Día Mundial de la Diabetes

 

Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes.
 
Este año, se centra en la importancia de comenzar el día con un desayuno saludable para prevenir y controlar de forma efectiva todos los tipos de diabetes.
 
Saltarse una de las principales comidas del día como es el desayuno, va asociado a un aumento de peso (sobrepeso/obesidad) y a factores de riesgo relacionados con la diabetes de tipo 2. Por otro lado un desayuno inadecuado compuesto por alimentos de gran densidad calórica y bajo contenido nutricional también potencia dicho tipo de diabetes.
 
Ante esta situación, está en nuestras manos el poder hacer cambios positivos en nuestra alimentación o reforzar los buenos hábitos alimenticios.

 

¿Cómo podemos reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 o controlar la diabetes?
De forma muy sencilla:
· Eligiendo agua, café o té sin azúcar en lugar de zumo de fruta, refrescos y otras bebidas azucaradas.
· Comiendo al menos 3 raciones de vegetales al día, que incluyan verdura de hoja verde como espinacas, lechugas o berzas.
· Comiendo hasta 3 raciones de fruta fresca al día.
· Eligiendo frutos secos, una pieza de fruta fresca o yogur sin azúcar para picar entre horas.
· Limitando la ingesta de alcohol a un máximo de 2 bebidas estándar al día.
· Eligiendo cortes magros de carne blanca, aves y pescado en lugar de carnes procesadas o rojas.
· Eligiendo nuestro aceite de oliva virgen extra como parte de nuestra dieta mediterránea, para la elaboración de nuestras comidas en lugar de otras grasas vegetales o animales.
· Eligiendo pan integral en lugar de pan blanco, arroz integral en lugar de arroz blanco y pasta integral en lugar de pasta refinada.

 

¿Por qué debemos hacer un desayuno saludable?
Empezar el día con un desayuno saludable ayuda a controlar el apetito y las concentraciones de glucemia, tanto en adultos como en niños, por lo que se controla mejor la ansiedad y la consecuente ganancia de peso.

 

¿Qué opciones tengo para desayunar?
El desayuno debe de aportarnos:
· Hidratos de carbono: pan/tostada/biscotes integrales (preferiblemente), cereales integrales de desayuno bajos en azúcares, copos de avena, muesli,…
· Proteínas: lácteos (leche semi/desnatada, quesos desnatados, yogures desnatados y edulcorados), jamón serrano, de york, jamón o pechuga de pavo/pollo.
· Grasa saludable: aceite de oliva.
· Vitaminas y minerales: frutas/zumos de frutas naturales.
· Ocasionalmente: bizcocho/magdalenas caseras.

 

En Clínica Nutriestética, siempre con los hábitos de vida saludables.

 

DESAYUNO

Leer Más

Entrevista COPE

 

Esta mañana, la cadena COPE ha entrevistado a nuestra nutricionista, Stefany Olarte, dentro de programa emitido en directo desde el Mercado de Abastos de Logroño.

 

Durante dicha entrevista, se han comentado diversos temas sobre hábitos de alimentación, desayunos saludables y aspectos relacionados con el Día Mundial de la Diabetes, que se celebra hoy.

 

Día Mundial contra la Obesidad

 

Ayer se celebró el “Día Mundial contra la Obesidad”.

 

Tristemente célebre, la obesidad es una enfermedad tan extendida que alcanza proporciones epidémicas a nivel mundial y cada año causa la muerte de, al menos, 2,6 millones de personas, según últimos datos de la OMS.

 

Se caracteriza por el acúmulo excesivo de grasa motivado por un desequilibrio entre las calorías ingeridas por la alimentación y las calorías que se consumen con la actividad física diaria. Éste desajuste no solo se manifiesta con un aumento de peso, sino que también conlleva la aparición de enfermedades asociadas (hipertensión, diabetes, dislipemias, etc.) que empeoran más nuestra salud.

 

Por ello, se insiste en seguir una alimentación adecuada y saludable a la edad y condición física, inculcando desde la infancia hábitos alimenticios correctos y la práctica de ejercicio físico como parte de un estilo de vida saludable.

 

Colesterol y alimentos

 

Últimamente se habla mucho del colesterol y de su relación directa con la alimentación. Además de la producción endógena en nuestro propio organismo, es cierto que dietas inadecuadas con exceso de grasa animal y alcohol, acompañado de un estilo de vida poco saludable como es el fumar, exceso de peso y sedentarismo, son factores determinantes para la hipercolesterolemia y sus consecuencias patológicas.
 
Para conseguir dar solución a este problema debemos centrarnos en adoptar un estilo de vida más saludable empezando por nuestra alimentación a base de:
• Frutas, verduras y/o hortalizas (5 raciones diarias).
• Cereales integrales (pan, pasta, arroz, avena, cebada,…).
• Legumbres (lentejas, garbanzos, alubias, soja,…).
• Pescado blanco y azul (salmón, sardina, trucha, caballa, boquerones, anchoas, …).
• Frutos secos (nueces y almendras, de 4-6 unidades).
• Aceite de oliva virgen.
 
Estos alimentos nos aportan grasas “buenas” (ácido grasos monoinsaturados, Omega 3), esteroles, fibra dietética y antioxidantes que ayudan a reducir los niveles de colesterol total en sangre y a elevar el colesterol bueno (HDL).
Podemos ayudarnos también de alimentos “funcionales” (enriquecidos en esteroles, estanoles y fibra), como por ejemplo: bebidas de soja.
 
Por otro lado los alimentos a evitar serán todos los que aporten grasa saturada (lácteos enteros, carnes grasas, mantequilla, bollería y fritos industriales, embutidos, yemas de huevo). En su lugar consumir, lácteos desnatados, carnes magras (pollo sin piel, pavo, conejo, solomillo y lomo de cerdo). Y todo en preparaciones culinarias sencillas (plancha, horno, asado, “al papillote”, al microondas, al vapor,…).
 
Además de hacer cambios en nuestra alimentación, debemos optar por una vida menos más activa, evitar el sobrepeso, reducir la ingesta de alcohol y dejar de fumar.
 
Si tienes niveles altos de colesterol o sospechas que por tus hábitos de vida pudieras tenerlos, en Clínica Nutriestética nuestro equipo de profesionales sanitarios estará encantado de asesorarte y orientarte para una adecuada reeducación alimentaria.

 
 

Niños y Fibrosis Quística

 

La Revista Española de Nutrición y Dietética (Vol. 18, Octubre 2014), ha publicado la Comunicación del Estudio Científico sobre VALORACIÓN Y TRATAMIENTO NUTRICIONAL DEL NIÑO CON FIBROSIS QUÍSTICA, elaborado por Stefany E. Olarte, Nutricionista de Clínica Nutriestética junto a otra profesional del Hospital Clínico Universitario de Valencia (HCUV), Sección de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica, Valencia, España.

 

INTRODUCCIÓN
Fibrosis Quística (FQ), enfermedad genética de herencia autosómica recesiva, asociada a mutaciones de un gen que codifica una proteína reguladora de la conductancia transmembrana de la FQ (CFTR), la mutación mas frecuente es la F508. En España se estima una frecuencia media de mutaciones alrededor de 1 de cada 2.810 y 1 de cada 3.743 recién nacidos vivos. En los primeros años de vida comúnmente se manifiesta con afectación pulmonar, insuficiencia pancreática exocrina y anorexia ligada a infecciones. El balance energético negativo resultante retrasa el crecimiento y el desarrollo del niño y conduce a desnutrición. Por la gran repercusión al estado nutricional, los estudios van dirigidos a evitar la malnutrición del paciente.

 

MATERIAL Y MÉTODOS
Base de datos PubMed, siendo de interés las revisiones sistemáticas. Seguimiento de la pauta terapéutica dela valoración nutricional realizado en la Sección de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Valencia, anales de pediatría, consensos y páginas web, orientadas hacia investigación y estudio de la
FQ.

 

RESULTADOS
Alrededor de 300 artículos relacionados, 52 fueron utilizados por su relación directa con el tema de estudio. La intervención nutricional en pediatría es periódica, la valoración nutricional incluye valoración dietética, clínica y antropométrica cada 3 meses, y valoración bioquímica anual. Los requerimientos energéticos diarios son elevados y se determina según el gasto energético en reposo, más el grado de actividad del paciente, corregido por su función pulmonar y por el grado de malabsorción. La dieta debe ser hipocalórica e hiperprotéica con mayor proporción de lípidos, aporte suficiente de DHA, y suplementación de vitaminas y minerales según la evolución del paciente.

 

CONCLUSIONES
La intervención dietética ha de conseguir un adecuado crecimiento y desarrollo del niño. La dieta debe ser ajustada a las necesidades nutricionales de cada paciente, aumentando la densidad energética de las ingestas y modificando hábitos dietéticos mediante educación nutricional a familiares. En casos necesarios se recurrirá a suplementos nutricionales orales, y ante fracaso nutricional considerarse la nutrición enteral o parenteral.

Enlace publicación: http://www.renhyd.org/index.php/renhyd

 

Sin título

Leer Más