A picture of four sexy female butts over white background

Cuando dieta y ejercicio no son suficientes para quemar grasa

Cuando se hace ejercicio o se inicia una dieta para perder peso, el cuerpo se sirve de los depósitos de grasa acumulados. Esa es la buena noticia. La mala es que actúa de manera generalizada, sobre todo el cuerpo. Cuesta más perder volumen en las zonas donde existe mayor porcentaje de grasa acumulada. Otro mito, relacionado con la pérdida de peso, es que la grasa se convierte en músculo con el ejercicio: por desgracia, no es así. Ganar músculo no implica necesariamente perder grasa ya que ambos pueden coexistir sin problemas. Para acabar con la grasa, se debe combinar el ejercicio con otros tratamientos. Incluida una dieta adecuada.

Tipos de grasa: superficial, profunda e intraabdominal
Existen tres tipos de grasa: la superficial, la profunda y la intraadbominal. La primera se sitúa justo debajo de la dermis. Es la tercera capa de la piel y se reparte por todo el cuerpo. La segunda se halla entre la grasa superficial y los músculos. La grasa profunda se localiza en zonas determinadas como abdomen, caderas, rodillas, brazos y costados. Este tipo de grasa no se puede eliminar con dieta. La última, la grasa intraabdominal es la peor de todas. Se coloca alrededor de las vísceras y ocasiona problemas metabólicos. Por ejemplo, exceso de colesterol y/o problemas cardiovasculares. Es una grasa peligrosa que solo se trata con dieta.

En cualquier caso, la grasa no es en sí misma algo negativo. Cierta proporción, que varía según el individuo, es imprescindible para la vida. La grasa es nuestra principal reserva de energía. Resulta vital para el sistema hormonal, entre otras funciones. Y la grasa bajo la piel es indispensable para mantener la primera en buen estado. Aún así, es necesario reducir el exceso de grasa para sentirse más sano, esbelto y atlético.

Caso aparte es el género masculino, ya que sus tejidos son distintos a los femeninos. Ellos no tienen conexiones con paredes entre la dermis y la capa de grasa subcutánea. Por eso, su aspecto es más liso. Solo un 10% de los hombres tiene piel de naranja mientras que más del 90% de las mujeres la padece. (más…)

Leer Más

chica cansada

Vamos a recuperarnos de las navidades…

Tras las fiestas navideñas y sus excesos, nuestro cuerpo nota las consecuencias: rostro apagado, tenso y con más líneas de expresión y algún kilo de más.

Tras las comidas con amigos, cenas de trabajo, reuniones familiares y cambios en horarios y ciclos de sueño, todo ello en un período de tiempo muy breve, es necesario volver a sentirse bien con uno mismo y proyectar un buen aspecto físico ante los demás: por Salud y por imagen personal.

En estos casos, es normal demandar tratamientos con resultados más inmediatos para poder volver a la normalidad lo antes posibles.

¿Nuestras propuestas? Aquí tienes 3 ideas:

Cuidar tu Salud en general y tu línea en particular:
14,40€. Quédate con esa cifra. Es el precio de nuestras Consultas de Revisión de Nutrición y Dietética si tienes nuestra Tarjeta de Socio (solicítala GRATIS con el primer producto/servicio que adquieras). Nuestras Nutricionistas trabajarán en tu reeducación alimentaria mediante planes nutricionales personalizados y adaptados a tus gustos, estado fisiológico, hábitos de vida/trabajo, etc.
PVP Tarifa Primera Consulta: 35€
PVP Tarifa Consulta de Revisión: 16,95€

Contra las arrugas profundas y de expresión:
Rellenos con ácido hialurónico: combate eficazmente arrugas profundas y de expresión, actuando sobre los pliegues y consiguiendo un relleno. La reafirmación del óvalo facial y el aporte de luminosidad son otros de sus beneficios. Ideal para disfrutar de un rostro joven y liso sin necesidad de recurrir a un lifting quirúrgico.
PVP: Desde 199€ (según tipo de arrugas o surcos).
Socios: 15% descuento.

Hidratar y rejuvenecer:
MesoEstimulación Facial infiltrada con vitaminas y ácido hialurónico: es un complejo rejuvenecedor que contiene propiedades hidratantes y antioxidantes indicado para cuello, cara y escote. Con este tratamiento se conseguirá una piel hidratada, luminosa y sin imperfecciones.
PVP: 180€
Socios: 153€

Hay muchas más opciones (Botox, higiene facial…). Pregúntanos. Llámanos al 941 245 219 o acércate por Avda. de Colón 43, BAJO, y reserva tu Consulta de Evaluación Médica (GRATUITA y sin compromiso). Resolveremos tus dudas y te asesoraremos.

Leer Más

AVENA

¿El agua de avena adelgaza?

El agua de avena es un producto recomendado en las dietas cuyo objetivo es la pérdida de peso, ya que la combinación de avena y agua es perfecta para este cometido. Según Rubén Brago, director del Departamento de Naturopatía y Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), esto se debe a que “la avena, al ser un cereal, tiene un alto contenido en fibra, por lo que coge volumen en el estómago y potencia la sensación de estar saciado”.

El agua de avena es muy recomendable porque ayuda a absorber mejor sus vitaminas y proteínas. Sin embargo, advierte Bravo, “no existe ningún producto ni ninguna forma de tomar la avena (como diluida en agua o leche) que potencie sus cualidades”. (más…)

Leer Más

SONY DSC

¿Caduca el pan?

El pan, como alimento perecedero, requiere unas condiciones de almacenamiento muy concretas para evitar la migración de humedad o que se endurezca.

El pan es el resultado de la cocción de una masa hecha con la mezcla de harina, sal, levadura y agua, en las proporciones adecuadas, correctamente amasada y fermentada. En la fermentación se generan los aromas, el dióxido de carbono que permite que la masa de pan aumente de volumen y de otros compuestos característicos del pan. Todo ello hace que se trate de un alimento con una vida útil corta: “envejece” pronto y se endurece de forma rápida durante el almacenamiento. El artículo explica cómo evitar que el pan se endurezca y cuáles son los principales factores de deterioro de alimentos como el pan.

El pan, uno de los alimentos más consumidos y que mayor presencia tiene en las cocinas españolas, es un producto perecedero y uno de los que más se tira ya que, en un periodo corto de tiempo, pierde sus cualidades. Justo después del horneado ya empieza a producirse una redistribución de la humedad y una cristalización de los almidones, con la consiguiente pérdida de aromas y gusto. El mismo día de su elaboración, por tanto, el pan fresco puede empezar a quedar duro. Esto se debe a que se produce una migración de la humedad a la costra del pan. Por el contrario, también puede quedar humedecido y perder buena parte de sus cualidades. Aspectos como la temperatura de almacenamiento o la migración de la humedad se relacionan con la dureza del pan.

Evitar que el pan se endurezca
Nada más salir del horno, se inician los procesos que convierten el pan fresco en pan rancio. Si bien la miga se endurece, la corteza se ablanda. Esto se asocia a un resecamiento de la miga. Una de las principales amenazas del pan son los hongos, como aspergillus y penicillium (los panes industriales contienen sustancias antifúngicas que evitan su degradación y permiten que se conserven durante más tiempo). (más…)

Leer Más

Cena

Si dejo de cenar, ¿adelgazaré?

Un conocido refrán invita a desayunar como reyes, comer como príncipes y cenar como mendigos. Pero no es el único dicho que propone convertir la cena en algo frugal y simbólico, por lo que no debería extrañar que muchas personas consideren fundamental cenar de forma ligera.

Los refranes no son evidencias científicas
De los miles de refranes con los que cuenta la lengua española, centenares de ellos hablan de la alimentación.
Por ejemplo, desayunar de forma copiosa (“desayuna como un rey…”) prevendrá la obesidad, algo que se detalló en enero de 2014 en el artículo ‘¿Es importante el desayuno para controlar el peso corporal?’. En el mismo se incluyó la siguiente reflexión: “Confiar nuestra salud y nuestro peso a una única comida del día -en este caso, el desayuno- equivale a poner todas las fichas en un solo número de la ruleta: las probabilidades de éxito son mínimas y no hay garantías de que la apuesta nos salga bien“. A lo allí explicado es preciso añadir lo que ha mostrado una reciente investigación centrada en el papel de la cena en el riesgo de obesidad, según se amplía en el siguiente apartado. (más…)

Leer Más