Peeling Químico

Peeling químico para manchas y arrugas

Con la llegada del otoño, llega el momento de renovar la piel. Descubre los beneficios de los peelings químicos superficiales.

Uno de los tratamientos más demandados (y valorados) para mejorar la salud de tu piel, es el peeling químico, que proporciona excelentes resultados en las pieles envejecidas y/o acnéicas.

Para qué sirve
El peeling químico se utiliza sobre todo para el tratamiento del fotoenvejecimiento cutáneo. En otras palabras, para tratar las arrugas prematuras, flacidez, aspereza, sequedad y cambios en la pigmentación que aparecen en las zonas expuestas al sol.
El peeling está indicado además en caso de hiperpigmentaciones, melasmas (o «manchas del embarazo»), tono apagado a causa del tabaco y/o la contaminación, acné retencional y cicatrices superficiales.

Aunque los tratamientos estéticos suelen relacionarse directamente con las mujeres, según datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica (ISAPS), el 20% de los consumidores cosméticos son hombres. Al respecto, el peeling químico también es idóneo para mejorar los signos de la edad en la piel masculina y para tratar la pseudofoliculitis de la barba.

Contraindicaciones y precauciones
El peeling químico no se debe realizar en caso de embarazo, aftas bucales (o “calenturas”), o si se están realizando tratamientos con ácido retinoico (isotretinoína) y en las pieles muy oscuras (fototipos V y VI).
En cambio, sí se puede aplicar en las siguientes situaciones:
– Aftas bucales: 4-6 semanas después de que estén curadas
– Infiltraciones de toxina botulínica: 1-2 semanas después
– Infiltraciones de colágeno: 2 semanas antes o después
– Láser: 8 semanas después (más…)

Leer Más