Receta Navideña: rape alangostado

Otra idea sencilla para estas fechas.
 
Se trata de preparar una cola de rape con la apariencia de una cola de langosta.

Necesitamos una cola de rape sin piel ni espina central, por lo que salen dos piezas.
También necesitaremos pimentón dulce, aceite de oliva virgen extra y sal.
 
Preparamos una pasta con 2 cucharadas de aceite de oliva y tanto pimentón como se necesite.
Se sala la cola de rape y se unta con la pasta de pimentón.
Los puristas la atan con un cordel dando vueltas para semejar más la forma de la cola de la langosta, pero no es necesario.
Envolver la cola de rape ya preparada en film plástico bien apretada y después en papel de aluminio, presionándolo bien.
Repetir lo mismo con la otra pieza.
Se sumergen los paquetes en una cazuela con agua hirviendo. Esperar 5 minutos.
Sacar los paquetes del agua y dejarlos enfriar (se pueden introducir en agua con hielo o meterlos al frigorífico).
Desenvolver y cortar en rodajas a modo de medallones.
 
Servir en frío con una base de lechugas (venden bolsas ya preparadas) y con un poco de mahonesa baja en calorías o salsa rosa.

 
¡Degustar y disfrutar!
 
 

Rape

Leer Más

Canapé de manzana, membrillo y queso gratinado

 

Tal y como os prometimos, os dejamos una sencilla y “saludable” receta, para disfrutar estas Navidades cuidándonos: canapé de manzana, membrillo y queso gratinado.

 

¡Manos a la obra!

 

Ingredientes para 4 personas
• 3 rebanadas de pan de molde sin corteza
• 1 manzana
• 40 gr. de membrillo
• 1 cucharada de postre de miel
• Queso tierno rallado (opcional)

 

Preparación
• Cortar cada rebanada de pan de molde en 4 cuadrados.
• Poner encima de cada cuadrado un trozo de membrillo del mismo tamaño que el pan.
• Rallar la manzana golden que previamente habremos pelado. Añadirle unas gotas de limón y una cucharada de postre de miel.
• Poner encima de cada canapé un poquito de la manzana rallada y un poco de queso rallado.
• Gratinar un momento para fundir el queso y terminar el canapé con unas gotas de aceite y un poquito de sal al gusto.

 

¡Que aproveche!