Indiba

Radiofrecuencia facial INDIBA

Últimamente nos habéis preguntado varias personas si en Clínica Nutriestética realizamos tratamientos con INDIBA.

Dado que la respuesta es “SÍ”, y que INDIBA es un equipo que se ha hecho un nombre propio en este sector por su versatilidad y calidad en los resultados, os explicamos a continuación cómo os va ayudar a rejuvenecer la piel de vuestro rostro.

En primer lugar, es importante matizar que los tratamientos con INDIBA son indoloros y no invasivos. Lo que estamos provocando en la piel es una diatermia localizada beneficiosa e inocua. Es decir, un calentamiento local de tejidos bajo la influencia de un campo eléctrico o magnético. Este aumento de temperatura controlado se produce desde el interior de las propias células. La intensidad del calor depende de la zona y problema a tratar. La sensación que produce es relajante y agradable.

Este proceso hace que nuestro propio organismo incremente la síntesis de colágeno y elastina. El tratamiento produce una mejora en la elasticidad, hidratación, suavidad y favorece la regeneración de la piel. Se puede aplicar en el contorno de ojos, y además reduce las bolsas gracias al efecto drenante. Además, aporta hidratación, luminosidad y reafirma el contorno. Al ayudar a eliminar toxinas, los edemas o hinchazón de la cara se reducen.

La aplicación de energía de radiofrecuencia permite acceder a las capas profundas de la dermis actuando directamente sobre las fibras que tensan la piel y hacen que estas se contraigan y aumenten provocando el estiramiento de la misma.

Ya en la primera sesión la sensación que produce en el paciente es la de tener la piel más luminosa, confortable y tersa. Conforme avanzan las sesiones, el rostro recupera firmeza y las pequeñas arrugas del contorno de los ojos se difuminan. El efecto y sensación es comparable al de un lifting: piel tersa, óvalo fuerte y definido y menos arrugas. A ello le sumamos el gran aporte de hidratación y la luminosidad.

(más…)

Leer Más

tratamiento-postparto - BAJA

Recupera tu salud e imagen tras el parto

Fuente: EROSKI CONSUMER

Tras el parto, uno de los objetivos suele ser adelgazar y recuperar el peso anterior. Sin embargo, lograrlo demasiado pronto podría perjudicar la lactancia materna e, incluso, el importante vínculo de la madre con el bebé.
De hecho, los expertos sugieren tomarse un año para recuperar el peso anterior a la gestación, tener paciencia y plantearse objetivos realistas.

El postparto es el periodo que incluye las ocho semanas posteriores al nacimiento del bebé. Es un periodo de adaptación tanto psicológico como fisiológico. En esto último, perder peso suele ser un objetivo prioritario para la mayoría de las mujeres.

Los motivos son de salud, pero también estéticos. Pero, como indica Eroski/Consumer, hay que tener cuidado con las maneras y los métodos que se emplean para tratar de alcanzarlo. Dar demasiada importancia al afán de perder peso tras dar a luz podría acarrear problemas en el vínculo con el bebé.

La mayoría de las mujeres admite haber sentido presión cultural para perder peso. Un estudio realizado en Reino Unido señalaba que las madres demasiado preocupadas por bajar de peso después del parto “pueden tener comportamientos perjudiciales para sus niños”. Estos expertos aseguran que existe “una insinuación cultural de que el trabajo de una mujer que ha sido madre es presentarse como si nada hubiera ocurrido”, y perder peso a gran velocidad.

En una encuesta realizada en 2010, entre más de 6.200 mujeres, el 60% de ellas admitió haber sentido una presión cultural debido a que las famosas pierden peso muy pronto después de dar a luz. Estos investigadores recomiendan no tratar de perder peso de forma acelerada tras el parto, sino de procurar hacerlo a lo largo de todo el primer año posterior al nacimiento del bebé. En el mismo sentido, Julio Basulto, autor de numerosas publicaciones científicas y divulgativas y docente en diversas instituciones, afirma que “no conviene perder con rapidez los kilos ganados en el embarazo, porque ayudan a producir leche materna”. A los beneficios de la lactancia materna sobre la criatura, se añade luego que dar el pecho contribuye a adelgazar.

Un año de paciencia
Si el parto ha sido natural, se debe comenzar con actividad moderada durante la cuarentena, las seis semanas posteriores al nacimiento en las que el útero vuelve poco a poco a su tamaño y se eliminan buena parte de los líquidos acumulados durante la gestación. Esta actividad moderada consiste, sobre todo, en paseos y ejercicios para reforzar el suelo pélvico, los cuales favorecen también una más pronta recuperación de las relaciones sexuales vaginales. Hay que ponerse objetivos realistas y no buscar resultados visibles inmediatos.

(más…)

Leer Más

Pareja 2 - BAJA

Cuándo empezar a cuidar tu piel

Es bastante habitual últimamente entre hombres y mujeres que acuden a hacerse tratamientos para paliar problemáticas de la piel como falta de hidratación, arrugas, falta de elasticidad, etc., que tras recibir el asesoramiento y consejos pertinentes, te pregunten: “Entonces, ¿debo empezar ya a cuidar mi piel?”. O también: “¿Cuándo debería empezar a cuidarme para que no me salgan arrugas?”.

La primera respuesta es: SIEMPRE debemos cuidar nuestra piel. Esos cuidados variarán en función del tipo de piel, hábitos de vida, época del año, etc. Y no distinguen entre sexos.

Una vez dejado claro el primer punto, es importante saber que los primeros cambios en la piel a nivel epidérmico se producen entre los 25 y los 30 años. Aún siendo jóvenes, se empiezan a manifestar los primeros cambios en la piel como puede ser una mayor sequedad, pérdida de brillo, manchas o rojeces, etc.

Por supuesto, nuestra genética y nuestros hábitos de vida van a ser puntos claves en este proceso. En estas edades aparecen los síntomas del abuso del sol en la infancia: no protegerse adecuadamente de la exposición solar es uno de los factores que provocan un envejecimiento prematuro de la piel. Este efecto se verá más o menos acentuado según nuestro sistema de protección natural a la radiación ultravioleta y nuestro fototipo: las personas con un fototipo muy claro o pálido tienen más tendencia a envejecer de manera prematura.

(más…)

Leer Más

rejuvenecimiento

Tu piel, más joven

Ahora que se acerca el verano, es fundamental que la piel de tu cara se encuentre hidratada y nutrida.

El Clínica Nutriestética trabajamos con los mejores productos de laboratorio para reforzar sus niveles de hidratación interior e incrementar su suavidad, elasticidad y firmeza. Lo primero que notarás es un aspecto natural, fresco y tonificado de tu piel, mostrando una imagen saludable y joven.

¿Cómo lo hacemos?
A través de una serie de microinyecciones hidratantes de un gel suave de ácido hialurónico que permite aumentar la firmeza y elasticidad de la piel.

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en nuestro organismo, y ayuda a la hidratación de la piel. A medida que envejecemos, la calidad de dicho ácido va disminuyendo de forma paulatina.

A través de esas microinyecciones, reponemos y mantenemos ese nivel de hidratación natural desde el interior. Al tratarse de un ácido hialurónico estabilizado, sus efectos se mantienen durante varios meses.

¿A quién se los recomendamos?
Es un tratamiento válido para todo tipo de pieles, tanto en hombres como en mujeres, que presenten ya signos de envejecimiento cutáneo.

¿Qué zonas son las más recomendables?
Los mejores efectos se consiguen en cara, labios, cuello, manos y escote. También es recomendable en casos de piel con cicatrices de acné o fotodañada.

¿Cuánto dura el tratamiento?
Si bien pueden verse resultados después de tan solo un tratamiento, para obtener resultados óptimos el protocolo de trabajo recomienda una fase inicial, de 3 sesiones separadas de 2 a 4 semanas y después realizar sesiones de mantenimiento regulares, aproximadamente cada 6 meses. De esta forma mantenemos los resultados en el tiempo.

(más…)

Leer Más