Ácido Hialurónico 3 - SIN fondo

Tratamientos faciales con hidroxiapatita cálcica

Últimamente hemos recibido varias consultas sobre la hidroxiapatita cálcica (su nombre comercial más conocido es Radiesse®) y su utilización para la reducción de las arrugas, la reposición de volúmenes y la mejora del contorno del rostro.

Es un relleno inyectable con efecto lifting que aporta firmeza y tensión a la piel al actuar directamente sobre las células que producen el colágeno y la elastina.

Sus indicaciones son muy diversas al ser un producto muy versátil.

Una sesión dura generalmente entre 30 y 40 minutos. Los efectos son visibles inmediatamente tras la inyección, alcanzando sus resultados óptimos aproximadamente a los tres meses y aunque los resultados cambian de una persona a otra (ya que dependen del problema a corregir, del tipo de piel, edad y metabolismo de cada paciente), podemos hablar en general de una duración de entre 8 y 13 meses.

Es un tratamiento que puede combinarse con otros rellenos dérmicos.

En general no es un tratamiento doloroso (aunque en algunos casos se puede aplicar previamente una pequeña cantidad de anestesia tópica para minimizar cualquier molestia) y aunque algunos pacientes experimentan una discreta inflamación o enrojecimiento tras la inyección, permite la vuelta a la actividad diaria prácticamente de forma inmediata.

Amplía información sin compromiso o solicita Consulta de Evaluación Médica (GRATUITA y sin compromiso) en el 941 245 219 o escríbenos a preguntanos@nutriestetica.com

Leer Más

Botox hombre LOW

Toxina botulínica: un tratamiento eficaz

En España se aprobó el uso terapéutico de la toxina botulínica tipo A en 1992 con el nombre de BOTOX ® y el uso estético en 2004 con el nombre de VISTABEL® y posteriormente BOCOUTURE® y AZZALURE®.

Actualmente, el rejuvenecimiento facial con toxina botulínica es el procedimiento no quirúrgico más demandado y va cobrando cada día más adeptos, lo que podría explicarse gracias a la capacidad que posee de suavizar temporalmente las arrugas sin necesidad de pasar por el quirófano.

Su uso no cambia la expresión natural del rostro, dándole un aspecto más relajado y mayor luminosidad a la piel.

Es de aplicación simple y rápida y no necesita un tiempo de recuperación tras la infiltración, por lo que no es necesario interrumpir la rutina diaria de los pacientes.

Se utiliza para eliminar las arrugas de expresión faciales (fundamentalmente del tercio superior del rostro) ya que disminuye la estimulación nerviosa que las origina.

La infiltración se hace de forma ambulatoria y como los resultados son transitorios, es necesario repetir las aplicaciones de forma periódica (cada 4-6 meses)-

Proporciona a los pacientes elevados índices de satisfacción gracias a su efectividad en la eliminación o atenuación de las arrugas, lo que proporciona un aspecto más descansado.

Puede complementarse con otros tratamientos, como por ejemplo el relleno dérmico con ácido hialurónico que hidrata en profundidad, rellena los surcos y pliegues y repone el volumen perdido, mientras que la toxina botulínica relaja los músculos borrando las arrugas de expresión. De este modo, la terapia combinada consigue potenciar los efectos de cada uno de los tratamientos.

La clave del éxito de la toxina botulínica es que es un método poco invasivo (se realiza a través de pequeños pinchazos), no dura más de 20-30 minutos, apenas provoca molestias, no interfiere con el ritmo diario de la vida del paciente y consigue resultados tan visibles como naturales, siendo precisamente esta naturalidad lo que más llama la atención de este tratamiento.

Leer Más

2017.06.23 Entrevista Envejecimiento Cutáneo3

Entrevista: el envejecimiento cutáneo

El paso de los años nos pasa factura en todo el cuerpo, pero quizás se note más en la cara porque es nuestra carta de presentación. Os presentamos ahora una breve entrevista a nuestro Director Médico, José Antonio Hernández, con relación al envejecimiento cutáneo:

¿Por qué se produce el envejecimiento de la piel?
El envejecimiento de la piel es un proceso dinámico cuya evolución depende de factores genéticos y hormonales (lo que llamamos “reloj biológico”), pero además también hay una serie de factores ambientales, exógenos, como pueden ser la exposición al sol, la polución ambiental, la alimentación, el consumo de alcohol y tabaco y el estrés, que justifican que individuos de edad similar muestren unos grados de envejecimiento muy diferentes.

¿Y cuáles son las consecuencias de este proceso?
El resultado es que la piel sufre alteraciones en la epidermis y en la dermis y a la vez se produce una reducción del tejido graso subcutáneo. Las consecuencias son sequedad, flacidez, pérdida de elasticidad, menor capacidad de regeneración, menor espesor y una acentuación de los pliegues, lo que desemboca en la aparición de arrugas y alteraciones de la pigmentación.

Detener la huella del paso de los años en la piel se ha convertido en el objetivo principal de millones de personas en todo el mundo. Si el reloj biológico no se puede parar… ¿Se puede, al menos, retrasar?
Aunque la clasificación no debería hacerse por grupos de edad sino por los diversos signos que aparecen en la piel, cada etapa de la vida tiene unos signos de envejecimiento cutáneo, pero al mismo tiempo, existen distintos tipos de tratamientos para combatirlos y con unos cuidados constantes y adecuados, encontramos personas de edad madura que tienen una piel joven y con reducidos signos de envejecimiento. De eso, precisamente, se encarga la estética, la medicina estética y la medicina antienvejecimiento.

Entonces ¿podemos decir que cada etapa de la vida tiene unos signos de envejecimiento y unos tratamientos adecuados?
Efectivamente. Igual que en cada etapa convivimos con nuevos desafíos, inquietudes y problemas, también van apareciendo, como bien dices, signos de envejecimiento cutáneo progresivo. Afortunadamente, existen los centros, como nuestra Clínica Nutriestética, con los tratamientos y los profesionales para dar respuesta –y solución- a algunas de estas cuestiones.

Pues empecemos por la década de los 20: ¿Ya se empiezan a notar los años en la piel?
Al cruzar la barrera de los 20 aparecen los primeros indicios de cambio que nuestra piel experimenta: algunas manchitas, secuelas del acné juvenil, las primeras arruguitas finas… Pero que en general estamos a tiempo de revertirlo. A esta edad es recomendable efectuar limpiezas de cutis y utilizar cremas y máscaras hidratantes.

Seguimos con los 30
A esa edad aparecen las primeras arrugas y los poros abiertos como manifestación temprana del fotoenvejecimiento. Como tratamientos son aconsejables los peelings superficiales y la microdermoabrasión. Si se gesticula mucho, puede estar bien comenzar con alguna sesión de botox y comenzar a iniciarse en las cremas antiarrugas.

¿Y a los 40?
Comienzan a marcarse las líneas paralelas a la sonrisa y además los daños por el sol ya son de carácter moderado y pueden aparecer manchitas oscuras. Los tratamientos recomendables a esta edad son los peelings superficiales, los rellenos de arrugas, el botox y comenzar con cremas antiedad y antioxidantes orales. La radiofrecuencia también es un buen tratamiento a partir de esta edad

Pasamos a la década de los 50
En esta etapa, superado el medio siglo de vida, los cambios hormonales están a la orden del día, ya que llega la menopausia y su influencia sobre la piel es muy importante. Son comunes las manchas cutáneas, las arañas vasculares y las arrugas sin movimiento. A esta edad podemos aconsejar un peeling un poco más profundo, remodelación labial, relleno del surco nasogeniano y de las comisuras bucales, botox en el tercio superior del rostro, radiofrecuencia, la mesoterapia facial y los tratamientos despigmentantes.

Y acabamos con los 60 y más…
El paso del tiempo ha dejado ya una huella imborrable en el rostro y sus síntomas son mucho más marcados. Vemos un fotoenvejecimiento más severo, con aparición de arrugas por descolgamiento y por flacidez en todo el rostro, piel seca, atrofia cutánea y arañas vasculares entre otras. Para disimular esta huella se recomienda la mesoterapia facial con acido hialurónico y vitaminas que mejorarán la elasticidad y el tono de la piel. Los hilos tensores son una buena solución para la flacidez. También podemos indicar tratamientos despigmentantes con IPL o cremas, los rellenos de arrugas y el botox. Es importante mantener la piel hidratada con cremas antiarrugas y conveniente tomar complementos nutricionales a base de vitaminas, omega 3, antioxidantes y antirradicales libres.

Y por último ¿podemos dar consejos generales para cualquier edad?
Por supuesto. Una buena dieta con abundantes frutas, verduras y ensaladas es fundamental por su efecto antioxidante. Además ayuda a mantener un peso correcto.

Hay que beber suficiente agua. Son importantes los complementos nutricionales.

El ejercicio físico es determinante para la mejora de la salud y el bienestar de la persona, lo que se traduce también en la piel.

Limpieza diaria de la piel y exfoliación una o dos veces por semana. Uso de cremas adecuadas para cada edad.

Fundamental la protección solar adecuada desde edades tempranas. Aunque se repite constantemente, insistimos en que el sol es la causa principal del envejecimiento cutáneo y de las lesiones malignas de la piel.

Seguir el consejo de su esteticista y de su médico estético que adecuarán el tratamiento dependiendo del tipo de piel y de sus características personales. Hoy tenemos muchas alternativas a nuestro alcance, casi tantas como cada tipo de mujer. Lo importante es tener información y animarse a preguntar, porque el cambio debe ser progresivo y a conciencia porque la belleza tiene que ver con nuestra forma de vivir, de sentir y de cuidarnos.

Por eso, mi consejo principal es que aunque debemos hacer algo por nuestro cuerpo y por nuestra piel, debemos intentar no saltarnos etapas y vivir de acuerdo a nuestra edad.

Dr. José Antonio Hernández
Director Médico.
Clínica Nutriestética.

Leer Más

morale

¿Qué es la hipnosis?

La Hipnosis, muy lejos de ser una pérdida de control, es una predisposición por parte del paciente a escuchar profundamente al terapeuta y a realizar un esfuerzo por imaginar y creer lo que este dice, permitiendo aumentar el autocontrol y la concentración, mejorar la imaginación, aumentar la emotividad y recrear procesos y fenómenos implicándose en ellos hasta el punto de actuar como si fuesen reales.

La Hipnosis, por tanto, no es más que un estado de concentración máxima en las palabras del terapeuta, concediéndole permiso para hacernos experimentar una alteración de nuestra realidad en la que nuestro cerebro estará mucho más receptivo a las indicaciones terapéuticas y de modificación de conducta.

Está comprobado que en cada uno de nosotros existe una parte consciente y una inconsciente del mismo modo que también existen procesos y sucesos de los que somos conscientes y otros que pasan sin que siquiera nos demos cuenta, que se escapan de nuestra conciencia y que sentimos como automáticos.

Por eso es importante comprender que vamos a utilizar la Hipnosis para modificar esos patrones automáticos de nuestras redes neuronales sobrepasando el Factor Crítico de la mente, ese guardia que vigila, dentro de nuestra mente, como si fuera una fortaleza, que todo sea racional y que aparentemente todo tenga sentido.

Con la Hipnosis lo que hacemos es distraer al vigilante para colarnos en la fortaleza y conseguir que la mente acepte nuestras sugestiones para de ese modo poder crear un contexto adecuado para el cambio.

Nuestra mente funciona básicamente por la identificación de estímulos (por ejemplo, vemos un perro y lo identificamos como tal), la asociación de los mismos (puede que la asociación sea positiva, si tus recuerdos con perros han sido agradables, o negativa si has tenido alguna experiencia desagradable) y, en base al resultado de esta asociación, dando una respuesta automática la mayoría de las veces (acercarse a acariciar el perro, o salir corriendo).
Y estas asociaciones es una de las cosas que más utilizaremos en Hipnosis.

Debemos tener presente que nuestros comportamientos y actitudes son inconscientes hasta que los hacemos conscientes, por lo que la Hipnosis se basa no solo en conocer el inconsciente, explicarlo y acceder a esas partes, sino en reprogramarlas para que funcionen de manera automática y de forma más efectiva que antes.

En Clínica Nutriestética, es una técnica utilizada por el Dr. Hernández tanto como refuerzo en algunos procesos de pérdida de peso, como para erradicar hábitos poco saludables: fumar.

Amplía información sin compromiso en el 941 245 219, o concierta Consulta de Valoración Médica (GRATUITA y sin compromiso).

Leer Más

Gracias

Sorteamos 500€

¡¡Ya somos 3.000 seguidores en Facebook!!

Y lo queremos celebrar contigo. Por eso, sorteamos un

Cheque Regalo de 500€

Para que lo canjees en:

· Tratamientos Corporales
· Tratamientos Faciales
· Tratamientos Capilares
· Tratamientos Neurorregulación (dolor crónico, insomnio, estrés, cefaleas, etc.)

Y tan sencillo como:
1. Seguirnos en Facebook.
2. Compartir el post del sorteo.
3. Etiqueta a un/a amigo/a a quien pueda interesarle.

¡Anímate!

Vigente hasta 14 de junio de 2017.
Fecha publicación ganador: 16 de junio de 2017.
Fecha tope para canjear el bono: 30/09/2017.
No canjeable en metálico.
No compatible con otros descuentos o promociones.

Leer Más