Hombres y Medicina Estética

 
Aunque quizás sea aún tabú para algunos, no es ningún secreto el creciente interés de los hombres por los tratamientos estéticos en los últimos años. A menudo confundida con la cirugía estética, la medicina estética es una rama de la medicina que aborda de manera integral tanto la mejora estética de las personas como aquellos aspectos internos que influyen en su bienestar y autoestima.
 
Os mostramos a continuación algunas preguntas que contestó la doctora Petra Vega, presidenta de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), durante su entrevista a la publicación Hombre Moderno.
 
¿Cómo explicaría al profano lo que es la medicina estética?
La medicina estética es aquella rama de la medicina que se encarga por un lado de tratar los inestetimos de la persona, tanto reales o que a veces la persona sienta como tales. Y por otro lado, de mejorar cualquier aspecto de la salud que pueda influir en el aspecto estético. Otra parte muy importante de la medicina estética se encarga sobre todo de prevenir enfermedades que puedan influir entre otros, en el aspecto estético. Es decir, de prevenir para favorecer una longevidad mucho más saludable en todos los aspectos.
 
¿Y cuáles son las principales diferencias con la cirugía estética?
Hay que entender que la medicina estética es, sobre todo, medicina integral. Es decir, valora la persona en su conjunto y la va a tratar desde el interior para mejorar el aspecto. Con la cirugía estética nos parecemos en algunas cosas, como en la finalidad, pero somos muy diferentes. La cirugía estética es una rama de la medicina, si bien complementaria, muy distinta. La cirugía trata el inestetismo directamente, el aspecto, pero no es función de la cirugía tratar el interior. El cirujano, cuando opera una nariz, va a opererar el aspecto estético de la nariz, evidentemente procurando que el paciente respire mejor, pero por ejemplo, no va a estar haciendo un tratamiento sobre la adicción al tabaco. Sería la diferencia. Cuando el médico estético trata a un paciente lo va a hacer sobre todo intentando mejorar sus hábitos, su conducta y aquellas cosas que repercuten en su aspecto de forma negativa. También tiene la limitación de que no va a modificar tan drásticamente el aspecto. Si alguien desea cambiar el aspecto de su nariz deberá ir a un cirujano plástico. Son dos conceptos totalmente distintos que muchas veces se complementan y cuya finalidad en ambos casos es la mejora estética, pero sus técnicas y el protocolo son totalmente distintos.
 
¿Cuáles son las técnicas más habituales en medicina estética?
En medicina estética diferenciamos tres grandes campos: la medicina estética corporal, que trata la celulitis, el sobrepeso, la flacidez, alteraciones de la grasa localizada etcétera; la medicina estética facial, que trata sobre todo el envejecimiento de la piel, manchas o arrugas. Y por último el tratamiento del pelo, y aquí hay dos subcampos que se contradicen: el de la alopecia, intentando combatirla, y el del exceso de vello corporal, intentando eliminarlo. Y una parte integradora de todas las demás es la medicina del antienvejecimiento o del bienestar, que integra todas las partes mencionadas para que la persona, además de verse mejor, se sienta mejor.
 
¿Cómo ha evolucionado en los últimos años el interés del hombre por la estética en general?
Hay que decir que nuestro mayor porcentaje de pacientes son mujeres, pero en los últimos años vamos observando cómo cada vez más los hombres acuden a los centros de medicina estética y nos piden tratamientos. Cuando la SEME inició su andadura en 1984 y empezaron a surgir las primeras clínicas de medicina estética en la década de los ochenta, el porcentaje de hombres que acudían a nuestros centros no llegaba al 5%. En cambio, en el estudio que el año pasado hicimos desde la Sociedad, había ya un 11% de pacientes masculinos y observábamos cómo precisamente en los dos o tres últimos años había empezado el aumento de este 4% o 5% hasta el actual 11%. Es decir, estamos observando cómo cada vez hay un incremento y una mayor necesidad del hombre de acudir a la medicina estética.
 
¿Qué aspectos a nivel estético preocupan más a los hombres y cuáles son los tratamientos más demandados?
En cuanto a los tratamientos que más nos demandan o qué aspectos preocupan más al hombre, el primero de todos es el tema del pelo. Quizás en el conjunto de la medicina estética no es tan importante, pero en el caso del hombre supone un 50%. Esta cifra se reparte entre la alopecia, que es un tema que preocupa mucho a los hombres, y otro porcentaje muy alto y creciente como la depilación. Y el otro 50% se repartiría entre tratamientos corporales, fundamentalmente por sobrepeso. Los hombres, en este momento, le dan mucha más importancia al cuerpo que a la cara, y para ellos sigue siendo importante tener un peso y sobre todo unos músculos adecuados. Y también empieza a incrementarse un poco la demanda en pacientes mayores que también quieren mejorar el aspecto facial. Pero por orden serían la alopecia, la depilación, los tratamientos corporales y en último lugar, los faciales.
 
¿Qué perfiles de pacientes acuden a la consulta?
Si tenemos en cuenta este tipo de tratamientos, en principio tenemos dos picos de edad en pacientes masculinos. Hay un pico importante de pacientes de entre 20 y 30 años, aquel paciente que acude sobre todo porque es cuando se inicia la alopecia androgenética, también cuando va a querer iniciar un tratamiento de fotodepilación. Y aunque muchas veces nos van a pedir consejo para mejorar el aspecto corporal, en este grupo de edad, como hay más tendencia a ir al gimnasio, hay más preocupación por estar musculado que por estar delgado o gordo. Y luego tenemos que a partir de los 50 o 55 años aparece otro pico de pacientes, que está mucho más motivado por aspectos nutricionales sobre todo. Este sí que nos acude mucho más para que le ayudemos a mantener un peso adecuado. Además, a esa edad también aparecen ya patologías en las que quiere que le ayude la dieta y también los aspectos faciales, y nos suele pedir que le ayudemos a mejorar aspectos como las arrugas o la flaccidez facial. Estos serían los dos perfiles que más vemos entre los hombres.
 
¿Cuáles son los tratamientos más novedosos que ofrece la medicina estética?
En medicina estética cada año salen tratamientos que aparecen como muy novedosos, que a veces no lo son tanto; a veces son una recuperación de técnicas que ya teníamos. Yo diría que más que tratamientos novedosos lo que hay son tendencias novedosas en la medicina estética, y la tendencia que lo es más ahora es la naturalidad. Quizás en los dos últimos años, tanto hombres como mujeres, pero sobre todo los hombres, demandan tratamientos que den naturalidad. Quieren mejorar el aspecto, quieren rejuvenecer y tener una mejor presentación social pero no quieren que se les note. Por tanto, yo diría que la gran novedad es la naturalidad, es decir, quieren estar mejor con tratamientos que sean menos artificiosos, como la radiofrecuencia o los bioimplantes. Ahora nos los piden mucho más para reposicionar que para cambiar.
 
¿A qué modelos masculinos quieren parecerse más los hombres hoy?
Aquí hay una diferencia fundamental entre hombres y mujeres. Muchas veces los iconos masculinos muy admirados por las mujeres no son aquellos a quienes admiran los hombres. Si me pregunta a quién querrían parecerse los hombres si supieran quién gusta más a las mujeres, diría Brad Pitt, que es el icono por excelencia y gusta a muchísimas mujeres. Sin embargo, cuando les preguntas a los hombres a quién quieren parecerse, en general, no te dicen famosos o gente mediática con una cara muy espectacular. Más bien lo que admiran los hombres es el cuerpo. En este sentido, mencionan mucho a Edward Norton, que es a alguien que les gustaría parecerse, o por ejemplo Sean Penn. Son quizás famosos que no destacan por sus rasgos faciales, que curiosamente son los que admiran las mujeres, pero que en cambio tienen cuerpos estándar que gustan mucho a los hombres.
 
¿Cómo ha afectado la crisis a la visión que tiene la gente sobre su aspecto?
Sorprende quizás que en estos momentos de crisis económica haya una mayor demanda de hombres que acuden a la medicina estética, cuando el ámbito de la medicina estética, si bien no es excesivamente caro, es privado. El motivo es que quieren mejorar la autoestima y la seguridad. Aquel paciente que debido a la crisis se ha quedado en paro o tiene un empleo y quiere mantenerlo, se da cuenta de que la imagen cuenta y que, sobre todo, cuenta la seguridad en uno mismo. Y en este caso, el paciente que cree que aquel pequeño inestetismo hace que no se sienta seguro cuando va a una entrevista o está trabajando, acude a los centros para mejorar ese aspecto que lo que sobre todo le va a dar es esa seguridad. Porque de lo que se trata no es de lo que objetivamente los demás percibimos, sino de lo que el paciente siente. Y cuando alguien tiene lo que solemos llamar un complejo, cree que todo el mundo está pendiente del mismo y se siente inseguro en cualquier ámbito público. Cuando corrige ese inestetismo que quizás no sea tan grave ni tan percibido por los demás, a partir de ese momento lo que esa persona va a transmitir es seguridad y confianza. En resumen, la medicina estética busca mejorar la autoestima y la seguridad de la persona en sí misma.
 
¿Hay casos en que el médico estético desaconseja el tratamiento?
Hay que decir que, a veces, con pacientes que acuden para demandar un tratamiento, el médico estético, después de hacer una análisis de la situación, va a juzgar que no tienen que ser tratados con técnicas necesariamente medico-estéticas. Muchas veces aquel paciente va a necesitar otro tipo de tratamiento, sea médico, psicológico o de otro tipo. Y eso es importante remarcarlo: no todo el mundo que demanda un tratamiento estético necesariamente va a ser tratado desde ese punto de vista. Será el médico estético en su función integradora de la persona, como médico, quien determine si aquello que el paciente le está demandando requiere ese tipo de tratamiento u otro. Y desde ahí derivarlo al profesional que considere más adecuado. No siempre la demanda puede necesitar aquella técnica o puede ser que el médico estético no disponga en concreto de la misma. Esto es lo que el médico estético hace a diario y debe seguir haciendo: dar respuesta, a veces con un tratamiento y a veces con un ‘no tratamiento’, que es otra forma de tratar.
 
Fuente: Hombre Moderno
Autor: Marcel Llevat
 

timthumb

 

Leer Más

Belleza y autoestima.

 
Dejando a un lado el trasfondo “publicitario”, consideramos interesante conocer el origen de la campaña que lanzó la firma Dove en su día y que llamó la atención al no utilizar modelos ni retoques y resaltar la belleza natural femenina.
 
La autoestima y su relación con la apariencia física

Cuando se sienten mal con su apariencia, más de un 70% de jóvenes de 15 a 17 años evitan actividades normales como ir a la escuela, visitar al médico o incluso dar su opinión. “Beyond Stereotypes: Rebuilding the Foundation of Beauty Beliefs”, el segundo estudio de “Dove” sobre las actitudes de las mujeres en relación al concepto de belleza, explora la génesis y el desarrollo de la autoestima, enfocándose en cómo los ideales de belleza tienen un impacto en la vida de las mujeres de todo el mundo
 
El estudio inicial reveló que muchas mujeres creen que la definición de belleza se ha vuelto muy limitada e inalcanzable, lo cual tiene un impacto negativo en la autoestima, e inspiró la “Campaña por la Belleza Real”. Diseñada para enfrentar los estereotipos de belleza e invitar a las mujeres de todo el mundo a participar en un diálogo sobre la belleza, la campaña ha funcionado como catalizadora para ayudar a cambiar la definición de belleza en la sociedad.
 
La meta de este segundo estudio es identificar influencias negativas y positivas en la autoestima y ofrecer soluciones que liberen a la próxima generación de los estereotipos de belleza. “Debemos apoyar a las mujeres, estimularlas a entrar en este diálogo crucial sobre ideales de belleza y evitar que sigan huyendo de la vida”, dijo la Dra. Nancy Etcoff, profesora de la Universidad de Harvard y reconocida experta en la relación entre belleza y emoción, quien también colaboró en el estudio.
 
El estudio encuestó a 3.800 mujeres, de 15 a 64 años de edad, en 11 países (Brasil, Canadá, China, Alemania, Italia, Japón, México, Arabia Saudí, Estados Unidos y Reino Unido, y una encuesta de seguimiento en Argentina). Algunos de los resultados más sorprendentes son:
• Más del 90 por ciento de las jóvenes de 15 a 17 años desean cambiar por lo menos un aspecto de su apariencia física, empezando por el peso, pero…
• Más de cuatro de cada diez (44%) latinas encuestadas de 15 a 64 años consideraría someterse a una operación de cirugía plástica para mejorar su apariencia.
• Las jóvenes hispanas de 15 a 17 años, desean más que las norteamericanas, cambiar algún aspecto de sí mismas.
• El 21 por ciento de las hispanas de 15 a 64 años pone su salud en riesgo al no seguir un tratamiento supervisado por un médico.
 
“Estos resultados son verdaderamente alarmantes” dijo la Dra. Susie Orbach, “y demuestran la clara relación entre, satisfacción con el físico y autoestima, resaltando además los efectos negativos que los ideales limitados de belleza están teniendo en las mujeres, quienes deben ser estimuladas a superar estos estereotipos dañinos de belleza para alcanzar formas mas auténticas y positivas de sentirse bellas”.
 
Las madres juegan un rol clave en el desarrollo de la autoestima de las jóvenes
Uno de los objetivos del estudio era identificar quién juega un rol crucial en el desarrollo de la autoestima. El estudio revela que las madres (particularmente en las culturas latinas, donde el círculo de influencias está centrado en el hogar y la familia), así como las amigas y compañeras de la misma edad, influyen de forma destacada en la forma de percibir su belleza e imagen corporal. Pero la naturaleza de estas influencias es diferente: la influencia de las madres se asocia a una satisfacción con el aspecto físico y una autoestima superior, y la influencia de las amigas se relaciona con una satisfacción y autoestima más bajas.
• El 61% de todas las mujeres y el 69% de las jóvenes de 15 a 17 años sienten que sus madres han tenido una influencia positiva en la forma de percibir su belleza e imagen corporal.
• El 51% de todas las mujeres (46% de jóvenes de 15 a 17 y, 53% de mujeres de 18 de 64 años) respondieron “haber deseado que sus madres les hubiesen hablado más acerca de su belleza e imagen corporal cuando crecían”.
 
“Estos hallazgos demuestran claramente el poder del diálogo de madres e hijas a la hora de influenciar positivamente la autoestima, la satisfacción e imagen corporal de las jóvenes”, dijo la Dra. Etcoff. “Sabemos por el estudio que las mujeres tienen muchas ganas de afirmar su belleza única e individual, tanto para ellas como para las generaciones más jóvenes. El vínculo de madres e hijas tiene un gran potencial para fortalecer a las jóvenes y marcar una diferencia real para las generaciones futuras”.
 
Liberando a la próxima generación de los estereotipos de belleza

Según los resultados del estudio “Dove”, las mujeres han expresado un gran deseo de discutir y dialogar con las jóvenes, especialmente sobre la imagen corporal:
• El 90% de las mujeres cree que es importante involucrar activamente a las jóvenes para que tengan una imagen corporal realista y sana.
• Más del 50% de las mujeres espera ansiosamente que la próxima generación aprenda a comer de forma más sana en vez de hacer dieta.
• Casi el 80% de las mujeres contestaron que se necesita empezar a hablar a las jóvenes sobre la “belleza real” , cuanto antes, mejor.
 
“Como madre, me apasiona lo importante que es apoyar a las mujeres y las jóvenes, así como estimularlas a entrar en estos diálogos y discusiones cruciales sobre sus ideales de belleza e imagen corporal”, dice Giselle Blondet, actriz, autora y madre de una hija de 14 años.
 
Campaña por la Belleza Real

La Campaña por la “Belleza Real” fue creada en el año 2004 después que Dove presentara su primer estudio global, el cual encontró que sólo un 2% de las mujeres de todo el mundo se describen a sí mismas como bellas. Desde entonces, Dove ha implementado una serie de comunicaciones que presentan la “Belleza Real y el tema de la autoestima”. La empresa también lanzó un portal de Internet lleno de recursos de información (http://www.campaignforrealbeauty.com).
 
La respuesta de las mujeres a la campaña ha sido abrumadoramente positiva. Casi 1.5 millones de visitantes han compartido sus palabras de apoyo a estos esfuerzos de “www.campaignforrealbeauty.com” de ampliar la “definición limitada de belleza”. La campaña está siendo incluida en libros de texto de universidades y cursos de post-grado así como en documentales, paneles, conferencias y otras actividades científicas.
 
Fuente: Estudio Dove: “Beyond Stereotypes: Rebuilding the Foundation of Beauty Beliefs”
 

Niños y la Dieta Mediterránea

Un estudio llevado a cabo por expertos de ocho países europeos y dirigidos por el investigador Gianluca Tognon de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), concluye que una alimentación más en consonancia con la dieta mediterránea hace que los niños tengan un 15% menos probabilidades de tener sobrepeso u obesidad que aquellos que siguen otro tipo de dieta u alimentación.
 
Los investigadores analizaron los datos del estudio IDEFICS (identificación y prevención de los efectos sobre la salud de la dieta y el estilo de vida en niños y lactantes), tomando como parámetros el peso, la altura, la circunferencia de la cintura y el porcentaje de grasa corporal (IMC). Los padres de los niños también tuvieron que responder a un cuestionario sobre alimentación.
 
Gracias a la comparativa de todo el volumen de datos, los investigadores detectaron que los niños con alto índice de adhesión a una dieta similar a la mediterránea eran un 15% menos propensos a tener sobrepeso u obesidad que los que seguían una alimentación diferente a la mediterránea. Este resultado, además, no se veía influenciado ni por la edad, el sexo, el país de residencia o el nivel socioeconómico de la familia.
 
“La promoción de un patrón de dieta mediterránea ya no es una característica de los países mediterráneos. Teniendo en cuenta sus potenciales efectos beneficiosos en la prevención de la obesidad, este patrón de dieta debería ser parte de las estrategias de prevención de la obesidad de la Unión Europea y su promoción debería ser especialmente intensa en los países en los que se detectan bajos niveles de adherencia”, afirma Gianluca Tognon, líder del estudio.
 
Y es que la Dieta Mediterránea, tiene características que la hacen única, como por ejemplo:
 
1. La dieta mediterránea está incluida en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO. Su candidatura fue presentada por España, Grecia, Italia y Marruecos.
 
2. Tomar una copita de vino tinto diaria tiene numerosos efectos beneficiosos sobre nuestro organismo. Su acción se debe fundamentalmente a los polifenoles, que son utilizados por la flora intestinal para generar compuestos antioxidantes.
 
3. Los ajos, aderezo imprescindible en muchos platos de la cocina mediterránea, reducen el colesterol y los triglicéridos, combaten la hipertensión y contienen muchos nutrientes y vitaminas esenciales para nuestro organismo. Además, son depurativos, diuréticos y antioxidantes.
 
4. Cuando llega el verano, nada mejor que acompañar las comidas con una buena ensalada de productos de la huerta. Comer verduras y hortalizas regula la función intestinal y aporta una buena variedad de ingredientes que poseen mucha fibra y nutrientes esenciales.
 
5. El consumo regular de legumbres reduce la hipertensión, ayuda a prevenir el cáncer de mama y mejora el control de los niveles de azúcar en sangre.
 
6. Empezar el día con un zumo de naranja nos llena de energía y nos hace sentir de mejor humor.
 
7. Las investigaciones han demostrado que las personas que consumen tomate regularmente tienen menos riesgo de padecer derrames cerebrales.
 
8. El trigo ha sido cultivado en la Península Ibérica desde el Neolítico. Debido a eso, la dieta mediterránea se basa en gran parte en el consumo de alimentos derivados de este cereal.
 
9. Las uvas no solo sirven para hacer el vino. También ayudan a proteger la piel de los dañinos rayos ultravioleta del sol.
 
10. Uno de los clásicos en la dieta mediterránea es el aceite de oliva. Numerosas investigaciones han demostrado que combate el envejecimiento, protege el cerebro y reduce el riesgo de infarto.
 
 
Fuente: Eroski

Autor: Sarah Romero
 

Los alimentos con más fibra

 
¿Problemas para ir al baño?
Pruebe a incrementar su consumo de fibra. Y no nos referimos necesariamente a incluir en su dieta productos «enriquecidos» (galletas, yogures, leches) sino a los alimentos ricos por naturaleza en este compuesto que nos ayuda a sentirnos más «felices» con nuestra salud digestiva.
 
Los españoles comemos poca fibra, poco más la mitad de la cantidad diaria recomenda, que está entre los 25 y los 30 gramos al día. La razón es que «tomamos más proteínas e hidratos refinados, porque son más agradables al paladar; y menos frutas, verduras, legumbres y cereales, que es donde está mayoritariamente la fibra», explica a ABC Elena Pérez Montero, nutricionista del Hospital Universitario Quirón Madrid. Las legumbres, además, son ricas en antioxidantes, proteínas vegetales y no tienen grasa, a pesar de una injusta fama de que engordan.
 
Pero el consumo de fibra no solo es importante para evitar el estreñimiento. «Los estudios epidemiológicos de los últimos años han puesto de manifiesto que un aumento en la ingesta de fibra ayuda a prevenir la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares e intestinales», señala la doctora Julia Álvarez, coordinadora del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (Seen). Incluso se han publicado investigaciones, recuerda la experta, que sugieren que el consumo elevado de fibra «puede disminuir el riesgo de cáncer de dependencia hormonal (mama, útero, ovarios y próstata) y de localización en el tracto digestivo (cáncer de colon y recto)».
 
 
Diferencias entre cereales
Los cereales también son una fuente importante de fibra, pero cuidado, porque no todos los productos tienen la misma proporción. Hay que mirar la etiqueta. Por ejemplo, unos cereales de desayuno con base de arroz y miel cuentan con 1 gramo de fibra por cada cien gramos de producto, muy lejos del salvado de trigo (42,8 g/100 g), al que no superan ni los cereales con fibra del supermercado (29 g/100 g), según refleja la Base de Datos Española de Composición de Alimentos.
 
Para sacarle todo el partido, hay que tomar los alimentos lo menos procesados posible. La fruta, mejor entera que en zumo, y las legumbres, con su hollejo. Pese a que la naranja pierde más de la mitad de su fibra cuando se exprime, tomar su jugo puede ser una buena manera de aumentar la ingesta de líquidos, muy importante también para favorecer el tránsito intestinal.
 
Y cuando vaya a condimentar un plato, no se olvide de la especias. Aunque son unas grandes desconocidas en este sentido, la realidad es que tienen una elevada proporción de fibra y, aunque la cantidad de producto que añadimos sea pequeña, «no es despreciable», apunta Pérez Montero.
 
Respecto a los yogures con bifidus y otros productos enriquecidos que prometen ayudarnos a ir al baño a diario, deben enmarcarse en una dieta con alimentos naturales ricos en fibra para obtener «mayores beneficios», apunta la doctora Álvarez.
 
Y este verano, cuando esté de vacaciones, no eche la culpa al «cambio de baño». Beba más agua para evitar la deshidratación, amiga, junto al sedentarismo, del estreñimiento.
 
Fuente: ABC Salud.
Autora: Cristina Garrido
 

alimentos-fibra--644x362

Leer Más

Tratamientos Especiales Verano

Te presentamos nuestra gama de tratamientos especiales para este verano.
 
Tratamientos rápidos y de máxima eficacia gracias a la mejor tecnología y producto nutricosmético, para que disfrutes al máximo el verano luciendo tu mejor imagen.
 
Planes Nutricionales para verano
Porque verano no es lo mismo que descuidar tu alimentación.
 
PVP primera consulta: 35€
PVP consulta revisión: 15€
 
PresoFríoterapia
Combate y alivia la sensación de pesadez y mejora la circulación con nuestro tratamiento para piernas cansadas.
 
PVP 1 sesión: 18€
PVP Bono 5 sesiones: 75€
Duración aprox./sesión: 40 minutos.
 
ExfoHidratación
Haz que tu piel brille durante el verano con nuestro tratamiento especial exfoliante e hidratante.
 
PVP sesión: 35€
Duración aprox./sesión: 40 minutos
 
Higiene Facial Express
Cuida tu rostro y nutre tu piel gracias a nuestra higiene facial express.
 
PVP sesión: 35€
Duración aprox./sesión: 30 minutos
 
Hidratación Facial
Combate los efectos adversos de la exposición solar y devuelve la energía a tu rostro.
 
PVP 1 sesión: 35€
PVP BONO 4 sesiones: 100€
Duración aprox./sesión: 30 minutos
 
Mirada Radiante
Gracias a nuestro tratamiento para contorno de ojos, combatimos el cansancio en tu rostro y rejuvenecemos tu mirada.
 
PVP 5 sesiones: 100€
Duración aprox./sesión: 30 minutos
 
 

Tratamientos y precios vigentes desde el 11 de junio al 21 de septiembre de 2014.
 
Pide información sin compromiso y concierta tu cita en el teléfono 941 245 219  o a través del e-mail: [email protected]ética.com

 

Hands massaging female face at the spa

Leer Más