Tu relación con el azúcar

La principal función de los hidratos de carbono en nuestro organismo es proporcionar energía para el funcionamiento de órganos como el cerebro y los músculos. No hace falta consumir azúcar ya que los alimentos contienen hidratos de carbono (frutas, verduras, cereales), los cuales el cuerpo descompone para obtener glucosa y de esta forma obtener la energía necesaria. Cuando ésta se consume en exceso puede provocar efectos negativos en nuestro organismo como: aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, sobrepeso y obesidad (en particular, en los niños), hipertensión, diabetes, problemas bucodentales e incluso cáncer.

¿Cómo podemos reducir su consumo?

  • Disminuir poco a poco el consumo, haciéndolo de forma progresiva. De esta forma educaremos al paladar. Por ejemplo: si utilizas un sobre, podemos empezar añadiendo sólo la mitad y probarlo durante una semana. A la semana siguiente reduciremos a ¼ del sobre y así hasta eliminarla por completo.
  • Evitar alimentos procesados, prácticamente todos tienen azúcares añadidos. Si dejas de comprarlos serás consciente de la cantidad de estos productos que consumimos. Un ejemplo son los yogures de sabores, la alternativa sería comprar yogur natural y agregarle la fruta fresca.  
  • Aumentar el consumo de fruta, también tiene azúcar, pero sus azúcares se comportan de diferente manera que el azúcar añadido porque la fruta además de fructosa contiene fibra que ayuda a que la absorción de hidratos de carbono de absorción rápida sea más lenta.
  • Evitar la repostería industrial: sustituye la galletita de postre ó de media tarde por fruta. Cuando cocines disminuye la cantidad de azúcar de la receta ó puedes sustituirla por compota de manzana, se puede utilizar avena y especias como la canela y la vainilla ya que dan un sabor dulzón a las galletas y pasteles.
  • Evitar consumir salsas como kétchup ó barbacoa ya que tienen un alto contenido de azúcar, sustituye por mostaza ó picante.
  • Beber agua. Reducir el consumo de bebidas gaseosas, alcohol o bebidas preparadas como cubatas. Optar por bebidas sin azúcar ó agua con gas.

Ponerte en manos de nuestros profesionales de la nutrición te ayudará a reducir el consumo de alimentos superfluos, y sobre todo aprenderás a gestionar la relación con la comida.

Infórmate sin compromiso en el teléfono 941245219, WhatsApp 667273306 o en nuestras instalaciones de Avda. de Colón 43, bajo (Logroño).

¡Te esperamos!

Leer Más

Mejora tu composición corporal

Siempre hemos hablado que el peso que marca la báscula no determina un estado nutricional; es por eso que los nutricionistas combinamos otros parámetros como la masa grasa y masa muscular para hacer un diagnostico nutricional.

Además de mantenernos delgados, tener una composición corporal adecuada (un balance correcto entre la grasa y la masa muscular), es más importante que la pérdida de peso en sí, ya que es un indicador de la salud y el estado físico del cuerpo.

Aunque a veces nos cueste entender lo frustrante que resulta que mejorar nuestras rutinas de alimentación y de la práctica de ejercicio no haga que descienda nuestro peso, no hay por qué preocuparse. Esto quiere decir que si comienzas a hacer ejercicio, puedes ganar un kilo de músculo en el primer mes, al mismo tiempo que pierdes un kilo de grasa al quemar más calorías por ejercitarte o por hacer una dieta balanceada. Dado que la masa libre de grasa ha aumentado en la misma cantidad que la masa grasa disminuye, tu peso corporal no cambiará.

Pero sí que puedes observar cambios por ejemplo en la circunferencia de la cintura lo que indica pérdida de grasa abdominal. Incluso muchas veces utilizamos fotografías para observar los cambios físicos que ocurren en tu cuerpo.

Aunque lo ideal es siempre el ejercicio activo, actualmente contamos con aparatología que puede ayudarnos a aumentar la masa muscular y reducir la masa grasa en determinadas zonas corporales. Las ondas electromagnéticas atraviesan la piel y la grasa para estimular el músculo, proporcionando las contracciones idóneas para la tonificación muscular y la inducción de la disminución de la masa grasa.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Trabaja simultáneamente con dos placas.
  • Realiza hasta 30.000 contracciones por sesión.
  • Las sesiones duran unos 25-30 minutos.
  • Es un tratamiento no invasivo e indoloro.
  • Puede aplicarse en glúteos, muslos, abdomen y brazos.
  • Válido tanto para personas que no hacen ejercicio como para las que sí lo hacen pero quieren potenciar una zona concreta.

Tanto la pauta cómo el número de sesiones se determinará después de una consulta de evaluación. Pide tu cita sin coste ni compromiso y te informaremos.

Leer Más