¿Qué es la toxina botulínica capilar?

Últimamente hemos recibido algunas consultas relativas al tratamiento con toxina botulínica.

Con el fin de aclararlas y diferenciar entre dicho tratamiento y el tratamiento Médico-Estético con inyectable, os trasladamos estas anotaciones:

Como ya sabéis, el tratamiento con toxina botulínica ha sido empleado para combatir problemas tanto estéticos como de salud: arrugas faciales y de expresión, sudoración excesiva en axilas o palmas de mano (hiperhidrosis), distonía cervical, estrabismo…

El tratamiento capilar con esta toxina ha aprovechado el tirón mediático de la aplicación de toxina botulínica que a otros niveles ha tenido muy buenos resultados. Y poco más tienen en común. El tratamiento persigue una mayor vitalidad capilar y un resultado semi-permanente, ya que su efecto también suele durar entre 2 y 3 meses. Este tratamiento no consiste en la aplicación de tóxina botulínica, sino en la aplicación de vitaminas, aminoácidos, proteínas, ácido hialurónico y, sobretodo, colágeno, por lo que su uso, mayoritariamente en salones de belleza, tiene unas lógicas limitaciones en cuanto a expectativas y resultados.

Este cocktail de ingredientes, que han de ser 100% naturales sin queratina ni formol, SE APLICA SIN AGUJAal contrario de un tratamiento de toxina botulínica real– y tiene como objetivos principales:

1) Rejuvenecer el pelo debilitado y quebradizo por coloraciones, contaminación, radiación solar… aportando una hidratación profunda y una nutrición completa que permite recuperar el brillo y la salud capilar aunque no actúa sobre la puntas abiertas.

2) Efecto alisador parecido a la queratina, aunque sin activos químicos que lo hacen menos agresivo. Esto es especialmente interesante para mujeres que alisan su pelo con frecuencia utilizando planchas o secadores, que resecan la fibra capilar.

3) Reducir el encrespamiento.

Clinica Nutriestetica

Desde 1988, Clínica Nutriestética, dirigida por el Dr. Jose Antonio Hernández, se ha convertido en un referente en La Rioja en Nutrición y Medicina Estética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *