_ARS0410

El aceite de Rosa Mosqueta

El Aceite de Rosa Mosqueta es un aceite vegetal con grandes propiedades para la medicina convencional y estética. Éste se extrae de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas (Rosa moschata o Rosa Rubiginosa). Aunque es una planta originaria de Europa, también la podemos encontrar en el sur de los Andes, especialmente en Chile y Argentina. Su composición con numerosos ácidos grasos esenciales (ácido omega 6, omega 3, linoleico), antioxidantes y vitaminas (retinol –vitamina A- , vitamina C, E) lo convierten en un objeto imprescindible en nuestra casa.

Numerosos Estudios Científicos han demostrado los Beneficios del Aceite de Rosa Mosqueta frente algunas dolencias, enfermedades e incluso para el cuidado de la piel, gracias a sus efectos regeneradores. Entre algunos de sus beneficios y propiedades nos encontramos con:

Retrasa los Signos de Envejecimiento Prematuro y las Arrugas
Esto se debe a la cantidad de antioxidantes y vitaminas que contiene el Aceite de Rosa Mosqueta, pudiendo penetrar en las capas más profundas de la piel. La Vitamina C de la Rosa Mosqueta estimula la producción de colágeno, reduciendo las líneas de expresión y las arrugas de nuestro rostro.

Mejora las Estrías y Manchas de la Piel
Los aceites grasos esenciales de la Rosa Mosqueta mejoran claramente la pigmentación de la piel, su textura y tono. Además debido a sus alto componente en antioxidantes y Vitaminas (principalmente C y A) produce colágeno y protege de los daños externos como el sol, reduciendo las marcas de estrías y las manchas de nuestra piel. (más…)

Leer Más

Vitíligo

Manchas blancas en la piel. ¿Las reconoces?

Las manchas blancas de la piel son motivo de preocupación estética en las personas que las padecen, y especialmente en verano ya que son más evidentes cuando el resto de la piel está bronceada. Afortunadamente, no revisten gravedad y sí se puede “hacer algo” para eliminarlas o al menos mejorar su aspecto.

Por qué aparecen
Las manchas blancas se forman por la disminución en la síntesis de la melanina, el pigmento que da color a la piel. Por esta razón también reciben el nombre de hipocromías o hipomelanosis.

Se deben a gran variedad de factores: herencia genética, alteraciones del sistema inmunitario, infección de hongos e incluso el estrés, tal como detallamos más adelante.

Tipos de manchas blancas
Las hipocromías más habituales son el vitíligo, la pitiriasis versicolor, la pitiriasis alba y una de nombre impronunciable aunque muy habitual llamada hipomelanosis guttata idiopática.

VITÍLIGO
Es la hipocromía más conocida desde que se supo que el rey del pop, Michael Jackson, padecía vitíligo. En los últimos meses se ha vuelto a hablar de esta alteración -que afecta al 2% de la población- gracias a las campañas publicitarias protagonizadas por la modelo con vitíligo Winnie Harlow. (más…)

Leer Más

Celulitis

Cremas anticelulíticas: ¿merece la pena comprarlas?

Todos los días los medios de comunicación nos bombardean con anuncios de cremas anticelulíticas que prometen eliminar la celulitis mientras duermes o en unas pocas semanas. Pero ¿qué tiene esto de cierto?

La piel, esa barrera protectora
La piel es el órgano más grande del cuerpo, con una superficie de unos dos metros cuadrados y un peso de unos cinco kilos en un adulto de complexión media. Además de su importante función social, estética e incluso sexual (la imagen que proyecta es de gran importancia), la piel es un órgano vivo que respira y es capaz de regenerarse, flexible, resistente, que regula el metabolismo y la temperatura corporal, alberga el sentido del tacto y sintetiza vitamina D, entre otras cosas. Pero sobre todo, la piel es impermeable y actúa como una verdadera barrera protectora (física, bioquímica e inmunológica) frente a las agresiones del exterior. Actúa tanto como barrera de permeabilidad evitando la pérdida de agua hacia el exterior como de barrera contra la penetración de sustancias, incluida el agua, desde el exterior.

Las cremas anticelulíticas
Existen en el mercado multitud de cremas anticelulíticas, con diversidad de productos activos, pero teniendo en cuenta lo que acabamos de explicar sobre la cualidad protectora de la piel y que las cremas anticelulíticas no dejan de ser productos cosméticos, podemos adivinar que hasta la mejor crema tendrá muchísima dificultad para penetrar hasta el adipocito, ya que la mayoría de ellas actúan exclusivamente a nivel de la capa más superficial de la piel, la epidermis.

Pero ¿funcionan?
La legislación vigente marca que los productos cosméticos son sustancias destinadas a ponerse en contacto con la superficie del cuerpo con la finalidad de mantenerla protegida y en buen estado (limpieza, perfume, aspecto…) y por tanto no deben penetrar más allá de las capas superficiales de la piel. En consecuencia, estos productos no tienen la capacidad de llegar a las capas en las que se desarrolla la celulitis.

La mayoría de cremas anticelulíticas tienen componentes (cafeína, L-carnitina, centella asiática, vitamina E…) que benefician a la piel y la ayudan a mejorar su aspecto, consiguiendo un efecto temporal y la apariencia de mejoría de la celulitis (mejor textura de la piel y disminución del aspecto de “piel de naranja”).

Además, el masaje que hay que dar para conseguir la absorción de la crema, también ayuda a conseguir esa mejora del aspecto de la piel.

Entonces ¿merecen la pena?
Teniendo en cuenta que solo son una parte del tratamiento y que solo actúan en la parte más superficial de la piel, podemos concluir que si pretendemos eliminar o reducir la celulitis solo a base de cremas anticelulíticas, la respuesta es un no rotundo.

Pero si las usamos, con constancia, como complemento de tratamientos médico-estéticos o estéticos profesionales y sobre todo de un estilo de vida y una alimentación saludables, la respuesta es ¡por supuesto! ya que las cremas van a ayudar a mejorar la calidad, la hidratación, la textura y el aspecto de la piel y al final, no nos quepa duda, todo suma.

Leer Más

Hidratación Facial

Tu piel limpia, hidratada y luminosa

No nos cansamos de insistir en el cuidado de nuestra piel. Debemos evitar que sufra daños, cuidándola como hacemos habitualmente con el resto de los órganos de nuestro cuerpo. Para ello es imprescindible que siempre se encuentre hidratada y preparada para protegernos.

La importancia de una piel hidratada
Por diversos factores a los que estamos expuestos diariamente, el mecanismo natural de hidratación de la piel no es suficiente y debemos aportar una ayuda extra que evite la sequedad, las grietas, la descamación o la tirantez. Y es que el cuidado de la piel y su hidratación es esencial a cualquier edad y en cualquier época del año.

La calefacción, el aire acondicionado y el sol son factores externos que facilitan la evaporación de agua. Además los hábitos nada saludables de fumar o beber alcohol, acentúan el proceso de deshidratación de la piel.

Si la piel no tiene un completo equilibrio será más probable la aparición de arrugas, manchas, celulitis o flacidez. (más…)

Leer Más

Piel Sensible

Pieles sensibles: consejos

KOSEI/Mª Teresa Alcalde

¿Cómo saber si tienes la piel sensible?
Basta con comprobar si tu piel está tirante, con picores y rojeces, descamada… La piel sensible es más frágil y reactiva cuando pasamos más tiempo al aire libre.
El 60% de las mujeres tienen la piel sensible. Si perteneces a este grupo o si notas que cuando empieza el calor tu piel está más incómoda de lo habitual, no esperes a que los síntomas empeoren. Toma medidas ya mismo y utiliza cremas específicas o tratamientos que la protejan.

Test para saber si tu piel es sensible
Si reconoces 3 o más características, tu piel es sensible.
* La piel es fina y tiene irregularidades (granitos, venas dilatadas…)
* No tolera bien el sol ni los tratamientos agresivos (peelings químicos, láser…)
* La contaminación, el tabaco y el clima adverso (frío, viento) la piel enrojece y está tirante.
* El estrés, el alcohol, el café o los picantes la empeoran.
* Cuando usas una crema nueva, la piel está incómoda

Trátala con (máxima) delicadeza
Olvídate de gestos tan habituales como apretar los granitos, frotar con fuerza con el guante de crin y exfoliarte con cremas con microgránulos. La piel sensible necesita mucha suavidad, productos ligeros y gestos delicados.

¿Qué trucos de belleza son los que más convienen a las pieles sensibles?
– Las leches limpiadoras sin aclarado (el agua del grifo contienen sales de calcio y magnesio que resecan e irritan la epidermis).
– Los tónicos sin alcohol y el agua termal, que calma y desensibiliza la piel.
– Las cremas (hidratante, contorno de ojos, antiarrugas) de textura fluida que no sean oclusivas.
– Los masajes suaves y lentos que relajan las terminaciones nerviosas.

Los cambios bruscos de temperatura calor-frío-calor te perjudican. Dilatan y contraen los capilares, los debilitan y ocasionan tirantez y rojeces permanentes. Si quieres que tu piel se mantenga confortable en verano, mantenla alejada de las temperaturas extremas. En otras palabras, nada de largas sesiones al sol seguidas de un baño con agua fría, ni de continuas entradas y salidas a locales con aire acondicionado, etc.

Durante la exposición al sol
La piel sensible necesita cuidados especiales para hacer frente al calor, el viento y la sequedad.
– Aplica un sérum con antioxidantes antes de la crema solar. Los antioxidantes como el resveratrol bloquean los radicales libres y refuerzan las defensas de la piel para que resista mejor los rayos UV.
– Aplica el sérum en la cara, el cuello y el escote, espera unos segundos hasta que se absorba por completo y después extiende el fotoprotector.
– Usa protector solar con alto factor de protección (SPF50+) durante los primeros días de exposición solar. Es aconsejable que el fotoprotector también incluya antioxidantes como la vitamina E para prevenir el envejecimiento de la piel. Aplica el protector solar cada 2 horas y de forma generosa incluso en las zonas “escondidas” como las orejas, la nuca y las ingles.
– Cuando tu piel empiece a estar bronceada, puedes utilizar un fotoprotector con el índice de protección más bajo.
– No permanezcas quieta bajo el sol. En lugar de tumbarte en la toalla durante horas (lo más seguro es que tu piel se acabe quemando) es mejor que estés en movimiento: da un paseo, juega con las palas, date un baño… y descansa a la sombra de vez en cuando para minimizar el riesgo de quemaduras.
– Aclara la piel con agua de la ducha después de cada baño. La sal del mar y el cloro de la piscina resecan la piel y dan picor por lo que conviene retirarlos rápidamente. Después de ducharte, sécate bien (sin frotar, mejor con suaves palmaditas de la toalla) porque las gotas de agua actúan como pequeñas lupas que multiplican el efecto del sol. Y, por supuesto, vuelve a aplicar de nuevo el fotoprotector en la cara y el cuerpo.

Si presentas alguno de los síntomas descritos, consúltanos. Recuerda que en Clínica Nutriestética te asesoramos de forma GRATUITA y sin compromsio sobre el estado de tu piel y qué productos o tratamientos pueden ser los más adecuados para tu caso. Llámanos al 941 245 219, envíanos WhatsApp al 667 273 306 o visítanos en Avda. de Colón 43, Bajo (Logroño).

Por qué elegir Clínica Nutriestética:

· Consulta de Evaluación Médica gratuita y sin compromiso: estudiamos tu caso, resolvemos tus dudas y te recomendamos el tratamiento personalizado más adecuado para tu caso. Y sin compromiso: te lo piensas y tú decides.

· Diferentes opciones y facilidades de pago: dependiendo del precio, puedes pagar hasta en 6 meses, SIN INTERESES.

· Más de 25 años de experiencia en Nutrición y Medicina Estética. Dr. José Antonio Hernández, Director Médico de Clínica Nutriestética y presidente de la Sociedad Riojana de Medicina Estética.

· Siempre en la vanguardia: te traemos las últimas tecnologías en tratamientos Médico-Estéticos y en cosmética personalizada.

· Seguridad y confianza: equipos de primeras marcas del sector médico-estético y productos de laboratorios homologados y autorizados por el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento.

Leer Más