Estudiantes Baja

Alimentación en época de estudios

Está claro que los alimentos son el combustible de nuestro cuerpo para el rendimiento diario, tanto físico como intelectual. De ahí la necesidad de llevar una alimentación saludable también en épocas de estudio, porque de ello va depender el rendimiento intelectual.

A menudo, por la falta de tiempo, en épocas de exámenes llegamos a descuidar nuestra alimentación y a echar mano de alimentos precocinados e hipocalóricos que solo aportan calorías vacías a nuestro organismo (es decir: ningún nutriente), y para el rendimiento intelectual es necesaria una adecuada alimentación que aporte los nutrientes esenciales al cerebro para evitar el agotamiento y cansancio intelectual.

Empezar el día de estudio con un buen desayuno es la mejor opción siempre que nuestro desayuno sea completo; es decir, nos aporte lácteos (mejor desnatados), cereales (mejor integrales) y una ración de fruta o zumo natural.

Distribuir las comidas en 5 tomas al día es la mejor forma de mantener a nuestro organismo saciado y alejarnos del picoteo que, por lo general, suelen ser alimentos dulces o salados (hipercaloricos).

Incluir mucha verdura, proteínas (carnes blancas, pescados blancos y azules y legumbres principalmente) y cereales (pasta, arroz, pan,…) en nuestras comidas principales como fuente de energía para el rendimiento intelectual. Y entre horas las frutas y los lácteos desnatados. También es aconsejable acompañar nuestros platos con unos pocos frutos secos (nueces, almendras -“no fritos”-) o como tentempié para aumentar la calidad nutricional de nuestra alimentación en épocas de exámenes.

No abusar de bebidas energéticas excitantes (café, te,…) que lo único que hacen es mantener despierto al cerebro pero no aportan nutrientes en sí.

No hay que olvidar hacer las cenas más ligeras para un buen descanso por la noche y dormir las horas recomendadas para que el cerebro descanse.

Y en la medida de lo posible, realizar actividad física que, aparte de servir de “desconexión” de los estudios nos ayudará a optimizar el rendimiento.

Tanto si tienes hijos estudiantes, como si eres tú mismo el estudiante (opositor, cursos de postgrado, etc.), tenemos a un equipo de profesionales sanitarios que te ayudarán para que tu peso y salud no se resientan.

¡Consúltanos!

Leer Más

966608_24258993

La fruta de postre, ¿engorda?

Comer fruta de postre o beber agua durante las comidas no engorda, sino que ayuda a controlar el peso corporal.

La obesidad y el sobrepeso afectan a 2.100 millones de personas, casi un tercio de la población. Muchas de ellas intentan poner bajo control su peso corporal y, para ello, siguen dietas hipocalóricas. Pero también son muchos quienes, en su deseo por verse bien y sentirse mejor, experimentan con todo tipo de dietas milagrosas o complementos dietéticos de dudosa eficacia y reputación. Además de estos métodos, en los medios y redes sociales abundan mitos y “recetas” sobre cómo adelgazar de manera eficaz, qué alimentos evitar y cuáles no combinar jamás. En este grupo entran las frutas y el agua, de las que muchas veces se dice que no deben ingerirse en las comidas. ¿Es esto veraz? El siguiente artículo analiza ambas afirmaciones.

Comer fruta de postre engorda: un mito
El aporte calórico de los distintos tipos de fruta es variable: un kiwi aporta 60 Kcal; una mandarina, 50 Kcal; un melocotón, 70 Kcal; una rodaja de melón, 100 Kcal; y una manzana, 80 Kcal. No obstante, el aporte calórico de una fruta es siempre el mismo, ya sea consumida antes, durante o después de la comida. No existe ninguna evidencia científica que haga pensar que el aporte calórico de una fruta pueda variar según el momento del día en que se coma.

Las frutas son alimentos ricos en fibra, agua, vitaminas y minerales. Todas las sociedades científicas relacionadas con la alimentación coinciden en recomendar su ingesta para potenciar un buen estado de salud. Además, hay evidencias que relacionan un elevado consumo de fruta y verdura con mayor facilidad para perder peso y mantener el peso perdido. Sin embargo, no existe ninguna evidencia que indique que tomada de postre engorde más o aporte mayor contenido calórico que en otro momento del día.

De hecho, uno de los posibles mecanismos por los cuales la fruta y la verdura pueden contribuir a la pérdida de peso es su potencial efecto sobre la saciedad. Dado que son alimentos ricos en fibra dietética, su consumo podría contribuir a una mayor saciedad, de manera que ayudarían a controlar la ingesta calórica de esa comida.

(más…)

Leer Más

2825001

Un 11% de encuestados cambia su dieta ante enfermedades crónicas

¿Cómo es nuestra alimentación? ¿Tomamos decisiones alimentarias correctas? O, por el contrario, ¿ponemos en riesgo nuestra salud porque elegimos mal?

La Fundación EROSKI, preocupada por este asunto, decidió elaborar una investigación completa sobre este tema con los máximos estándares de calidad y respaldo posibles. Por ello, encargó el Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE), dirigido por el Dr. Javier Aranceta, profesor asociado del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, director científico de la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN) y presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Esta investigación tiene como finalidad evaluar, de una manera exhaustiva, los hábitos alimentarios, las técnicas culinarias, el estado ponderal y otros determinantes de la situación nutricional en una muestra representativa de la población española.

Este trabajo se inició en septiembre de 2013 con la previsión de encuestar a un total de 6.800 individuos en todo el territorio nacional (400 por comunidad autónoma). Aunque el trabajo global aún no ha finalizado, en la actualidad, ya es posible realizar un avance de los resultados obtenidos con los datos proporcionados por 1.700 personas de todo el país.

Alimentación y salud
Según el Estudio ENPE, un 29% de los entrevistados padece alguna enfermedad crónica. Las más prevalentes son las relacionadas con la tensión arterial y el colesterol en niveles superiores a los valores considerados normales (ambas dolencias manifiestan padecerlas en torno al 10% de los encuestados).

En concreto, un 12% de las mujeres y un 9% de los hombres declaran tener niveles de tensión arterial elevada. En el caso de la hipercolesterolemia, esta dolencia afecta al 9% de las mujeres y al 10% de los hombres.

Por grupos de edad, un 31% de la población entrevistada por encima de los 65 años tiene niveles altos de tensión arterial y un 27% padece hipercolesterolemia. Además, un 13% presenta diabetes y un 12% problemas cardíacos.

Es común pensar que las personas que padecen un problema crónico de salud modifican su patrón de alimentación como parte del tratamiento o para prevenir problemas asociados. Según el Estudio ENPE, solo el 11% de los encuestados afirma haber cambiado su dieta habitual en los últimos 6 meses como consecuencia de problemas crónicos de salud. Las mujeres lo hacen en mayor medida que los hombres. También los mayores de 65 años.

Y ¿qué cambios son esos? Teniendo en cuenta que la variación de hábitos nutricionales va en consonancia con los problemas de salud más prevalentes (tensión arterial alta y colesterol alto), la mayor parte de las personas entrevistadas asegura haber reducido su ingesta de sal. También existe un alto porcentaje de encuestados que han modificado el contenido en grasa de su dieta a partir de la reducción del consumo de alimentos ricos en grasas o la reducción de la ingesta de grasa animal. También es frecuente disminuir los alimentos ricos en azúcar y la cantidad de alimentos consumidos en general.

(más…)

Leer Más

Control de ansiedad por la comida

 
Cómo controlar la ansiedad por la comida gracias a ciertos alimentos
 

Cuando nuestro neurotransmisor conocido como “serotonina” se encuentra en niveles bajos, se incrementa la sensación de hambre y el deseo de comer dulces, además del estado depresivo.

 

En este sentido, podemos (y es recomendable) ingerir alimentos  que eleven la serotonina y funcionen como antidepresivos naturales, o alimentos de origen vegetal con triptófano, de manera que generen serotonina, como pueden ser las fresas, frambuesas, el aguacate, el mango, lácteos desnatados, pescados blancos, avena y nueces. SIEMPRE en cantidades razonables.

 

También recordar la importancia de realizar 5 comidas al día (3 principales: desayuno, comida y cena, y 2 tentempiés: almuerzo y merienda) puesto que el organismo necesita recibir energía cada 3 ó 4 horas , evitando así generar más ansiedad y llegar a la siguiente comida con más hambre.

 

Los líquidos, con preferencia del agua, zumos naturales e infusiones ayudan también a mantener a raya la sensación de hambre y la obsesión por la comida.

 

En Clínica Nutriestética, nuestro equipo de profesionales sanitarios te orientarán y marcarán las pautas más adecuadas para una alimentación completa y equilibrada.

 

FrutiDay

 

Clínica Nutriestética ha celebrado hoy su primer “FrutiDay”, durante el cual un grupo de niños ha aprendido de la mano de nuestro equipo de nutricionistas la importancia de la fruta en nuestra alimentación.

 
Y todo ello de una manera divertida, para posteriormente dar rienda suelta a su creatividad elaborando figuras de lo más creativas con las frutas a su disposición… Y algún impaciente no ha podido resistirse a probar su creación. Si concienciamos a nuestros hijos desde edades tempranas de la importancia de una alimentación saludable, tendremos generaciones futuras más sanas y con mejor calidad de vida.
 
Para comérselos…
 
Y una vez más, nuestro agradecimiento a Frutas García (Avda. de Colón, 20), por facilitarnos su mejor surtido de fruta para la ocasión.
 
 
Si os interesa que algún hijo o familiar acuda a próximas ediciones del FrutiDay (entre 5 y 8 años), solo tenéis que dejar vuestros datos de contacto en nuestro mail: [email protected], o en el teléfono 941 245 219 o en nuestras instalaciones de Avda. de Colón 43, bajo.
 
1 2 3 4 5 6 7 8

Leer Más