Cremology Personalizada

Tu cosmética facial personalizada

Por solo 45€ y en menos de 20 minutos, tu crema facial PERSONALIZADA.

Te presentamos Cremology®, nuestro nuevo y revolucionario concepto de cosmética personalizada basado en la personalización total del producto, que garantiza el tratamiento más ajustado a las necesidades de cada persona y, en consecuencia, los mejores resultados en el tratamiento facial ya que también se adapta a los cambios y a las necesidades que pueden surgir con el paso del tiempo y que obviamente necesitan ser tratadas.

Con Cremology® conseguimos una crema a la medida de cada piel combinando una crema base y cuatro viales, 3 Activos (de un total de 26) y 1 Concentrado (de un total de 6) con los que es posible conseguir cerca de 50.000 combinaciones diferentes, lo que sin duda garantiza que cada tipo de piel podrá ser tratada conforme a sus características y necesidades específicas. Incorpora además un filtro solar químico (SPF 15).

No está testado en animales y no tiene parabenos, sorbatos ni perfumes, por lo que resulta un producto apto para las pieles más sensibles. Además, nuestra crema personalizada es unisex, adecuada tanto para hombres como para mujeres y tanto para el día como para la noche.

Un diagnostico digital previo permite conocer más profundamente nuestro tipo de piel. El equipo de diagnóstico y prescripción se compone de una cámara con distintas lentes y leds y un programa que, con solo introducir nuestra edad y algún otro dato personal más, irá analizando distintas zonas de nuestra piel y nos devolverá los principios activos que nuestra piel necesita.

Todo está muy bien presentado en una caja donde se encuentran la crema base, los viales y una espátula que nos ayudará a realizar la mezcla.

El resultado final es distinto a la crema base ya que la textura y el color dependerán de los principios activos que hayamos incorporado.

Su precio final es de 45€ e incluye el diagnóstico digital previo y la caja con la crema, lo que lo convierte en un producto de calidad pero muy asequible. Y todo en menos de 20 minutos.

¿A qué esperas para conseguir tu Cremology? Ya tenemos más de 100 clientes que han convertido Cremology en su cosmética facial habitual.

Leer Más

Varices

Varices, un problema que se agrava en verano

Las varices o venas varicosas son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre que se produce por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, propiciando la acumulación de la sangre en especial cuando la persona permanece de pie durante mucho tiempo. Cuando las temperaturas superan los 25 grados, las personas con varices pueden sufrir complicaciones. Utilizar medias de compresión es una medida eficaz para evitar que las varices empeoren en verano.

Y es que, como explica Nieves Mijimolle, vocal de Ortopedia del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, el calor produce un fenómeno de vasodilatación o aumento del calibre de las venas. “Al caminar o correr, nuestra propia musculatura impulsa la sangre hacia abajo, acumulándose líquido en las extremidades inferiores, y esta presión hace que las venas se vayan deformando aún más, contribuyendo a que empeoren los trastornos asociados al retorno venoso”, explica la experta. Desde su punto de vista, las medias de compresión “deberían usarse en verano y con más motivo que en invierno, pues ayudan mecánicamente a impulsar la sangre desde los capilares hasta el corazón”. (más…)

Leer Más

Vitíligo

Manchas blancas en la piel. ¿Las reconoces?

Las manchas blancas de la piel son motivo de preocupación estética en las personas que las padecen, y especialmente en verano ya que son más evidentes cuando el resto de la piel está bronceada. Afortunadamente, no revisten gravedad y sí se puede “hacer algo” para eliminarlas o al menos mejorar su aspecto.

Por qué aparecen
Las manchas blancas se forman por la disminución en la síntesis de la melanina, el pigmento que da color a la piel. Por esta razón también reciben el nombre de hipocromías o hipomelanosis.

Se deben a gran variedad de factores: herencia genética, alteraciones del sistema inmunitario, infección de hongos e incluso el estrés, tal como detallamos más adelante.

Tipos de manchas blancas
Las hipocromías más habituales son el vitíligo, la pitiriasis versicolor, la pitiriasis alba y una de nombre impronunciable aunque muy habitual llamada hipomelanosis guttata idiopática.

VITÍLIGO
Es la hipocromía más conocida desde que se supo que el rey del pop, Michael Jackson, padecía vitíligo. En los últimos meses se ha vuelto a hablar de esta alteración -que afecta al 2% de la población- gracias a las campañas publicitarias protagonizadas por la modelo con vitíligo Winnie Harlow. (más…)

Leer Más

Cena

Si dejo de cenar, ¿adelgazaré?

Un conocido refrán invita a desayunar como reyes, comer como príncipes y cenar como mendigos. Pero no es el único dicho que propone convertir la cena en algo frugal y simbólico, por lo que no debería extrañar que muchas personas consideren fundamental cenar de forma ligera.

Los refranes no son evidencias científicas
De los miles de refranes con los que cuenta la lengua española, centenares de ellos hablan de la alimentación.
Por ejemplo, desayunar de forma copiosa (“desayuna como un rey…”) prevendrá la obesidad, algo que se detalló en enero de 2014 en el artículo ‘¿Es importante el desayuno para controlar el peso corporal?’. En el mismo se incluyó la siguiente reflexión: “Confiar nuestra salud y nuestro peso a una única comida del día -en este caso, el desayuno- equivale a poner todas las fichas en un solo número de la ruleta: las probabilidades de éxito son mínimas y no hay garantías de que la apuesta nos salga bien“. A lo allí explicado es preciso añadir lo que ha mostrado una reciente investigación centrada en el papel de la cena en el riesgo de obesidad, según se amplía en el siguiente apartado. (más…)

Leer Más

Celulitis

Cremas anticelulíticas: ¿merece la pena comprarlas?

Todos los días los medios de comunicación nos bombardean con anuncios de cremas anticelulíticas que prometen eliminar la celulitis mientras duermes o en unas pocas semanas. Pero ¿qué tiene esto de cierto?

La piel, esa barrera protectora
La piel es el órgano más grande del cuerpo, con una superficie de unos dos metros cuadrados y un peso de unos cinco kilos en un adulto de complexión media. Además de su importante función social, estética e incluso sexual (la imagen que proyecta es de gran importancia), la piel es un órgano vivo que respira y es capaz de regenerarse, flexible, resistente, que regula el metabolismo y la temperatura corporal, alberga el sentido del tacto y sintetiza vitamina D, entre otras cosas. Pero sobre todo, la piel es impermeable y actúa como una verdadera barrera protectora (física, bioquímica e inmunológica) frente a las agresiones del exterior. Actúa tanto como barrera de permeabilidad evitando la pérdida de agua hacia el exterior como de barrera contra la penetración de sustancias, incluida el agua, desde el exterior.

Las cremas anticelulíticas
Existen en el mercado multitud de cremas anticelulíticas, con diversidad de productos activos, pero teniendo en cuenta lo que acabamos de explicar sobre la cualidad protectora de la piel y que las cremas anticelulíticas no dejan de ser productos cosméticos, podemos adivinar que hasta la mejor crema tendrá muchísima dificultad para penetrar hasta el adipocito, ya que la mayoría de ellas actúan exclusivamente a nivel de la capa más superficial de la piel, la epidermis.

Pero ¿funcionan?
La legislación vigente marca que los productos cosméticos son sustancias destinadas a ponerse en contacto con la superficie del cuerpo con la finalidad de mantenerla protegida y en buen estado (limpieza, perfume, aspecto…) y por tanto no deben penetrar más allá de las capas superficiales de la piel. En consecuencia, estos productos no tienen la capacidad de llegar a las capas en las que se desarrolla la celulitis.

La mayoría de cremas anticelulíticas tienen componentes (cafeína, L-carnitina, centella asiática, vitamina E…) que benefician a la piel y la ayudan a mejorar su aspecto, consiguiendo un efecto temporal y la apariencia de mejoría de la celulitis (mejor textura de la piel y disminución del aspecto de “piel de naranja”).

Además, el masaje que hay que dar para conseguir la absorción de la crema, también ayuda a conseguir esa mejora del aspecto de la piel.

Entonces ¿merecen la pena?
Teniendo en cuenta que solo son una parte del tratamiento y que solo actúan en la parte más superficial de la piel, podemos concluir que si pretendemos eliminar o reducir la celulitis solo a base de cremas anticelulíticas, la respuesta es un no rotundo.

Pero si las usamos, con constancia, como complemento de tratamientos médico-estéticos o estéticos profesionales y sobre todo de un estilo de vida y una alimentación saludables, la respuesta es ¡por supuesto! ya que las cremas van a ayudar a mejorar la calidad, la hidratación, la textura y el aspecto de la piel y al final, no nos quepa duda, todo suma.

Leer Más