Control de ansiedad por la comida

 
Cómo controlar la ansiedad por la comida gracias a ciertos alimentos
 

Cuando nuestro neurotransmisor conocido como “serotonina” se encuentra en niveles bajos, se incrementa la sensación de hambre y el deseo de comer dulces, además del estado depresivo.

 

En este sentido, podemos (y es recomendable) ingerir alimentos  que eleven la serotonina y funcionen como antidepresivos naturales, o alimentos de origen vegetal con triptófano, de manera que generen serotonina, como pueden ser las fresas, frambuesas, el aguacate, el mango, lácteos desnatados, pescados blancos, avena y nueces. SIEMPRE en cantidades razonables.

 

También recordar la importancia de realizar 5 comidas al día (3 principales: desayuno, comida y cena, y 2 tentempiés: almuerzo y merienda) puesto que el organismo necesita recibir energía cada 3 ó 4 horas , evitando así generar más ansiedad y llegar a la siguiente comida con más hambre.

 

Los líquidos, con preferencia del agua, zumos naturales e infusiones ayudan también a mantener a raya la sensación de hambre y la obsesión por la comida.

 

En Clínica Nutriestética, nuestro equipo de profesionales sanitarios te orientarán y marcarán las pautas más adecuadas para una alimentación completa y equilibrada.

 

dietetica2 BN

Leer Más

Niños y Fibrosis Quística

 

La Revista Española de Nutrición y Dietética (Vol. 18, Octubre 2014), ha publicado la Comunicación del Estudio Científico sobre VALORACIÓN Y TRATAMIENTO NUTRICIONAL DEL NIÑO CON FIBROSIS QUÍSTICA, elaborado por Stefany E. Olarte, Nutricionista de Clínica Nutriestética junto a otra profesional del Hospital Clínico Universitario de Valencia (HCUV), Sección de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica, Valencia, España.

 

INTRODUCCIÓN
Fibrosis Quística (FQ), enfermedad genética de herencia autosómica recesiva, asociada a mutaciones de un gen que codifica una proteína reguladora de la conductancia transmembrana de la FQ (CFTR), la mutación mas frecuente es la F508. En España se estima una frecuencia media de mutaciones alrededor de 1 de cada 2.810 y 1 de cada 3.743 recién nacidos vivos. En los primeros años de vida comúnmente se manifiesta con afectación pulmonar, insuficiencia pancreática exocrina y anorexia ligada a infecciones. El balance energético negativo resultante retrasa el crecimiento y el desarrollo del niño y conduce a desnutrición. Por la gran repercusión al estado nutricional, los estudios van dirigidos a evitar la malnutrición del paciente.

 

MATERIAL Y MÉTODOS
Base de datos PubMed, siendo de interés las revisiones sistemáticas. Seguimiento de la pauta terapéutica dela valoración nutricional realizado en la Sección de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Valencia, anales de pediatría, consensos y páginas web, orientadas hacia investigación y estudio de la
FQ.

 

RESULTADOS
Alrededor de 300 artículos relacionados, 52 fueron utilizados por su relación directa con el tema de estudio. La intervención nutricional en pediatría es periódica, la valoración nutricional incluye valoración dietética, clínica y antropométrica cada 3 meses, y valoración bioquímica anual. Los requerimientos energéticos diarios son elevados y se determina según el gasto energético en reposo, más el grado de actividad del paciente, corregido por su función pulmonar y por el grado de malabsorción. La dieta debe ser hipocalórica e hiperprotéica con mayor proporción de lípidos, aporte suficiente de DHA, y suplementación de vitaminas y minerales según la evolución del paciente.

 

CONCLUSIONES
La intervención dietética ha de conseguir un adecuado crecimiento y desarrollo del niño. La dieta debe ser ajustada a las necesidades nutricionales de cada paciente, aumentando la densidad energética de las ingestas y modificando hábitos dietéticos mediante educación nutricional a familiares. En casos necesarios se recurrirá a suplementos nutricionales orales, y ante fracaso nutricional considerarse la nutrición enteral o parenteral.

Enlace publicación: http://www.renhyd.org/index.php/renhyd

 

Sin título

Leer Más

Dieta Mediterránea y Cáncer de Mama

 
Os anotamos a modo de resumen algunas de las sorprendentes conclusiones del Estudio EpiGEICAM, coordinado por la investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Dra. Marina Pollán, financiado por la Asociación Española contra el Cáncer y desarrollado dentro del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM).
 
Creemos que merece la pena dedicar 5 minutos a su lectura:
 
Tipos de dieta estudiados:
Dieta “occidental”: Alto consumo de productos grasos, carne procesada, dulces, bebidas calóricas y bajo consumo de cereales.
Dieta “prudente”: Productos bajos en grasa, frutas, vegetales y zumos.
Dieta “mediterránea”: Pescado, vegetales, legumbres, patatas, frutas, aceite y bajo consumo de zumos y bebidas calóricas.
 
a) El consumo de alimentos de la “dieta mediterránea” puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30%. Por el contrario, la dieta occidental es la más perjudicial para desarrollar cáncer de mama y, lo que es más preocupante, es la dieta más frecuente en las mujeres jóvenes. Por su parte, no se ha podido constatar que la “dieta prudente” esté relacionada ni con una mayor ni con una menor probabilidad de desarrollar cáncer de mama, a pesar de lo que podía pensarse en un principio, por ser la que menos grasa tiene.
 
b) La dieta mediterránea ha demostrado ser beneficiosa para prevenir el cáncer de mama, especialmente para los tumores triple-negativos, para los que por el momento no existe un tratamiento quimiopreventivo. Es la primera vez que un estudio que relaciona dieta y cáncer de mama muestra un claro efecto protector de la dieta mediterránea en este subtipo de tumor, el triple negativo, que generalmente es más agresivo.
 
c) El 57% de la población no consume a diario frutas y verduras; que el 58% incluye en su dieta bollería, carnes grasas y embutidos de dos a tres veces a la semana; que dos de cada diez encuestados toman vino o cerveza una vez al día y que el 75% de la población no realiza actividad física regularmente. Tenemos que seguir trabajando para concienciar a los más jóvenes desde la infancia en la adopción de hábitos de vida saludable.
 
d) El 40% de los cánceres se puede prevenir adoptando hábitos de vida saludables.
 
e) El cáncer de mama constituye uno de los tumores más frecuentes en las mujeres españolas, diagnosticándose aproximadamente 26.000 casos nuevos cada año. Este porcentaje representa el 30% de todos los cánceres detectados en mujeres en nuestro país. Aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres presentará esta enfermedad a lo largo de su vida. Pese a la mejora en el diagnóstico y tratamiento, este tumor sigue siendo todavía la principal causa de muerte por cáncer en las mujeres españolas.
 
f) Los expertos en nutrición han confirmado que el alcohol, las grasas, carnes rojas, bollería industrial y alimentos quemados se ratifican como promotores de cáncer; y en positivo, un consumo diario de frutas, verduras y hortalizas pueden prevenir la aparición de la enfermedad.
 
g) Se concluyó la presentación del estudio con unas claras recomendaciones en la prevención frente al cáncer, entre las que se cuentan realizar actividad física de manera regular, no fumar, evitar el alcohol y mantener una alimentación rica en frutas, hortalizas y productos integrales.
 
Si quieres cuidarte, comienza por tu alimentación. Estaremos encantados de asesorarte en el teléfono 941 245 219, mail.: [email protected] y en nuestras instalaciones de Avda. de Colón 43, bajo (Logroño).
 

Promoción SEPTIEMBRE

 
Te presentamos solo durante este mes de SEPTIEMBRE nuestras mejores combinaciones de tratamientos para recuperar tu rostro tras las vacaciones.
 
Recupera tu mejor imagen en el menor tiempo:
 
Higiene Facial + Dermoabrasión + Hidratación Facial: 99€
 
Higiene Facial + Dermoabrasión + 3 Sesiones Mesoterapia Facial (Vitaminas+Aminoácidos+Hialurónico): 450€
Paga en 3 meses SIN INTERESES
 
Higiene Facial + Dermoabrasión + 4 Sesiones Hidratación Facial + Cosmética Facial Personalizada: 220€
 
Reserva ya tu cita en el teléfono 941 245 219, mail: [email protected] o visitando nuestras instalaciones en Avda. de Colón 43, bajo (Logroño).
 
 

Aditivos Alimentarios

 
Son varios los pacientes que han consultado a nuestras nutricionistas sobre los aditivos alimentarios, para qué se usan, si están regulados, etc. Por ello, hemos considerado interesante trasladaros el siguiente artículo con el objeto de aclarar lo máximo posible dichas dudas.
 
 
QUÉ SON LOS ADITIVOS ALIMENTARIOS
Son sustancias que se añaden a los alimentos para servir propósitos técnicos específicos (sabor, textura,…). Sólo las sustancias que no se consumen normalmente como un alimento en sí mismo y que no se utilizan normalmente como un ingrediente característico de la comida, se califican como aditivo.
 
La Unión Europea regula los aditivos que pueden utilizarse, los alimentos en los que pueden ser utilizados y los niveles máximos. De esta forma, los aditivos aprobados como seguros para su uso en los alimentos tienen un número E (de Europa), que es también una forma simple y cómoda para etiquetar los aditivos permitidos en todo el rango de lenguajes de la Unión Europea.
 
 
CUÁL ES SU FINALIDAD
Los aditivos alimentarios se utilizan para aumentar el sabor, textura, vida útil y propiedades nutricionales de los alimentos que comemos. Los aditivos se agrupan dependiendo de la función que realizan cuando se añaden a los alimentos.
 
De esta forma, existen estabilizadores, espesantes, agentes gelificantes, agentes antiaglutinantes, agentes de recubrimiento, gases de envasado o propulsores.
 
 
CÓMO SE CLASIFICAN
 
A. ESTABILIZADORES
Muchos alimentos contienen mezclas de aceite y agua, conocidas como emulsiones.
 
Las emulsiones están formadas uniendo sustancias llamadas emulsionantes, que permiten que agua y aceite se mezclen juntos. Los estabilizadores se utilizan en los alimentos como la mayonesa, vinagretas y helados para evitar que las emulsiones se separen y por ello, ayudan a mantener las propiedades físicas y de textura de los alimentos. Los estabilizadores más comunes incluyen la goma garrofín o harina de algarroba (E410) y los alginatos (E400-404), que tienen su origen en ciertas especies de algas marinas.
 
B. ESPESANTES
Los espesantes se añaden a los alimentos fluidos para aumentar su viscosidad y suelen estar compuestos de carbohidratos, por ejemplo la hidroxipropilmetilcelulosa (E464). Los espesantes basados en carbohidratos hacen que los fluidos espesen durante el calentamiento, cuando los gránulos de almidón de los que están compuestos los carbohidratos absorben agua y aumentan. Este proceso hace que los gránulos de almidón atrapen moléculas de agua dando lugar a que el fluido espese. Los espesantes se añaden a una amplia variedad de alimentos, incluyendo las salsas y pastas.
 
C. AGENTES GELIFICANTES
Los agentes gelificantes se utilizan para espesar y estabilizar alimentos líquidos, aportando así textura. Aunque tienen un propósito muy similar al de los espesantes, como su nombre sugiere, los agentes gelificantes forman geles. Los agentes gelificantes son generalmente proteínas o carbohidratos, que cuando se disuelven en alimentos líquidos forman una especie de red tridimensional. Esto crea un alimento único, que es sólido en apariencia pero que está en su mayor parte compuesto por líquido, como las gelatinas, mermeladas y dulces. Los agentes gelificantes más comunes incluyen la pectina (E440) y el carragenano (E407).
 
D. AGENTES ANTIAGLUTINANTES
Los alimentos en polvo o granulados son responsables de la absorción de la humedad, lo que produce que las partículas se vuelvan pegajosas y formen grumos. Los grumos hacen muy difícil utilizar alimentos granulares o en polvo ya que no se pueden pesar, extender o mezclar de forma uniforme.
 
Las sustancias antiaglutinantes funcionan al revestir las partículas de alimentos y absorber el exceso de humedad. Esta repulsión de la humedad de la superficie de los alimentos ayuda a evitar los grumos y retiene las características de dispersión de los alimentos. Uno de los agentes antiaglutinantes más comunes es el silicato de calcio (E552), que se utiliza para evitar los grumos en la levadura en polvo y la sal de mesa.
 
E. AGENTES DE RECUBRIMIENTO
Los agentes de recubrimiento se utilizan para proporcionar una cobertura brillante y protectora a los alimentos, como los dulces, frutas y productos de panadería. Los agentes de recubrimientos más comunes incluyen: cera de abejas (E901), cera de carnauba (E903) y ácidos grasos (E570).
 
F. GASES DE ENVASADO
Los gases de envasado se utilizan para modificar la atmósfera en la que los alimentos se envasan para controlar la maduración, inhibir cambios químicos y prevenir los desechos.
 
Esto se logra utilizando una técnica conocida como envasado en atmósfera modificada, en la que el aire dentro del envase se reemplaza por una mezcla de gases puros como oxígeno (E948), dióxido de carbono (E290) y nitrógeno (E941).
 
Dependiendo de los alimentos y el efecto deseado, las formulaciones diferentes de gases se insuflan en el empaquetado. Por ejemplo, mezclas de dióxido de carbono (30-60%) y nitrógeno (40-70%) pueden inhibir el crecimiento de muchos microorganismos y podrían utilizarse para reducir los restos microbianos de carnes y pescados, mientras que las combinaciones de dióxido de carbono (20-30%) y el oxígeno (70-80%) podrían utilizarse para ayudar a prevenir la decoloración de las carnes rojas.
 
G. PROPULSORES
Los contenedores de aerosoles presurizados se utilizan para dispensar productos alimentarios fluidos en forma de un líquido, espuma o espray. El uso de propulsores proporciona la necesaria presión para forzar al alimento fluido a salir del contenedor de aerosol.
 
Los propulsores más utilizados incluyen el nitrógeno (E941), el óxido nitroso (E942) y el dióxido de carbono (E290). Estos últimos propulsores se utilizan generalmente para dispensar productos tipo espuma y espray, como las cremas batidas, el queso y la mostaza. Esto se debe a que el óxido nitroso y el dióxido de carbono tienden a disolverse en el alimento fluido y expandirse durante su liberación del contenedor, causando la formación de un espray o espuma. El nitrógeno no exhibe tales propiedades y por ello se utiliza para dispensar alimentos que no requieren de una forma líquida como aceites y siropes.
 
 

Ilustracion vida sana.jpg

Leer Más