Botox

Botox: resultados inmediatos en verano

Consigue una piel suave y sin arrugas de expresión en muy poco tiempo

Una de las ventajas de los tratamientos Médico-Estéticos faciales, es que en algunos de ellos los resultados son casi inmediatos, por lo que son muy apropiados para épocas del año como el verano, en la que apenas tenemos tiempo (vacaciones, hijos,…), pero queremos mostrar nuestra imagen más radiante si tenemos un compromiso (bodas, eventos…).

Entre ellos, destacan los tratamientos con toxina botulínica (cuya denominación comercial más conocida es Botox).

El Botox es una variedad de la toxina botulínica que se produce por la bacteria Clostridium botulinum. Medicinalmente se utiliza para una variedad de condiciones médicas, como la migraña crónica, síndrome de vejiga hiperactiva, y espasticidad del miembro superior. En Medicina Estética, el Botox se utiliza para tratar y prevenir la aparición de arrugas, principalmente en las zonas superiores de la cara, y sobre todo para reducir las líneas moderadas a severas del entrecejo, también conocidas como líneas de expresión del entrecejo. Comúnmente se utiliza para la aparición de “patas de gallo” alrededor de las esquinas externas de los ojos.

Las arrugas faciales especialmente alrededor de la zona de la frente y los ojos son causa de la contracción de los músculos durante las expresiones faciales. A fin de que los músculos realicen esta contracción, los nervios liberan una sustancia química llamada acetilcolina sobre el punto donde las terminaciones de los nervios se conectan con el músculo y hacen que el músculo se ajuste. Cuando se inyecta el Botox en estas áreas, actúa como un inhibidor de la liberación de la acetilcolina, evitando de este modo la contracción del músculo y la resultante aparición de arrugas en la piel.

Durante el procedimiento, el Botox se inyecta con una aguja fina, directamente en el tejido neuromuscular, donde se encuentran las terminaciones nerviosas y los músculos. Mientras que la inyección de Botox no es una cirugía plástica invasiva, pueden ocurrir hinchazón temporal o hematoma en el lugar de la inyección, pero desaparecerán poco después de finalizado el procedimiento, como resultado del tiempo de recuperación mínima.

Después de administrar la inyección, tarda de 24 a 72 horas para que los resultados sean evidentes. Dado que la acetilcolina inhibe las cualidades, el Botox requiere un cierto tiempo para surtir un efecto completo. En algunos pacientes, este proceso puede tardar hasta cinco o siete días, dependiendo de la receptividad o inmunidad a la toxina del cuerpo.

Los efectos de una inyección de Botox duran de 4 a 6 meses, y no hay un número determinado en cuanto a la frecuencia para repetir el tratamiento. En general, existen muy pocos efectos secundarios posibles, y el Botox ha sido aprobado para uso repetido médico y estético por la FDA (EE.UU. Food and Drug Administration).

Tratamiento Toxina Botulínica: 349€ (297€ con tu tarjeta de Socio)
Tratamiento Toxina Botulínica DUO (trae a otra persona contigo): 270€ (realizando y abonando ambas el mismo día el tratamiento)

Tenemos más de 25 años de experiencia en Nutrición y Medicina Estética. Llámanos al 941 245 219, envíanos WhatsApp al 667 273 306 o visítanos en Avda. de Colón 43, Bajo (Logroño) y solicita tu Consulta de Evaluación Médica GRATUITA y sin compromiso.

Leer Más

Outlet de tratamientos estéticos: qué hay detrás de los descuentos

 
Cada vez hay más promociones y rebajas tentadoras en el mercado de la belleza. ¿Un buen resultado está ligado a su precio?
 
La mayoría de las mujeres están suscritas a las páginas de descuentos y reciben con frecuencia los mails de las ofertas semanales o mensuales. Pero, una cosa es comprar un artículo para la casa con un 40% de descuento, y otra muy distinta es reservar un turno con un especialista en medicina estética que haga semejante descuento en uno o varios de sus tratamientos. La estética no se promociona como un artículo o un servicio más, porque abarca una parte de la salud y también de la imagen.
 
 
Retoques de outlet
Muchos son los centros y los profesionales que ofrecen retoques estéticos del mismo modo que si vendieran un producto en un comercio. Pero sucede que la estética no es un producto, no es descartable o desechable ante una falla, y principalmente es un cambio que le hacemos a nuestro cuerpo, con el que hay que convivir a diario.
 
Los profesionales que estamos en este sector sabemos que cada paciente requiere un tiempo y un tratamiento especial, pensado específicamente para su problemática.
 
Y en esto se basará también la atención que requiera, los productos o aparatos a utilizar, y la cantidad de sesiones recomendadas. Y de estas condiciones dependerán inevitablemente los resultados.
 
Por esta razón, la estética no se puede vender ni consumir como cualquier mercadería, en la que dos amigas con un 2×1 reciben el mismo tratamiento, durante el mismo tiempo, con el mismo producto o aparato, por un precio menor al que maneja el resto de otros profesionales. Es altamente probable que no necesiten lo mismo, que aunque tengan la misma patología no la presenten en el mismo grado, y que esto haga que requieran diferentes procedimientos por más o menos tiempo.
 
En el caso de los descuentos y promociones, debemos cuestionarnos acerca de la efectividad del producto o del tratamiento, y evaluar la calidad de los efectos obtenidos y su durabilidad.
 
 
Ética y estética
Es cierto que los precios de las promociones estéticas resultan muy atractivos, y que las promesas de cambio son el puntapié para cautivar a cualquier mujer que esté necesitando renovarse.
 
Pero la propuesta es que analicemos más allá de los espejitos de colores que nos entregan, y consideremos si las alternativas ofrecen cambios reales o no. ¿Cómo saberlo?
 
En este punto es fundamental que nos asesoremos por un profesional idóneo, que nos exponga tanto su criterio médico como ético.
 
Preguntar es una clave para salir de los engaños y hacer mejores elecciones. Si el especialista ofrece una verdadera solución a un problema estético, nos sabrá indicar cómo es el procedimiento, con qué marcas de productos trabaja, cómo serán los resultados y en cuanto tiempo necesitaremos un retoque.
 
La ética del profesional se juega en este tipo de información, y quien ofrezca soluciones mágicas, inmediatas, definitivas y a bajo costo deberá ser tenido en cuenta para comparar su opinión con la de otros médicos. Esta es la manera de acceder a procedimientos serios y con efectos visibles y óptimos.
 
 
La belleza no se regala
Si un profesional ofrece un tratamiento por un valor mucho más bajo de lo que habitualmente se cobra, esta es una señal de alerta para sospechar de las consecuencias de este trabajo.
 
Por tal razón, es elemental estar al tanto sobre los precios de los procedimientos, porque no son un dato menor a la hora de elegir a un médico de la estética serio, comprometido, y que utilice productos de calidad.
 
Las pacientes tienen que saber que un buen profesional de la estética valora su trabajo y no lo regala. De esta manera, el médico es reconocido por los resultados de sus trabajos, y los hace valer a través de los precios de sus tratamientos.
 
Tampoco regala su tiempo con cada paciente, la evaluación personalizada de cada patología, la cantidad de sesiones, llegar al diagnóstico adecuado y aconsejar un procedimiento acorde a la problemática que se pretenda disminuir o eliminar.
 
Es así como un profesional confiable tiene pacientes fieles, que recurren a él para depositarle su confianza. Esto no sucede con los profesionales que se promocionan con descuentos, que son los que tienen pacientes eventuales, y que rara vez vuelven porque no ven sus promesas cumplidas.
 
 
Productos que valen
Todas sabemos que los tratamientos deben ser realizados por profesionales médicos, que harán valer no solo su trabajo sino también el costo de los productos.
 
Por lo tanto, un relleno con ácido hialurónico nunca puede tener un costo similar al de hacernos las manos o realizarnos un corte de pelo. Tengamos en cuenta que estos rellenos se emplean principalmente en el rostro, y que es la responsabilidad del médico especialista garantizar no solo su eficacia y calidad, sino también la armonía estética que la persona va a buscar al consultorio.
 
Los criterios que hay que aplicar para discernir entre un costo y otro (por más barata y maravillosa que parezca una opción con respecto a la más cara), son el del sentido común y el de la seguridad personal.
 
 
Rebajas en la mira
La calidad de los trabajos en estética tiene distintas aristas, que involucran desde los productos y el asesoramiento profesional, hasta la cantidad de sesiones de los tratamientos. Es por eso que una promoción estética atenta contra la excelencia en esa calidad, porque ese costo que no se paga se recorta de alguna de las consideraciones antes mencionadas.
 
Las pacientes son las que deben estar atentas y observar este tipo de descuentos, comparando los precios de estos trabajos con los honorarios de otros profesionales. Los resultados, su durabilidad y calidad hacen valer los costos reales de mercado, porque otorgan verdaderos beneficios y, de este modo, fidelizan a las pacientes estéticas.
 
Fuente: Revista SEME
 
 

Portrait of two senior doctors

Leer Más

Belleza y autoestima.

 
Dejando a un lado el trasfondo “publicitario”, consideramos interesante conocer el origen de la campaña que lanzó la firma Dove en su día y que llamó la atención al no utilizar modelos ni retoques y resaltar la belleza natural femenina.
 
La autoestima y su relación con la apariencia física

Cuando se sienten mal con su apariencia, más de un 70% de jóvenes de 15 a 17 años evitan actividades normales como ir a la escuela, visitar al médico o incluso dar su opinión. “Beyond Stereotypes: Rebuilding the Foundation of Beauty Beliefs”, el segundo estudio de “Dove” sobre las actitudes de las mujeres en relación al concepto de belleza, explora la génesis y el desarrollo de la autoestima, enfocándose en cómo los ideales de belleza tienen un impacto en la vida de las mujeres de todo el mundo
 
El estudio inicial reveló que muchas mujeres creen que la definición de belleza se ha vuelto muy limitada e inalcanzable, lo cual tiene un impacto negativo en la autoestima, e inspiró la “Campaña por la Belleza Real”. Diseñada para enfrentar los estereotipos de belleza e invitar a las mujeres de todo el mundo a participar en un diálogo sobre la belleza, la campaña ha funcionado como catalizadora para ayudar a cambiar la definición de belleza en la sociedad.
 
La meta de este segundo estudio es identificar influencias negativas y positivas en la autoestima y ofrecer soluciones que liberen a la próxima generación de los estereotipos de belleza. “Debemos apoyar a las mujeres, estimularlas a entrar en este diálogo crucial sobre ideales de belleza y evitar que sigan huyendo de la vida”, dijo la Dra. Nancy Etcoff, profesora de la Universidad de Harvard y reconocida experta en la relación entre belleza y emoción, quien también colaboró en el estudio.
 
El estudio encuestó a 3.800 mujeres, de 15 a 64 años de edad, en 11 países (Brasil, Canadá, China, Alemania, Italia, Japón, México, Arabia Saudí, Estados Unidos y Reino Unido, y una encuesta de seguimiento en Argentina). Algunos de los resultados más sorprendentes son:
• Más del 90 por ciento de las jóvenes de 15 a 17 años desean cambiar por lo menos un aspecto de su apariencia física, empezando por el peso, pero…
• Más de cuatro de cada diez (44%) latinas encuestadas de 15 a 64 años consideraría someterse a una operación de cirugía plástica para mejorar su apariencia.
• Las jóvenes hispanas de 15 a 17 años, desean más que las norteamericanas, cambiar algún aspecto de sí mismas.
• El 21 por ciento de las hispanas de 15 a 64 años pone su salud en riesgo al no seguir un tratamiento supervisado por un médico.
 
“Estos resultados son verdaderamente alarmantes” dijo la Dra. Susie Orbach, “y demuestran la clara relación entre, satisfacción con el físico y autoestima, resaltando además los efectos negativos que los ideales limitados de belleza están teniendo en las mujeres, quienes deben ser estimuladas a superar estos estereotipos dañinos de belleza para alcanzar formas mas auténticas y positivas de sentirse bellas”.
 
Las madres juegan un rol clave en el desarrollo de la autoestima de las jóvenes
Uno de los objetivos del estudio era identificar quién juega un rol crucial en el desarrollo de la autoestima. El estudio revela que las madres (particularmente en las culturas latinas, donde el círculo de influencias está centrado en el hogar y la familia), así como las amigas y compañeras de la misma edad, influyen de forma destacada en la forma de percibir su belleza e imagen corporal. Pero la naturaleza de estas influencias es diferente: la influencia de las madres se asocia a una satisfacción con el aspecto físico y una autoestima superior, y la influencia de las amigas se relaciona con una satisfacción y autoestima más bajas.
• El 61% de todas las mujeres y el 69% de las jóvenes de 15 a 17 años sienten que sus madres han tenido una influencia positiva en la forma de percibir su belleza e imagen corporal.
• El 51% de todas las mujeres (46% de jóvenes de 15 a 17 y, 53% de mujeres de 18 de 64 años) respondieron “haber deseado que sus madres les hubiesen hablado más acerca de su belleza e imagen corporal cuando crecían”.
 
“Estos hallazgos demuestran claramente el poder del diálogo de madres e hijas a la hora de influenciar positivamente la autoestima, la satisfacción e imagen corporal de las jóvenes”, dijo la Dra. Etcoff. “Sabemos por el estudio que las mujeres tienen muchas ganas de afirmar su belleza única e individual, tanto para ellas como para las generaciones más jóvenes. El vínculo de madres e hijas tiene un gran potencial para fortalecer a las jóvenes y marcar una diferencia real para las generaciones futuras”.
 
Liberando a la próxima generación de los estereotipos de belleza

Según los resultados del estudio “Dove”, las mujeres han expresado un gran deseo de discutir y dialogar con las jóvenes, especialmente sobre la imagen corporal:
• El 90% de las mujeres cree que es importante involucrar activamente a las jóvenes para que tengan una imagen corporal realista y sana.
• Más del 50% de las mujeres espera ansiosamente que la próxima generación aprenda a comer de forma más sana en vez de hacer dieta.
• Casi el 80% de las mujeres contestaron que se necesita empezar a hablar a las jóvenes sobre la “belleza real” , cuanto antes, mejor.
 
“Como madre, me apasiona lo importante que es apoyar a las mujeres y las jóvenes, así como estimularlas a entrar en estos diálogos y discusiones cruciales sobre sus ideales de belleza e imagen corporal”, dice Giselle Blondet, actriz, autora y madre de una hija de 14 años.
 
Campaña por la Belleza Real

La Campaña por la “Belleza Real” fue creada en el año 2004 después que Dove presentara su primer estudio global, el cual encontró que sólo un 2% de las mujeres de todo el mundo se describen a sí mismas como bellas. Desde entonces, Dove ha implementado una serie de comunicaciones que presentan la “Belleza Real y el tema de la autoestima”. La empresa también lanzó un portal de Internet lleno de recursos de información (http://www.campaignforrealbeauty.com).
 
La respuesta de las mujeres a la campaña ha sido abrumadoramente positiva. Casi 1.5 millones de visitantes han compartido sus palabras de apoyo a estos esfuerzos de “www.campaignforrealbeauty.com” de ampliar la “definición limitada de belleza”. La campaña está siendo incluida en libros de texto de universidades y cursos de post-grado así como en documentales, paneles, conferencias y otras actividades científicas.
 
Fuente: Estudio Dove: “Beyond Stereotypes: Rebuilding the Foundation of Beauty Beliefs”
 

¿Sabes calcular tu nivel de hidratación?

La insistencia de vigilar el nivel de hidratación puede parecer demasiado recurrente, sobre todo en los meses de verano. No obstante, este es un tema tan importante que justifica ser reiterativo. Una deficiente hidratación es la responsable de numerosos ingresos hospitalarios e incluso de una considerable cifra de fallecimientos, muchos de los cuales se podrían evitar. El siguiente artículo proporciona un método para conocer si se está haciendo una correcta hidratación y explica cuánta agua se necesita y por qué no todo es agua a la hora de hidratar, además de ofrecer cinco ideas prácticas para no deshidratarse.
 
El agua, siempre a mano
Recordar que debemos beber suficiente agua a lo largo del día parece obvio y, sin embargo, el 70% de las personas reconoce que no alcanza los 2 litros que el Observatorio de Hidratación y Salud (OHS) recomienda beber en circunstancias normales. Muchos se escudan en que están atentos a la sed, o en que se hidratan a través de los alimentos u otros líquidos. Incluso hay quienes abogan por beber solo cuando se tiene sed. Ambas posibilidades tienen sus fundamentos, porque cada individuo tiene necesidades diferentes. Según las circunstancias de salud o enfermedad, la necesidad de agua y líquidos varía.
 
Sea como sea, es importante para evitar riesgos adquirir el hábito de tener el agua a mano, sobre todo, en circunstancias excepcionales: días con mucho calor, cuando se realiza un esfuerzo físico extraordinario, si se es una persona mayor o cuando se está convaleciente, si se ha pasado una gastroenteritis o fiebre. Sabido esto, uno mismo, sin necesidad de protagonizar un capítulo de golpe de calor, puede testar si el agua y la ingestión de líquidos que hace al cabo del día alcanzan la cantidad correcta.
 
Cómo saber si se está o no bien hidratado
Para saber si estamos bebiendo la suficiente cantidad de agua y líquidos, o si incluimos alimentos ricos en agua que garantizan una correcta hidratación, debemos vigilar la orina. Es importante comprobar que orinamos, al menos, en cuatro ocasiones desde la mañana a la noche, así como asegurarse de que el color es amarillo pálido o claro. Si la orina es amarilla ocre o más oscura, y no se están tomando vitaminas o medicamentos que la afecten, se debe aumentar la ingesta de agua en dos vasos diarios durante cinco días hasta conseguir orinar al menos en cuatro ocasiones y lograr una pérdida de color y de olor.
 
A la observación de la orina, hay que añadir la conciencia de la propia realidad. Es decir, saber que los factores de la edad, del peso, de la altura, del sexo y del tipo de vida condicionan el uso que realiza el cuerpo del agua, así como la demanda de hidratación que precisa para mantener el ritmo. Una persona muy activa, que hace mucho gasto calórico, necesita mayores cantidades de agua para estar bien hidratada; una persona que lleve una vida sedentaria, al margen de condiciones atmosféricas, precisará mucha menos.
 
Hay que tener en cuenta que el primer signo de deshidratación es la sed, pero se puede no atender esa sed y olvidar la sensación y persistir la deshidratación. Puede padecerse dolor cabeza y fatiga, ante lo que deberíamos tomar la costumbre de beber dos vasos de agua, por si acaso. Si la deshidratación es severa, o el cuerpo está más débil y acusa más la desatención, pueden presentarse capítulos de taquicardias, escalofríos, náuseas e incluso llegar al desvanecimiento. Esto, por supuesto, hay que evitarlo, pero conviene saber que puede llegarse a este extremo y tomar medidas para que no suceda.
 
Cuánta agua se necesita
La cantidad de agua depende de la persona y de sus circunstancias físicas y ambientales (edad, actividad, temperatura, etc.). Lo principal es no olvidar que hay que beber agua. Habrá quienes estén acostumbrados a tomar varios vasos al día y alcancen la mítica cifra de dos o incluso tres litros, quienes limiten su ingesta a las cinco comidas o quienes deban recordar la importancia de beber un vaso, puesto que dejan pasar las horas y no tienen sed. Todos podrán superar con éxito el test de la orina. Pero hay que tomar agua en la vida cotidiana. Un buen hábito para comenzar el día es beber un gran vaso y una pieza de fruta. Así, con ese sencillo gesto, se garantiza una buena base de hidratación.
 
Si se altera la vida habitual, el ambiente e incluso la actividad cotidiana, seguro que también se variará la necesidad corriente de agua, por ello habrá que estar atento. Y no solo de nosotros mismos, sino también de las personas dependientes que tengamos alrededor (niños y personas mayores), que tienen menos capacidad de modificar hábitos y adoptar nuevos. Lo normal es que con los cambios aumente la necesidad de ingerir líquidos, lo que es una buena excusa para incrementar el consumo de frutas, verduras y preparados refrescantes. Las sopas son un modo de tomar más líquidos con sabor, y en el verano se puede optar por ofrecer a los niños sopas frías, batidos de frutas, sopas de fruta o un gazpacho recién hecho y servido bien fresco.
 
Hidratación, no todo es agua
Que el agua no es la única fuente de hidratación se entiende mejor si se mira su anverso, la deshidratación. Se puede tener un episodio de deshidratación por una pérdida de agua o una pérdida mayor de electrolitos (sobre todo, sodio). Una deshidratación por pérdida de agua suele ser consecuencia de una insolación, un capítulo febril, un caso de gastroenteritis o la desatención a la sed. Se habrá desatendido la correcta hidratación por no haber tomado la suficiente agua ni suficientes líquidos. Pero también se puede errar en el cálculo de la hidratación sufriendo una pérdida de sales minerales y de sodio. No tiene que ocurrir, salvo si se padece gastroenteritis o se trabaja en condiciones extremas de calor o frío, o se equivoca y no se atiende la demanda de sales al efectuar ejercicio físico.
 
Cinco gestos que ayudan a hidratar
1. Empiece el día con un vaso de agua y llénese un botellín de agua. Según sus hábitos, lléveselo con usted y bébaselo a lo largo del día, o déjelo en casa y recuerde terminárselo antes de ir a la cama.
2. En verano, coma dos frutas al día, una ración de verdura cocida -como plato o guarnición- y mordiscos de verdura cruda.
3. Establezca el hábito de identificar un momento de descanso con beber un vaso de agua.
4. Elija bebidas naturales antes que las azucaradas, y las infusiones, mejor que el café.
5. Reflexione sobre la conveniencia de utilizar agua embotellada, comprar una jarra filtradora o colocar un filtro en su grifo. Tal vez de esta manera tome mayor
 
Fuente: Eroski Consumer.
Autora: Maite Zudaire.

 

_ARS0454 - BAJA

Protección Solar Alta

Crema solar para todo tipo de pieles con protección alta frente a los rayos UVA/UVB previniendo el fotoenvejecimiento prematuro de la piel. Con una fórmula resistente al agua y sin fragancia, proporciona una acción hidratante prolongada y ayuda a prevenir la aparición de manchas cutáneas.

PVP: 20€

 Aplicaciones

· Protección después de la IPL/Laser

· Protección solar diaria y verano

· Protección solar para deportistas

· Tratamientos Anti-Edad

Modo de Empleo

Aplíquese generosamente antes de la exposición al sol. Reiterar la aplicación periódicamente para mantener la efectividad del producto, especialmente después de nadar, sudoración intensa o tiempo de exposición prolongado al sol, teniendo un especial cuidado con los niños.

No apto para niños menores de 2 años.

Contiene Oxibenzona.

Composición

Filtros Solares para la obtención de la protección solar deseada.

(más…)

Leer Más