo plazo son la depresión, la ansiedad, la fatiga, la migraña, el insomnio y la hiperactividad en niños.

Algunas veces la causa de la intolerancia a un alimento es obvia, pero en la mayoría de los casos, el alimento sospechoso es más difícil de detectar, por eso ofrecemos INTEST.

INTEST es utilizado para el tratamiento nutricional de la obesidad, sobre todo en aquellas personas que no responden a los tratamientos habituales de adelgazamiento. Si la ingesta del alimento, al que se ha desarrollado una intolerancia, es frecuente, se provoca la activación de otros elementos del sistema inmunitario, provocando una inflamación.

¿En qué consiste el INTEST?
La prueba se realiza a través de una extracción de muestra de sangre. No es doloroso. Para el análisis se utiliza el Método Elisa validado para la detección de anticuerpos IgG (inmunoglobulinas IgG). El cual es un marcador útil de reacciones adversas a alimentos e hipersensibilidad alimentaria.

INTEST es rápido, fiable y riguroso

¿Qué alimentos incluye el INTEST?
– Frutas
– Legumbres y cereales
– Lácteos
– Frutos secos
– Pesado y marisco
– Huevos y derivados
– Carne y ave
– Hierbas y especias
– Varios aditivos

Además de la realización del test incluimos dos sesiones de seguimiento con nuestra nutricionista, quién te explicará los resultados y en base a ellos elaborará un plan nutricional.

¿A qué esperas? Infórmate sin compromiso en el teléfono ☎️ 941245219, WhatsApp 667273306 o mail: preguntanos@nutriestetica.com

Leer Más

La Medicina del Bienestar: presente y futuro

La esperanza de vida aumenta año tras año. La ciencia y la medicina no dejan de buscar respuestas para mejorar nuestra calidad de vida durante la etapa que, años atrás, se conocía como vejez y que, hoy en día, es tan solo una fase más de la vida que puede disfrutarse como cualquier otra.

Por algo somos el tercer país con mayor esperanza de vida del mundo tras Japón y Suiza. Y es que la medicina preventiva está dejando paso a una forma proactiva de entender la salud, en la que se toman medidas individualizadas para prevenir enfermedades.

Estamos aprendiendo a anticiparnos a problemas y necesidades para evitar el riesgo a sufrir cualquier patología. Y es que con el paso de los años nuestro reloj metabólico se va desgastando y las funciones metabólicas se val alterando. Hoy en día, ya no es tan solo tratar enfermedades, el futuro es la medicina predictiva que puede lograr evitar ciertas alteraciones congénitas que desencadenan el envejecimiento prematuro, y aspirar así a vivir con una buena calidad de vida durante muchos años más.

Esta medicina proactiva toma la iniciativa de nuestra salud y se anticipa a problemas y necesidades (presentes y futuros). Su finalidad es tratar la bioquímica para que no afecte a la fisiología, con el fin de adelantarnos a la patología. Se trata de aquella medicina que busca el cómo, el porqué, el dónde y el qué de una dolencia. Por eso, en Clínica Nutriestética trabajamos un enfoque completo (multidisciplinar), acercando al paciente toda la información clave que necesita saber.

Y es que en Nutriestética no solo tratamos patologías: tratamos estados de ánimo. Si un paciente nos dice que a las 3 de la mañana se despierta y se come una tableta de chocolate, el paso lógico inicial es decirle que no se coma esa tableta porque no es bueno para su salud. Pero la clave es averiguar y solucionar “qué es lo que te hace despertarte a las 3 de la mañana y te genera ese impulso”. Ahí es donde llegamos aunando la medicina con técnicas de coaching nutricional y médico. En el momento en el que averiguamos y tratamos ese “foco del problema” (estrés, ansiedad, angustia…), estamos mejorando la calidad de vida de nuestro paciente y, de paso, su salud y bienestar.

Por eso nuestros tratamientos no solo son personalizados, sino que además son individualizados y particulares.

 ¿El objetivo final? Lograr que los años que vivimos sean lo más plenos y saludables posibles.

Y es que no hablamos solo de una disciplina médica, sino de una forma de vida y de un nuevo enfoque del cuidado del cuerpo y la salud. Un abordaje que pone al alcance del paciente todo tipo de herramientas. Desde la medicina estética que nos acerca a una apariencia y a una imagen corporal que nos permite sentirnos a gusto con nuestro aspecto, hasta aconsejar la actividad física que más conviene genéticamente a cada paciente.

Se trata de lograr eso tan sencillo -pero tan complejo- de sentirnos bien, tener una vida lo más plena posible en la que el sueño y el descanso tengan un papel fundamental. Herramientas básicas todas ellas para alejar la perspectiva de cualquier enfermedad.

Trabajamos para ayudar a ser y a sentirnos felices teniendo salud y alcanzando el bienestar.

Y ahí estamos nosotros: Clínica Nutriestética. Desde 1988 en Logroño.

¿Hablamos?  🙂

Leer Más