Botox

Botox: resultados inmediatos en verano

Consigue una piel suave y sin arrugas de expresión en muy poco tiempo

Una de las ventajas de los tratamientos Médico-Estéticos faciales, es que en algunos de ellos los resultados son casi inmediatos, por lo que son muy apropiados para épocas del año como el verano, en la que apenas tenemos tiempo (vacaciones, hijos,…), pero queremos mostrar nuestra imagen más radiante si tenemos un compromiso (bodas, eventos…).

Entre ellos, destacan los tratamientos con toxina botulínica (cuya denominación comercial más conocida es Botox).

El Botox es una variedad de la toxina botulínica que se produce por la bacteria Clostridium botulinum. Medicinalmente se utiliza para una variedad de condiciones médicas, como la migraña crónica, síndrome de vejiga hiperactiva, y espasticidad del miembro superior. En Medicina Estética, el Botox se utiliza para tratar y prevenir la aparición de arrugas, principalmente en las zonas superiores de la cara, y sobre todo para reducir las líneas moderadas a severas del entrecejo, también conocidas como líneas de expresión del entrecejo. Comúnmente se utiliza para la aparición de “patas de gallo” alrededor de las esquinas externas de los ojos.

Las arrugas faciales especialmente alrededor de la zona de la frente y los ojos son causa de la contracción de los músculos durante las expresiones faciales. A fin de que los músculos realicen esta contracción, los nervios liberan una sustancia química llamada acetilcolina sobre el punto donde las terminaciones de los nervios se conectan con el músculo y hacen que el músculo se ajuste. Cuando se inyecta el Botox en estas áreas, actúa como un inhibidor de la liberación de la acetilcolina, evitando de este modo la contracción del músculo y la resultante aparición de arrugas en la piel.

Durante el procedimiento, el Botox se inyecta con una aguja fina, directamente en el tejido neuromuscular, donde se encuentran las terminaciones nerviosas y los músculos. Mientras que la inyección de Botox no es una cirugía plástica invasiva, pueden ocurrir hinchazón temporal o hematoma en el lugar de la inyección, pero desaparecerán poco después de finalizado el procedimiento, como resultado del tiempo de recuperación mínima.

Después de administrar la inyección, tarda de 24 a 72 horas para que los resultados sean evidentes. Dado que la acetilcolina inhibe las cualidades, el Botox requiere un cierto tiempo para surtir un efecto completo. En algunos pacientes, este proceso puede tardar hasta cinco o siete días, dependiendo de la receptividad o inmunidad a la toxina del cuerpo.

Los efectos de una inyección de Botox duran de 4 a 6 meses, y no hay un número determinado en cuanto a la frecuencia para repetir el tratamiento. En general, existen muy pocos efectos secundarios posibles, y el Botox ha sido aprobado para uso repetido médico y estético por la FDA (EE.UU. Food and Drug Administration).

Tratamiento Toxina Botulínica: 349€ (297€ con tu tarjeta de Socio)
Tratamiento Toxina Botulínica DUO (trae a otra persona contigo): 270€ (realizando y abonando ambas el mismo día el tratamiento)

Tenemos más de 25 años de experiencia en Nutrición y Medicina Estética. Llámanos al 941 245 219, envíanos WhatsApp al 667 273 306 o visítanos en Avda. de Colón 43, Bajo (Logroño) y solicita tu Consulta de Evaluación Médica GRATUITA y sin compromiso.

Clinica Nutriestetica

Desde 1988, Clínica Nutriestética, dirigida por el Dr. Jose Antonio Hernández, se ha convertido en un referente en La Rioja en Nutrición y Medicina Estética.