Varices

Varices, un problema que se agrava en verano

Las varices o venas varicosas son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre que se produce por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, propiciando la acumulación de la sangre en especial cuando la persona permanece de pie durante mucho tiempo. Cuando las temperaturas superan los 25 grados, las personas con varices pueden sufrir complicaciones. Utilizar medias de compresión es una medida eficaz para evitar que las varices empeoren en verano.

Y es que, como explica Nieves Mijimolle, vocal de Ortopedia del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, el calor produce un fenómeno de vasodilatación o aumento del calibre de las venas. “Al caminar o correr, nuestra propia musculatura impulsa la sangre hacia abajo, acumulándose líquido en las extremidades inferiores, y esta presión hace que las venas se vayan deformando aún más, contribuyendo a que empeoren los trastornos asociados al retorno venoso”, explica la experta. Desde su punto de vista, las medias de compresión “deberían usarse en verano y con más motivo que en invierno, pues ayudan mecánicamente a impulsar la sangre desde los capilares hasta el corazón”. (más…)

Leer Más

Varices y trabajo: consejos

 
En muchas profesiones es habitual el trabajo “de pie”, como es el caso de dependientas, camareras, etc.
 
Si ya de por sí son profesiones no “recomendables” para nuestras piernas, la presencia de varices no hace más que complicar más el problema.
 
Os anotamos algunos consejos sencillos que pueden ayudar a aliviar ese sobreesfuerzo de nuestras piernas:
 
1. Usar calzado cómodo y no tacones altos, ya que obligan a trabajar más a las piernas.
 
2. En los momentos de descanso es recomendable sentarse y, si fuera posible, quitarse el calzado para relajar las piernas.
 
3. Mientras se está de pie se puede a caminar y detenerse de puntillas varias veces para activar la circulación.
 
4. Evitar usar prendas muy ajustadas porque añaden más presión a las piernas y puede incrementar el malestar.
 
5. Se recomienda usar cremas hidratantes o un gel frío, dando suaves masajes para activar la circulación.
 
6. Cuando no estés en el trabajo es recomendable efectuar alguna actividad específica como natación, caminar, correr o andar en bicicleta para compensar las horas que se pasan de pie.
 
7. Evitar fumar, ya que empeora aún más el cuadro de varices.
 
Como norma general, las mujeres que trabajan muchas horas de pie deben moverse con frecuencia para favorecer la circulación en las piernas.
 
Si tienes varices o sospechas que puedes tenerlas, puedes concertar consulta de evaluación médica (sin coste ni compromiso), y nuestro Director Médico estudiará tu caso, recomendándote el tratamiento más adecuado.
 
Puedes concertar dicha consulta en el teléfono 941 245 219, mail: [email protected] o visitando nuestras instalaciones de Avda. de Colón 23, bajo (Logroño).
 
 

Gel Frío

Leer Más