Nutriestética

Las cosas claras

Muchas personas, cuando entran por primera vez en Clínica Nutriestética y piden información sobre algún tratamiento, nos suelen preguntar después cosas como:
“¿Seguro que es este el precio total?”, “¿No hay letra pequeña?”, “Luego no tendré que pagar nada más, ¿no?”

En Clínica Nutriestética nuestros principales valores son la honestidad y claridad con nuestros pacientes, así como la excelencia en el trato. Si un tratamiento no es el adecuado para ti porque los resultados no van a ser los deseados, vamos a ser los primeros en decirte “NO”. Podremos hacer bien o mal las cosas, pero nuestro objetivo es que ningún paciente salga por la puerta pensando que no se ha sido sincero u honesto con él.

Esta filosofía se traduce en cosas como:

1. No cobramos la Consulta de Evaluación Médica, ni te compromete a nada: tan solo estudiamos tu caso, te decimos cuál es (o no) la solución y después tú decides si te quedas con nosotros, acudes a otro sitio…

2. Siempre elaboramos un presupuesto previo del tratamiento y te lo explicamos para que tengas toda la información necesaria (sesiones, metodología de trabajo, formas de pago, financiación, etc.) para poder estudiarlo con calma y tomar la decisión de forma adecuada.
Sin letra pequeña. Lo que ves es lo que te ofrecemos y lo que nos comprometemos a hacer.

3. Siempre entregamos factura de todos nuestros tratamientos en la que se desglosa el tratamiento realizado, el I.V.A. correspondiente, descuentos, etc.
Para que sepas en todo momento qué estás pagando.

4. Clínica Nutriestética no existe sin sus pacientes. Por eso, cuidamos y mimamos a las personas que confían en nosotros.

¿Todavía no tienes tu tarjeta del Club Nutriestética Salud? Solicítala. Es gratuita y te abre las puertas a muchas sorpresas exclusivas para nuestros pacientes.
Y no solo eso, al imprimir tus facturas encontrarás cheques regalo, descuentos y otras sorpresas.

También recibirás en tu e-mail, móvil y buzón nuestras últimas promociones y tratamientos exclusivos para nuestros pacientes.

¿Te animas?

Leer Más

Edulcorante

La Stevia. Algunas aclaraciones.

Deborah García Bello / dimetilsulfuro.es

La Stevia o estevia es quizá el edulcorante estrella dentro del mercado de lo que se publicita como “natural”. Se comercializa como edulcorante de la planta stevia, de origen vegetal o a base de hierbas. Esta estrategia de marketing sabemos que funciona, que las plantas resultan más atractivas que los nombres de las sustancias que se extraen de ellas, pero ¿el edulcorante que llamamos Stevia realmente es una planta? ¿tiene tantas cualidades como se cuenta?

La Stevia rebaudiana es una planta subtropical (un pequeño arbusto perenne) de la familia de las asteráceas que se cultiva actualmente en casi todo el mundo, pero originariamente proviene de Sudamérica. Las hojas de la planta Stevia contienen varios compuestos llamados glucósidos que son los que otorgan el sabor dulce. El género Stevia incluye más de 200 especies, sin embargo, sólo dos de ellas contienen glucósidos de esteviol, siendo la Stevia rebaudiana Bertoni la variedad que contiene los compuestos más dulces. La Stevia rebaudiana es una planta cuyo extracto tiene un sabor entre 250 y 400 veces más dulce que el azúcar común, y esto se debe a la presencia de dos tipos de glucósidos de diterpeno: los esteviósidos y los rebaudiósidos.

Cuando compramos edulcorante Stevia, lo que estamos comprando es uno de sus extractos, uno de sus glucósidos de esteviol purificado. A este glucósido que comúnmente denominamos Stevia es el edulcorante E-960, no se trata de la planta, sino de un compuesto químico en concreto.

Para producirlo, se siguen estos pasos:
El compuesto químico que se obtiene, el rebaudósido A, es un aditivo alimentario, es decir, que ha seguido el proceso de autorización para su uso en alimentación de la misma forma que lo han hecho el resto de edulcorantes que encontramos en el mercado como el aspartamo, la sacarina o el ciclamato. Tras este proceso se le ha asignado un número E, que es el que nos garantiza que un aditivo ha sido estudiado, que ha pasado los controles sanitarios, y que se ha medido la cantidad máxima que podemos consumir sin que llegue a suponer un riesgo para la salud.

En la Unión Europea no está autorizado el consumo de la planta Stevia sin purificar o de sus hojas. Así que a pesar de que creamos estar comprando una planta, porque eso es lo que sugiere su publicidad y su packaging, en realidad estamos comprando únicamente un compuesto presente en la misma, el rebaudósido A, al que llamamos aditivo E-960.

(más…)

Leer Más

h

Insuficiencia cardíaca y alimentación

Fuente: Fundación del Corazón.

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad crónica que puede afectar a personas de todas las edades, aunque es más frecuente en personas mayores. El corazón tiene menos capacidad de la que debería para bombear sangre por todo el organismo y con frecuencia se puede producir retención hidrosalina (edemas). Realizando algunos cambios en los hábitos alimentarios se puede conseguir una mejora en la calidad de vida. Es mejor ir introduciendo estos cambios progresivamente para no abandonarlos al poco tiempo.

Los objetivos del tratamiento dietético en la insuficiencia cardiaca son:

· Reducción de sal en la dieta.
· Reducción de grasa en la dieta.
· Reducción de peso si existe sobrepeso u obesidad.
· Dieta cardiosaludableDescarga la dieta para la insuficiencia cardiaca.

Reducción de sal
La sal es necesaria en el organismo en pequeñas cantidades pero si se sobrepasa la cantidad adecuada se puede producir retención de líquidos que incrementa el volumen de sangre circulante con un aumento de la presión arterial. Con el paso del tiempo esto puede producir un estrechamiento de la arterias y hacer que el corazón tenga una sobrecarga de trabajo mayor de lo necesario. Tenemos que tratar de mantener una ingesta de sal por debajo de los 3 g al día (½ cucharilla de café). Estos 3 g de sal equivalen a 25 g de sodio, o lo que es lo mismo, 1.250 mg de sodio.

La forma mas fácil de reducir la sal en la dieta es no añadirla a los alimentos. Los productos frescos suelen tener un bajo contenido en sal, mientras que los alimentos preelaborados o precocinados suelen tener un contenido mayor. Los alimentos mas ricos en sal son (de mayor a menor contenido): cubitos de caldo, sopas comerciales, bacalao salado, tocino de cerdo, caviar, pizzas, beicon, precocinados (croquetas, empanadillas…), queso azul, ketchup, jamón serrano, aceitunas, jamón cocido, queso manchego, patatas fritas comerciales, frutos secos, embutidos. También debemos tener en cuenta el contenido de sodio del agua mineral embotellada, leer atentamente las etiquetas y seleccionar aquellas de mineralización muy débil que contengan menos de 5 mg de sodio por litro.

Podemos utilizar alimentos saborizantes (zumo de limón, hierbas, especias aromáticas) como sustitutos de la sal para hacer más sabrosos los platos. Las carnes combinan bien con el laurel, nuez moscada, pimienta, salvia, tomillo, ajo, cebolla, orégano, romero; los pescados con el curry en polvo, eneldo, mostaza, zumo de limón, pimienta y los vegetales con el romero, salvia, eneldo, canela, estragón, albahaca, perejil…

(más…)

Leer Más

Legumbres

Las legumbres. Pequeños gigantes

Fuente: Fundació Alícia.

Seguro que para muchos de vosotros es conocido el cuento de “Jack y la Habichuela Mágica”. Éste es una interesante metáfora sobre el potencial de las legumbres.

En el cuento, Jack cambia una vaca por unas cuantas judías, provocando el enfado de su madre. No obstante, cuando las semillas germinan, la planta que crece le da acceso a grandes tesoros. Esta es una forma fantasiosa de explicar que las legumbres tienen el gran potencial de alimentar a toda una familia.

Hoy en día, casi todas las culturas del mundo tienen algún plato característico con legumbres. Desde las judías (fríjoles) en Latinoamérica hasta la soja asiática, pasando por el garbanzo del norte de África o la lenteja de Medio Oriente. Prácticamente no hay ninguna nación que no haya incorporado las legumbres en su dieta. Y es que cada vez más, estos alimentos ganan terreno en la cocina, dejando atrás el calificativo de “comida para pobres”.

Las legumbres son importantes por su alto valor nutricional, ya que son una fuente importante de proteínas que podemos mejorar aún más si las mezclamos con cereales o frutos secos; además nos aportan hierro, fibra y no contienen colesterol.

En definitiva, desde el punto de vista nutricional hay muchas ventajas. En la pirámide de los alimentos están en la base como un alimento importante por su aporte de energía y después, con el resto de alimentos que nos aportan este nutriente fundamental para el crecimiento, las proteínas. Pero aunque son muy importantes y las deberíamos comer de 2 a 4 veces por semana, lo cierto es que el consumo en general es muy bajo. Según los datos de la ENIDE (Encuesta Nacional de Ingesta Dietética Española 2011), el consumo de proteína de origen animal (carnes y embutidos) es cinco veces superior que el de las legumbres, 31% y 6% respectivamente.

Es por ello que en esta ocasión os presentamos dos recetas con legumbres distintas, sencillas, divertidas y sobre todo, muy saludables para disfrutar con toda la familia:

(más…)

Leer Más

Batidos Detox

La moda de los batidos vegetales. ¿Funcionan?

JULIO BASULTO / EROSKI CONSUMER

Cada vez más empresas pretenden hacernos creer que cierta combinación de frutas y hortalizas (cuanto más exóticas mejor) nos “desintoxicará”, compensará nuestros malos hábitos o curará una larga lista de trastornos. ¿De verdad los batidos “detox” depuran el organismo o más bien es una “superstición a la carta”? ¿Son acaso los batidos verdes un sustituto de un buen estilo de vida o son un engaño con argumentos similares a los de los cuentos de hadas? En este artículo se profundiza sobre estas cuestiones.

Las frutas y las verduras son alimentos saludables. El problema es cuando confiamos la salud a un batido de colores que promete desintoxicarnos en lugar de revisar la dieta, tomar consciencia de lo que comemos y plantearnos de qué manera podríamos mejorar. El riesgo está en buscar soluciones puntuales o mágicas a problemas globales, como no llevar un estilo de vida saludable, y querer compensarlo con un producto -en este caso, batido- que nos haga “sentir mejor” sin renunciar a hábitos insanos.

Así, una serie de productos basados en batidos vegetales está haciendo su agosto gracias a impecables campañas publicitarias, que combinan una amalgama de argumentos médicos y nutricionales con propuestas alternativas. Su hilo conductor parte de la premisa de que si eliminamos ciertas “toxinas”, conseguiremos la “depuración” de nuestro cuerpo. Un ejemplo de ello son los productos llamados Drink6, que aseguran que “limpian” el organismo “en 1, 3 ó 5 días”.

Batidos detox: promesas infundadas e ilegales

Drink6 -para seguir con el ejemplo- ofrece seis productos “para purificarte” a partir de ingredientes “100% naturales”. En primer lugar, tal y como se explica en el artículo ‘Complementos dietéticos: cuidado con lo “natural”‘, la legislación prohíbe vincular palabra “natural” a “pretendidos efectos preventivos o terapéuticos“. De hecho, este tipo de propuestas siempre incumple uno o varios apartados del Real Decreto 1907/1996 sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria.

En segundo lugar, toda declaración de salud debe estar aprobada, hoy por hoy, por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Esto en absoluto ocurre en el caso de esta empresa y muchas otras que, además, presumen de que sus programas están “avalados por nutricionistas”, cuando no siempre es así, algo que vulnera la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias. En todo caso, aunque fuera cierto que hubiesen nutricionistas (que no serían otra cosa que falsos gurús), en realidad este tipo de compañías no aportan pruebas que sustenten la hipótesis de que consumir sus productos ejercerá beneficios constatables en la salud.

Desintoxicar, depurar… ¿Qué significa?

La palabra “desintoxicar” tiene una connotación médica: es un proceso que permite eliminar sustancias nocivas del organismo, como narcóticos. Sin embargo, cuando anuncian sus productos, los responsables de la lucrativa “industria del detox” no hacen referencia a sustancias tóxicas, sino a entelequias incomprensibles y sin base científica.

Sobre esto se amplía en el artículo ‘Dietas depurativas: superstición a la carta’. Para el doctor Abel Mariné, reputado catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona, el concepto de depurarse “no se sostiene científicamente”. Opina de forma similar el profesor Edzard Ernst, según justificó en una investigación publicada en 2012 en British Medical Bulletin.

(más…)

Leer Más