Varices

Tratamientos Varices

Con motivo de algunas consultas que nos habéis hecho últimamente sobre los tratamientos para varices, aprovechamos a trasladaros este pequeño resumen para que conozcáis un poco mejor en qué consisten:

La sangre sale del corazón (impulsada por los latidos del mismo) hacia el organismo a través de las arterias. La vuelta hacia el corazón desde cualquier punto se realiza a través de las venas.

En las piernas, teniendo en cuenta que están por debajo del corazón, la sangre tiene que volver en contra de la gravedad. Como las venas no tienen capa muscular que facilite su avance y el efecto de la fuerza impulsora del corazón apenas se nota, disponen de unas válvulas que hacen que la sangre que va subiendo no pueda volver a bajar por su propio peso. Por otra parte, al mover los músculos de las piernas, se produce un bombeo que ayuda a la sangre a avanzar hacia el corazón.

Cuando por diversas razones la sangre no puede volver con fluidez, esta se va estancando y produce la dilatación de la vena.

Una variz es, por definición, la dilatación anormal de una vena. Puede aparecer por factores de herencia o por factores externos como el sobrepeso, embarazo, tabaquismo, tratamientos hormonales, ropa muy ajustada o por bipedestación o sedentación prolongados.

El tratamiento de las varices importantes suele ser quirúrgico (flebectomía).

Las microvarices son aquellas ramificaciones parecidas a arañas vasculares o filamentos de escoba, de color rojo o amoratado y que se localizan en las extremidades inferiores. Su importancia es sobre todo estética aunque en algunas personas pueden producir ciertos hormigueos y sensación de piernas cansadas.

(más…)

Leer Más

Varices y trabajo: consejos

 
En muchas profesiones es habitual el trabajo “de pie”, como es el caso de dependientas, camareras, etc.
 
Si ya de por sí son profesiones no “recomendables” para nuestras piernas, la presencia de varices no hace más que complicar más el problema.
 
Os anotamos algunos consejos sencillos que pueden ayudar a aliviar ese sobreesfuerzo de nuestras piernas:
 
1. Usar calzado cómodo y no tacones altos, ya que obligan a trabajar más a las piernas.
 
2. En los momentos de descanso es recomendable sentarse y, si fuera posible, quitarse el calzado para relajar las piernas.
 
3. Mientras se está de pie se puede a caminar y detenerse de puntillas varias veces para activar la circulación.
 
4. Evitar usar prendas muy ajustadas porque añaden más presión a las piernas y puede incrementar el malestar.
 
5. Se recomienda usar cremas hidratantes o un gel frío, dando suaves masajes para activar la circulación.
 
6. Cuando no estés en el trabajo es recomendable efectuar alguna actividad específica como natación, caminar, correr o andar en bicicleta para compensar las horas que se pasan de pie.
 
7. Evitar fumar, ya que empeora aún más el cuadro de varices.
 
Como norma general, las mujeres que trabajan muchas horas de pie deben moverse con frecuencia para favorecer la circulación en las piernas.
 
Si tienes varices o sospechas que puedes tenerlas, puedes concertar consulta de evaluación médica (sin coste ni compromiso), y nuestro Director Médico estudiará tu caso, recomendándote el tratamiento más adecuado.
 
Puedes concertar dicha consulta en el teléfono 941 245 219, mail: [email protected] o visitando nuestras instalaciones de Avda. de Colón 23, bajo (Logroño).
 
 

Gel Frío

Leer Más